27 C
Caracas
lunes, 1 marzo, 2021

AUDIO | La lluvia salva a los valeranos de la escasez de agua

-

 

Una familia de 7 personas, en el sector Plata IV, de Valera, palea la escasez del servicio con agua de lluvia, que almacenan en distintos recipientes, incluso piscinas | Foto: María Danieri

Septiembre trajo consigo a la temporada de lluvias. Torrenciales aguaceros caen casi todas la tardes sobre el valle de Valera, estado Trujillo, luego de mañanas asoleadas. De este modo ocurrió, sin falta, este miércoles 12 de septiembre, cuando Yorlany Maldonado atendía a sus dos hijas en el sector Plata IV. En otras regiones la lluvia puede ser molesta, pero para ella significa, que Dios abrió las tuberías del cielo para llenar sus baldes, poncheras y hasta una piscina de plástico, para niños, dispuesta en el porche.
Ocho días
La última vez fueron ocho días sin agua. La ama de casa, de 21 años, cuenta que, junto a su suegra, en ese tiempo compraron botellones de agua mineral exclusivamente para cocinar o tomar. El resto de los quehaceres (bañarse, lavar y limpiar) se hace con el agua almacenada o de lluvia.

«Nosotros compramos agua de botellón. Hace una semana estaba en Bs S 4,80, ya ahorita la estamos pagando a Bs S 10,00. La utilizamos sólo para comida y para tomar. Yo aprovecho cuando llega el agua o cuando llueve y lleno todo. Tobos, poncheras, bañeras y piscina».

Lee también: FOTOS | Segundo día de protesta en la avenida Baralt luego de dos meses sin agua

La Hidrológica de los Andes (Hidroandes), en esa oportunidad, informó que la interrupción del servicio se debía a la falla de tres de las cinco bombas, que distribuyen el agua (con energía eléctrica) a los distintos sectores del municipio Valera y parte de San Rafael de Carvajal.
De manera extraoficial, funcionarios relacionados a la empresa, explicaron que las fallas mecánicas se debían a las variaciones de voltaje en la energía eléctrica. El sistema de la plata, ubicada en el sector El Cumbe, al igual que toda la ciudad padece los llamados apagones en distintas horas del día.
El 8 de septiembre, a través de su cuenta en Twitter, Hidroandes informó que habían logrado recuperar dos de las tres bombas dañadas. El servicio de agua sería restablecido, pues las operaciones en la planta potabilizadora había iniciado. «Aquí llegó el agua el sábado en la tarde noche y la quitaron de madrugada. Antes de eso teníamos una semana sin agua» relató Maldonado, quien vive en una casa-anexo al lado de sus suegros. En las dos viviendas, en total viven cuatro adultos y tres niños, menores de 6 años.

Lee también: Seis municipios zulianos tienen más de 140 días sin agua

Colapso en el dique toma
El domingo, 9 de septiembre, algunas comunidades recibieron agua por pocas horas. Otras se quedaron con las ganas. El clima volvió a nublarse en la ciudad de «Las Siete Colinas» y la lluvia cayó fuerte en el cause del río Motatán, en las zonas altas del estado.
Como Maldonado, muchos llenaron sus baldes con agua de invierno para evitarse el gasto de hasta 200 Bs S por llenado de tanque. Cifra que cobran los conductores de camiones cisterna.
«A esta hora fuerte crecida del río Motatán genera emergencia en Dique Toma Valera, planta parada, se suspende el servicio de agua potable en municipios que dependen del Acueducto Metropolitano. Cuadrillas trabajan para restituir operaciones» publicó Hidroandes en un tuit, a las siete de la noche ese domingo.

Lee también: Más de diez días sin agua tienen comunidades de Puerto Cabello

Acostumbrada a resolver
Yorlany cuenta que desde esa fecha, no ha vuelto a llegar el agua, pese a que la empresa manifiesta que el sistema está el pleno funcionamiento. El 11 de septiembre reportaron, que la planta producía 1000 litros por segundo y enviaban agua a parte de la parroquia San Luis y Mercedes Días. «Mi suegra llamó a un ingeniero de Hidroandes y le dijeron que el agua nos llegaría hoy (miércoles) o mañana (jueves)» contó la ama de casa.
Mientras espera, las tuberías de Maldonado y sus vecinos, tienen cuatro días sin sonar. Se ha acostumbrado a la rutina de hacer maletas de ropa sucia e irse a casa de su mamá, en Santo Domingo, cerca del llenadero de Hidroandes, donde casi nunca falla el servicio. Lava ropa, baña a sus hijas y vuelve a su casa.
Un acueducto antiguo
El acueducto metropolitano de Valera tiene más de 40 años. Su sistema ha presentado constantes fallas relacionadas, principalmente a daños en motores y bombas, que funcionan con energía eléctrica. La construcción de uno nuevo ha estado en boca de políticos como promesa electoral y nunca ejecutada.
 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado