17.2 C
Caracas
jueves, 3 diciembre, 2020

2 de 12 mujeres con cáncer amparadas por Cidh fallecieron entre 2019 y 2020

Las pacientes fallecieron luego de años sin acceso a tratamiento, que fue suspendido en el año 2017 y por el que pidieron amparo. Más de 500 mil mujeres están en riesgo de desarrollar cáncer de mama, pero no pueden acceder a detección oportuna, según Funcamama

-

Caracas.- Sus nombres quedaron en reserva, pero no en el olvido. Casi en el total desamparo murieron dos de las 12 pacientes con cáncer de mama a quienes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) favoreció con una medida cautelar de protección. Las muertes ocurrieron después del 3 de junio de 2019, cuando se introdujo la solicitud de la medida. Así lo reveló este viernes, 23 de octubre, Nancy Cardozo, gerente general de la asociación civil Senos Ayuda, durante una rueda de prensa que convocaron las ONG que solicitaron el amparo ante la Cidh.

“Dos de las personas que forman el grupo de doce fallecieron durante este periodo. Eso lo que hace es demostrar que, efectivamente, cuando estas mujeres se acercaron a pedir ayuda y a solicitar que las apoyáramos, se encontraban en peligro real de muerte. Eso es triste decirlo, pero el tiempo nos dio la razón. Muchas llevaron adelante sus tratamientos con el apoyo de familiares y amigos. Pero dos de ellas no pudieron completar su tratamiento”, lamentó.

En la resolución, que se publicó el pasado 19 de octubre, el organismo solicita al Estado venezolano adoptar las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud de las beneficiarias. La decisión fue una respuesta a la petición conjunta de las organizaciones Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Acción Solidaria, Prepara Familia, Fundación Lucha Contra el Cáncer de Mama (Funcamama), además Senos Ayuda. El trámite inició formalmente el pasado 3 de junio.

Sobrevida en suspenso

Durante el encuentro, realizado a través de la plataforma Zoom, dos de las diez sobrevivientes contaron las condiciones contra las que actualmente lucha para superar la enfermedad. Ambas iniciaron sus tratamientos en la red pública de salud. No obstante, fue paralizado luego de la intervención quirúrgica o de radioterapia, debido a la escasez de fármacos que requerían para completar el ciclo. En los dos casos las gestiones para continuar las terapias continúan, sin el apoyo oficial.

Lery Viloria, de 47 años, recibió diagnóstico de cáncer de mama en septiembre de 2017. A partir de esa fecha accedió a 20 sesiones de radioterapia, indicadas por las características del tumor encontrado. Posteriormente, requeriría ingerir por cinco años el medicamento Tamoxifeno. Esta medicina es una fórmula complementaria, que reduce la probabilidad de que aparezca una nueva lesión.

LEE TAMBIÉN

En Venezuela transcurre otro octubre sin estadísticas de sobrevivientes de cáncer de mama

- Advertisement -

Hace más de un año intentó introducir por sexta vez lo recaudos para ser beneficiaria de ayuda gubernamental. Nunca recibió ni la dosis mínima de tratamiento. Pese a completar las diligencias para acceder a la medicina subsidiada, desde finales de 2017 el producto desapareció de las farmacias de alto costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss). Este organismo tiene el monopolio de la importación y distribución de medicinas para pacientes crónicos.

“En mi caso no debí someterme a quimioterapia, sino que me indicaron una terapia química durante con el medicamento llamado Tamoxifeno. Lamentablemente, a partir de ese momento traté de buscar la medicina aquí en Venezuela, acudí innumerables veces al Seguro Social, donde ni siquiera me quisieron recibir las carpetas con los recaudos, porque simplemente ellos no tenían el tratamiento. Ha sido muy difícil la situación, porque el tratamiento no se consigue ni en el sector privado”, expuso.

LEE TAMBIÉN

Al cáncer de mama, con amor: historias de resiliencia contra todo pronóstico

Aliciente

María Alejandra Díaz, de 44 años, fue diagnosticada con cáncer de mama estadio II en julio de 2015. Al año siguiente empezó las quimioterapias, para luego continuar con cirugías y finalizar con radioterapia. La garantía de estos tratamientos dependía de que se sometía a una terapia de bloqueo hormonal. Para esto debía ingerir Gosereline y Tamoxifeno, los cuales les proporcionó el Ivss de abril a agosto de 2017. Hasta la fecha en la agencia oficial no se consigue ninguno de los dos compuestos.

Por los altos costos muchas no podemos seguir el tratamiento. Muchas veces acudí al Seguro Social a buscar tratamiento, después de mi cirugía y simplemente mis archivos fueron engavetados. La primera vez tardaron mucho en entregármelos, después tuve que recurrir a ONG, que me han tenido en cuenta cuando reciben medicamentos donados”, manifestó. La red hospitalaria solo puede cubrir la demanda de detección de 0.5 de los 5 millones de mujeres que requieren exámenes de despistaje.

La presidenta de Funcamama, Luisa Rodríguez Táriba, celebró la decisión de la CIidh. A su juicio este tipo de medidas, aunque no son de obligatorio cumplimiento para el Gobierno, representa un llamado de atención para otras instancias se ocupen de la emergencia. Recordó que las deficiencias del sistema de salud venezolano abarcan desde la fase de detección.

En Venezuela son 547.139 mujeres sin acceso al sistema de salud público, que tienen el riesgo de desarrollar cáncer de mama en el año 2020. Porque de cada 10 mujeres en el país, 1 desarrollará cáncer de mama, según las estadísticas de la Sociedad Venezolana de Mastología. La Organización de Naciones Unidas en su informe GloboCan 2019, que la mortalidad por cáncer de mama en Venezuela en 2020 sería de 3.199 mujeres. Esta proyección es de antes de la pandemia del COVID-19”, alertó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado