80 enfermeras podrían renunciar en el Hospital Pastor Oropeza de Barquisimeto

La presidenta del Colegio de Enfermeras del estado Lara, Elda Jiménez, advirtió de persecución y explotación laboral en el centro de salud adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss)

249
Rosaura Pichardo tiene 10 años de servicio en el Ivss, ahora es amenazada con ser destituida por protestar. Foto: Liz Gascón

Barquisimeto.- Las enfermeras del hospital Pastor Oropeza de Barquisimeto cumplen cuatro días de protestas por aumentos salariales y dotación de insumos. Evalúan convocar a un paro general hasta obtener respuestas de las autoridades.

80 de las 350 enfermeras del centro de salud adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) podrían renunciar por las condiciones de explotación y persecución laboral, advirtió la presidenta del Colegio de Enfermeras del estado Lara, Elda Jiménez.

El déficit de enfermeras en el Hospital Pastor Oropeza se ubica en 78 %. Entre 2018 y 2019 la nómina se redujo de 530 a 350 licenciadas, técnicos superiores y auxiliares.Jiménez indicó que la directiva también ha negado o retrasado trámites de jubilación a quienes cumplen con los requisitos para encubrir la falta de personal.

Dos enfermeras por servicio

“Debería haber una enfermera por cada seis pacientes estables o cuatro pacientes críticos, pero la realidad es otra. En hospitalización pediátrica hay treinta y nueve camas habilitadas para dos enfermeras”, explicó la trabajadora Belkis Medina.

En el Hospital Pastor Oropeza el número de enfermeras por turno en cada servicio se redujo de nueve a dos.

LEE TAMBIÉN

En Lara les quitan energía eléctrica para suministrarle al estado Zulia

“Tenemos que encargarnos de los pedidos de medicamentos en almacén, tomar las muestras y cumplirle tratamiento a los pacientes en condiciones adversas. Cobramos menos de sesenta mil bolívares quincenales, no tenemos insumos para trabajar y nos amedrentan por exigir nuestros derechos”, agregó Rosaura Pichardo del área de hospitalización de medicina interna.

Trabajan sin condiciones

Pichardo reiteró que carecen de materiales descartables para atender a los pacientes y la distribución que hace el Ivss es insuficiente. “No tenemos guantes, tapabocas ni implementos”, añadió.


El gremio de enfermería en Lara asistió a la marcha del Día del Empleado Público para denunciar las adversas condiciones en los centros asistenciales. Foto: Liz Gascón

La médico y diputada María Teresa Pérez señaló que las enfermeras están expuestas a infecciones intrahospitalarias y enfermedades contagiosas por la falta de materiales de protección. El riesgo de contaminación es más alto por la falta de mecanismos de barrera y limpieza.

El personal del Hospital Pastor Oropeza también ha denunciado que el racionamiento de agua les impide realizar el lavado de manos obligatorio antes y después de manipular a los pacientes.

Diariamente, las trabajadoras paralizan sus actividades durante una hora y elevan pancartas en las afueras del centro de salud para exigir reivindicaciones.

Las protestas se mantendrán hasta alcanzar acuerdos con la directiva que se ha limitado a amenazar con despidos a quienes organizan las protestas.

DÉJANOS TU COMENTARIO