Abuela de bebé fallecido en Chacao cree que vacunas estaban vencidas

Cecilia García, abuela paterna del bebé fallecido, alega que su nieto era muy sano. Transcurridos más de dos días del fallecimiento, aún se desconocen los resultados de la autopsia

1130
Los padres llevaron al bebé a Salud Chacao, donde llegó sin signos vitales | Foto: cortesía @SaludChacao

Caracas.- Alrededor de las 10:00 pm del viernes 15 de mayo, Miguel Ángel Poleo Reyes, de 11 meses y 19 días de nacido, se durmió profundamente y no volvió a despertar. Al menos así lo cuenta su abuela paterna, Cecilia García, una de las últimas personas que tuvo en sus brazos al bebé luego fallecido antes de que se confirmara la muerte, cuyas causas aún están en investigaciones.

LEE TAMBIÉN

Muere bebé después de recibir vacuna en jornada médica en Chacao

El bebé había fallecido ocho horas después de que le fuera administrado un esquema de cinco vacunas durante una jornada de inmunización efectuada en el sector El Pedregal, en el municipio Chacao, al este de Caracas, muy cerca de donde residía el bebé con su hermano de tres años, sus padres y su abuela. García desmintió que su nieto convulsionara antes de morir, como se especuló en redes sociales tan pronto trascendió la noticia, derivada de un reporte preliminar de Protección Civil (PC).

“Para mí que fueron las vacunas. Yo digo que esas vacunas estaban vencidas. Le aplicaron la pentavalente y polio; de las otras no me acuerdo, pero fueron cinco en total. Ella (su mamá) lo acostó y bajó a bañarse. Cuando subió, lo cargó, pero ya el niño estaba muerto. Lo llevamos a Salud Chacao con la esperanza, pero cuando yo lo cargué ya el niño estaba frío. Se quedó dormido profundamente, porque no había querido dormir en todo el día. Desde que llegó solo le dolía la piernita y tenía su malestar normal”, contó la abuela a El Pitazo.

Muerte inexplicable

Pese a su sospecha, García reconoce que el bebé mostró síntomas comunes asociados a la vacunación. Nada de qué alarmarse. En su repaso de los hechos, intenta reconstruir cada arrullo, cada vez que pasó de brazo en brazo, como quien busca una pista, una respuesta a tan repentina e inexplicable muerte. Pero la búsqueda es infructuosa. El bebé ni siquiera había presentado un llanto prolongado antes de que lo hallaran fallecido. Además, la abuela confirmó que era la segunda vez que lo vacunaban.

“A las 2:00 pm lo vacunaron, llegó a la casa. Ellos viven conmingo y estuvo de brazo en brazo, por su malestar como hasta las 9:30 pm. Ya a las 9:45 pm, el niño tenía sueño. Le tocaba su medicamento para el quebranto, porque tenía 38° C de fiebre. No eran tan alta. Le dije a la mamá que le diera el medicamento y al rato le subí su pañito, como uno acostumbraba, cuando le daba fiebre, para bajársela”, recordó.

La actividad fue organizada por el Distrito Sanitario N° 7, dependencia del Ministerio de Salud, único organismo facultado para la distribución, control y aplicación de vacunas en Venezuela. La jornada, un evento excepcional en medio de la pandemia por COVID-19, se realizó gracias al apoyo logístico de la Gobernación del estado Miranda. De hecho, García aseguró que los padres del niño, Rosa Virginia Reyes y Francisco José Poleo, su hijo, se enteraron de la vacunación por voceros del Consejo Comunal.

Una causa común

Como Miguel Ángel, otras 33 personas que fueron vacunadas el pasado viernes, presentaron reacciones y fueron atendidas en el Ambulatorio Dr. Guillermo Hernández Zozaya de El Pedregal. A todos se les dio de alta unas horas después del ingreso, confirmó Magia Santi, presidenta de Salud Chacao. En el centro de salud se les aplicaron fármacos para atenuar los síntomas y se les mantuvo en observación preventiva.

LEE TAMBIÉN

China dice que vacunas que desarrolle estarán disponibles como bien público

La funcionaria detalló que todos los atendidos presentaron síntomas similares. Además de 29 niños, cuatro mujeres embarazadas también asistieron al ambulatorio por malestares. La mayoría presentó fiebre y dolor de cabeza, reacciones comunes a la aplicación de algunas dosis. Ningún caso se remitió a otro centro de salud, pues los diagnósticos se controlaron de forma ambulatoria. Todos tenían en común la inmunización.

“Se realizaron 34 atenciones relacionadas con la jornada de vacunación efectuada en el sector Pedregal por parte del Distrito Sanitario 7 del Gobierno de Miranda. 29 menores de edad con síntomas en su mayoría fiebre y cefalea, 4 adultas embarazadas con iguales síntomas. Todas evaluadas y dadas de alta. Un menor sin signos vitales, del cual se desconoce causal”, detalló.

Pesquisa

Santi aclaró que a la dependencia a su cargo no se le notificó la actividad. Debido a esto se desconoce el número total de vacunados y datos adicionales sobre a qué población estaba dirigida la convocatoria. Fuentes vinculadas al Ministerio de Salud consultadas por El Pitazo difirieron sobre el número preciso de vacunados. Lo único cierto es que no supera el centenar de personas. El caso se reportó al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), al que le corresponde descifrar las causas del deceso.

“Salud Chacao desconocía dicha convocatoria; por tal motivo no conocemos a cuántos se vacunó, ni el rango de edad. Se practicó el protocolo del caso y se informa al Cicpc de acuerdo a normativa médico legal. Dicho ente se presenta y retira el cuerpo para la práctica de necropsia a fin de determinar causa de deceso, sin que se nos haya notificado el resultado de la misma”, agregó Santi.

Miguel Ángel, el bebé fallecido, era un niño que su abuela describe como muy sano. Por eso, la muerte les resulta inexplicable. Según el protocolo sobre afecciones relacionadas con la vacunación de la Organización Mundial de la Salud, el porcentaje de fallecimientos atribuibles a la administración de vacunas es muy bajo. Hasta esta publicación no habían sido develados los resultados de la necropsia.

A los familiares de Miguel Ángel solo les queda esperar que el procedimiento forense concluya para poder velarlo. Una hora, como está permitido por las restricciones impuestas para contener la pandemia. Los últimos sesenta minutos que podrán vigilar el sueño de su bebé. Mientras, continua la pesadilla a la que ninguno en esa casita de El Pedregal es inmune.

5/5 (14)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO