27.2 C
Caracas
martes, 1 diciembre, 2020

Experto en serpientes: Venezuela registra 60 muertes anuales por falta de suero antiofídico

El capitán de Bomberos marinos, Luis Contreras, se ha dedicado a ayudar a personas víctimas de emponzoñamiento ofídico y asegura que la falta de producción y distribución de suero antiofídico en el país pone en riesgo a población altamente vulnerable

-

 Al año, unas 60 personas mueren en Venezuela por causa de emponzoñamientos ofídicos, como se le conoce al envenenamiento tras la mordedura de serpientes. El registro corresponde a cifras aportadas por el Capitán de Bomberos del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea), Luis Contreras, un venezolano que ha dedicado su vida a salvar las de otros que atraviesan esta situación.

Contreras explica que la exposición a sufrir este tipo de accidentes aumenta en esta época del año cuando inicia la temporada de lluvia y que la falta de inversión y de capacidad de distribución de suero antiofídico comprometen aún más la salud de los pacientes envenenados. Actualmente solo en el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV) se produce un tipo de suero antiofídico, y la casa de estudios no cuenta con presupuesto para mantener la producción y distribución, así lo explicó el capitán Contreras en entrevista telefónica a El Pitazo, este viernes 5 de junio.

“Es un viacrucis cuando alguien resulta con envenenamiento porque a veces hay en el hospital, pero muchas veces no y es cuando empiezan a pasear a la gente y a perder tiempo valioso”, apuntó el especialista con respecto a la dotación de los antídotos necesarios para las mordeduras de las serpientes que existen en Venezuela.

LEE TAMBIÉN

Falcón | Fallece adolescente mordido por serpiente en espera del suero antiofídico

Contreras apunta que los sueros antiofídicos deberían encontrarse en los hospitales generales de las principales ciudades del país, pero que lamentablemente la mayoría no tiene y los afectados tardan mucho en alcanzar estos sitios, pues por lo general vienen de zonas apartadas de las ciudades.

LEE TAMBIÉN

Un año sin suero antiofídico tienen en la Sierra de Perijá

El capitán de bomberos refiere que es fundamental que los sueros antiofídicos se encuentren al menos en los estados Barinas, donde se registran 2.100 emponzoñamientos ofídicos por año y Zulia, donde ocurren unos 1.700 anualmente. Estas son las dos entidades donde ocurren más mordeduras de este animal.

Dos muertes recientes en el estado Zulia y otra en Falcón por esta causa confirman la tesis de Contreras. Explica que en el país se adelantaron unos tres proyectos para la creación de suero antiofídico, pero que todos están detenidos por falta de presupuesto. El bombero marino informó que solo durante la cuarentena se han registrado al menos 45 casos de emponzoñamiento ofídico de serpientes en Zulia y más de 70 entre el Occidente y los Andes venezolanos.

- Advertisement -

“Ya adelantábamos la creación de suero experimental, pero con la situación del país todo se vino abajo. Se adelantaban tres plantas; una en la Universidad de Oriente para hacer suero coral. El segundo comenzó en 2006 en el Parque Tecnológico de la Universidad del Zulia y un tercero desde la Facultad de Ciencias de la Universidad de los Andes”, relata Contreras, quien específica que la falta de recursos y apoyo en la producción de este fármaco empeora la situación y pone en peligro a los pacientes.

Escasez mundial

El Capitán Contreras, encargado de monitorear y dar respuesta a los casos en el Occidente venezolano de personas atacadas por animales con ponzoñas y esporas letales, asegura que la escasez de suero antiofídico es problema de salud mundial y que en el año 2011 la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta declarando las mordeduras de serpientes como un problema de salud pública que cobra la vida de 150 mil personas al año y pone en riesgo a otras 400 mil que son amputadas o pasan a depender de diálisis.

Explica que la razón de la escasa producción es el alto costo de producirlo, pues se requieren caballos Purasangre y criaderos de serpientes para su elaboración y el uso cosmético del veneno de estos animales. “El problema es que del veneno de serpiente se elaboran casi el 70% de los medicamentos y cosméticos en el mercado mundial y la industria farmacéutica no hace suero porque no es rentable. Y quienes hacen eso son solo empresas con convenios con el Estado”, agrega.

Actualmente solo la UCV produce las pocas cantidades de suero antiofídico disponibles en Venezuela

Contreras que recorre el país desde hace más de 20 años para ayudar a personas con esta clase de envenenamiento, explica que en años anteriores podía ayudar a más personas gracias a los donativos de países fronterizos donde la producción de sueros antiofídicos es regular como Brasil o Costa Rica, sin embargo, la crisis humanitaria en Venezuela dificultó y llevó a segundo plano este requerimiento.

A esto se suman los costos, pues un suero de coral puede costar hasta 40 millones de bolívares y 550 mil pesos cuesta un equipo de suero antiofídico en Colombia de los que normalmente se requieren mínimo cinco cajas para el tratamiento de un solo paciente.

En Venezuela las mordeduras más comunes, según el especialista, son las de las especies mapanare, causantes del 85% de los casos de envenenamiento en el país, seguidas de las de cascabel (12%), las de coral (2%) y las conocidas como cuaimapiña (1%). No obstante, en la UCV solo se produce suero antiofídico para serpiente mapanare y los demás deben ser importados.

Barinas y Zulia son los estados en los que ocurren la mayor cantidad de emponzoñamiento ofídico ofídicos del país anualmente

El problema es la distribución de suero. No hay distribución y es el Ministerio de Salud el que debe repartirlo para que llegue a todos los hospitales generales. Una persona puede recorrer tres estados en busca de suero y muere en el intento o es amputada porque 90% de las personas a las que muerde una serpiente son de escasos recursos”, aclara Contreras.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado