21.9 C
Caracas
jueves, 6 agosto, 2020

Alarmados pobladores del municipio Manapiare en Amazonas por brote de malaria

-

Puerto Ayacucho.– A través de un exhaustivo trabajo de investigación realizado por el equipo del Observatorio Indígena Kapé Kapé en Amazonas, en un amplio recorrido hecho por las siete jurisdicciones de la región, se pudo comprobar el alto índice de malaria que se registra desde el año 2018 en todas las comunidades indígenas, que además sufren por la falta de tratamiento.

Luis Betancourt, como principal investigador de esta organización, dio a conocer que permaneció varias semanas internado en la selva con un grupo de compañeros con el firme propósito de llegar a comunidades de difícil acceso, donde conversaron con sus habitantes para así recopilar información y datos reales sobre la situación que se presenta en esas localidades y que muchos desconocen.

Betancourt aseveró que una de las comunidades con más casos de paludismo es Pozo Terekay, en el municipio Manapiare, que pertenece a la etnia Huottoja. Allí los pobladores denunciaron la grave situación de salud que padecen, en especial por los repuntes de malaria, que se incrementan cada día por la proliferación de zancudos que existe en la actualidad.

Lee también:

Epidemiología confirmó siete casos de difteria en el estado Amazonas

«Estos brotes se presentan en determinados momentos según los periodos de lluvia, emergencia que se agrava por la falta de tratamiento antimalárico en la zona», expresó el investigador de Kapé Kapé luego de sostener una conversación con el capitán de la referida comunidad, y además agregó que no existen planes para evitar que la enfermedad se propague.

Detalló que los habitantes de esta comunidad indicaron que el tratamiento siempre llega, pero no es suministrado con la dosis completa a los pacientes de paludismo, irregularidad que pudiera ser la causa de las reincidencias que frecuentemente padecen los afectados. «El ejemplo más evidente es el caso del propio capitán, quien en poco menos de dos años ha sufrido cinco veces de paludismo por no cumplir con el tratamiento completo» aseguró.

Cifras alarmantes

- Advertisement -

En este pequeño poblado, habitado por 428 personas, cerrando el último trimestre del año 2018 se registró una incidencia de 187 afectados por malaria, de los cuales cinco fallecieron, tres de ellos menores de edad y dos adultos.

Se conoció también que el ambulatorio, aunque cuenta con excelentes condiciones y espacio de infraestructura, tiene varios años sin abrir sus puertas por falta de médicos, medicamentos, materiales, sumándose la falta de gasoil para la puesta en funcionamiento de la planta eléctrica, lo cual ayudaría a usar equipos de alta tecnología.

¿Qué tan útil fue esta publicación?