66 niños especiales sufren las consecuencias de los apagones en Barquisimeto

96

Barquisimeto.- 66 jóvenes especiales residen en el Hogar de Niños Impedidos Don Orione (Honim), en Barquisimeto, estado Lara. Los apagones han generado angustia en ellos y en sus cuidadores, como informó el padre Laudence Betancourt, quien preside esta institución.

“Tenemos jóvenes que hacen actividades afuera y nosotros los llevamos, para que no estén todo el día encerrados, pero con el problema de la luz no hay movimiento, están aquí ociosos y eso altera más sus emociones”, expresó Betancourt.

Para los 55 trabajadores, mencionó que el trabajo se les triplica. Deben sacar de las habitaciones a quienes no pueden caminar, debido al calor y tenerlos en los pasillos y patios, para que puedan soportar el día a día sin electricidad.

“Nuestros trabajadores llegan estresados, porque en sus casas tampoco tienen luz, ni agua y el transporte público cada vez está más escaso”, dijo el padre.

LEE TAMBIÉN: 

LOS NIÑOS SON LOS MÁS AFECTADOS POR APAGONES EN YARACUY, ADVIERTE PSICÓLOGA

Señaló que el calor, los zancudos y el miedo porque sean víctimas de la inseguridad, debido a »la oscurana”, son factores que inciden en que vivan en una constante angustia dentro del Honim.

Con la ayuda de una planta eléctrica pequeña han puesto a funcionar la lavandería, para evitar que la ropa de cama y de los muchachos permanezca sucia, con las consecuencias para la salud que esto podría traer, sin embargo, el padre Laudence pide ayuda para una planta más grande, que pueda dar electricidad a toda la institución.

“Desde la Gobernación nos dieron 200.000 bolívares para el funcionamiento de todo el año, lo que cuesta un saco de azúcar, más o menos. Y de la alcaldía nada. Aquí vivimos principalmente con las donaciones voluntarias de empresas privadas y particulares”, sentenció el sacerdote.

Desde la institución Lácteos Los Andes, mencionó que recibieron una donación durante el primer apagón, a principios del mes de marzo.

Piden ayuda

Solicitan ayuda para la compra de productos de limpieza, debido a sus altos costos actuales. En cuanto a las medicinas más necesarias, solicita anticonvulsivos y antidepresivos como Tegretol, carbamazepina, valprón tabletas, ridal, risperidona, entre otros.

“Lo que más necesitaríamos en este momento es una planta eléctrica de 130 kva trifásica”, dijo el padre Laudence Betancourt.

Además de atender a estos niños y jóvenes con capacidades especiales, también entregan entre 15 a 20 almuerzos a diarios, a personas que se acercan a diario a esta institución.

“Hacemos lo que podemos, con las comidas trabajamos casi al día, porque tampoco se puede almacenar alimentos con estas fallas eléctricas…”, indicó el sacerdote.

LEE TAMBIÉN: 

ALIMENTA LA SOLIDARIDAD INVITA A CONCIERTO BENÉFICO

Este martes recibieron una donación del grupo Alimenta la Solidaridad, de ocho kilos de carne de soya, 14 kilos de pasta y 1 saco de 50 kilos de fororo.

“Estamos viviendo una crisis dolorosa, a los organismos que están en el poder no les importa el nivel de miseria en que estamos viviendo los venezolanos”, sentenció Daniel Antequera, uno de los representantes de la organización Alimenta la solidaridad.

El Honim está ubicado en el barrio El Suspire, entre avenida Morán y avenida Bracamonte. Su teléfono es 0251- 2518656.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.