27.3 C
Caracas
jueves, 6 mayo, 2021

Venta de crudo a China e India no evitará caída de ingresos a Venezuela

-

Analistas económicos advierten que aunque se coloque en estos mercados el crudo que se vendía a Estados Unidos, el ingreso que percibirá el país será menor por las dificultades que habrá para procesarlo y por el aumento de los fletes

.

El 80% del ingreso del Estado venezolano tradicionalmente provino de la venta de alrededor de 500 mil barriles de petróleo por día que hacía PDVSA a los Estados Unidos. Su pago de contado proveyó al gobierno de recursos para importar alimentos, medicinas, materia prima, insumos y equipos para toda la industria.

Tras las sanciones impuestas por el el Departamento del Tesoro de ese país a Petróleos de Venezuela, que contemplan que esta empresa no podrá exportar crudo a EE.UU. ni cobrar las facturas por las ventas de petróleo ya realizadas, mientras no haya un cambio en la gestión de gobierno, China e India se han presentado como mercados a los que podría dirigirse ese petróleo.

Aunque estos países puedan comprar al menos una parte de ese crudo que se vendía a Estados Unidos, algunos analistas advierten que el ingreso para Venezuela no será el mismo. El experto petrolero José Toro Hardy considera que ésta es una opción “inviable” en términos económicos, fundamentalmente porque el petróleo pesado nacional amerita de instalaciones con características específicas para procesarlo y es en Estados Unidos donde Pdvsa cuenta con tres refinerías para hacerlo.


28%

estima la firma Torino Economics que el Producto Interno Bruto podría contraerse este año.

“El problema es que quien lo compre (el petróleo venezolano), lo va a comprar simplemente para mezclarlo con crudo liviano de otra procedencia y lograr una mezcla media que sirva para ser procesado en una refinería convencional, en tanto que cuando lo procesábamos en las refinerías americanas, lo estábamos procesando en una refinería diseñada como un traje a la medida para las características de nuestro crudo. Vendiéndolo de esa forma lo que vamos a obtener es una fracción del precio o de lo que obteníamos cuando lo vendíamos en nuestras propias refinerías en los Estados Unidos”, explica el experto.

Las relaciones económicas que Venezuela mantiene con China y que incluyen préstamos financieros a cambio de petróleo, a juicio del economista Ramiro Molina podrían facilitar que parte del crudo que se vendía a Estados Unidos pueda ser colocado en esa nación de Asia. “Las ventas ahora generarían menos dólares porque el flete es mayor y por toda la curva inicial de buscar compradores, pero eso estaba en el tablero desde hace tiempo. Mientras esté abierta esa puerta con China, (ese país) sigue siendo fundamental para una administración como ésta”, expresa.

- Advertisement -

Sin embargo, advierte que no puede perderse de vista la tensión comercial que mantienen China y Estados Unidos, en la que no descarta pueda considerarse el escenario de sanciones a la petrolera venezolana. “Estados Unidos ha mostrado una decisión de incrementar el alcance de las sanciones, entonces no me extrañaría que ponga esa pieza ahí”, advierte Molina.


23.000.000%


podría ser la cifra de la hiperinflación que se podría superar en Venezuela,
según la firma Torino Economics, previo a las sanciones.

En el caso de Rusia, país que también permanece como aliado económico de la gestión de Nicolás Maduro, el economista estima que su alcance para apoyarla es limitado. “No puede como Estado tomar una responsabilidad financiera de la magnitud que necesita una economía como la venezolana”, afirma.

Ramiro Molina destaca la relevancia de la relación entre Venezuela y la petrolera rusa, Rosneft, con la que el país mantiene compromisos financieros que son pagados con crudo, pero considera que ésta no desviará sus objetivos como empresa. “Es una compañía que su negocio es el petróleo, es una compañía que cotiza en bolsa y que se guía por estándares privados, entonces no es que está siendo una relación de salvar la administración de un gobierno, porque no está para eso”, afirma.


La producción de crudo de Venezuela pasó de 2.397.000 barriles por día en 2013 a 1.197.000 barriles por día, en septiembre de 2018, una caída de 1.200.000 barriles diarios


Impacto en el precio del crudo

En la primera semana de las sanciones establecidas a Petróleos de Venezuela, el precio del petróleo subió. El West Texas Intermediate, cerró el viernes 1 de febrero en 55,26 dólares el barril, lo que representó un aumento semanal promedio de 2,92%

Kathryn Rooney Vera, directora de Investigación y Estrategia de Bulltick Capital explicó que estas medidas no tuvieron gran impacto sobre el precio del petróleo porque no implican que Estados Unidos dejará de pagar el crudo a Venezuela, sino que este dinero se mantendrá en cuentas congeladas y se hará entrega a una administración distinta. “Muchos decían que si se establecían sanciones al petróleo venezolano, el precio de dispararía, pero no fue así”, afirmó.

Rooney destacó que ante la posibilidad de un cambio político en el país, no solo ha aumentado el precio de los bonos soberanos de Venezuela, sino el interés de los inversionistas en estos instrumentos de deuda.

Mayor decrecimiento e hiperinflación en el horizonte

Según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo citando cifras reportadas por fuentes secundarias, la producción de crudo de Venezuela pasó de 2.397.000 barriles por día en 2013 a 1.197.000 barriles por día, en septiembre de 2018, una caída de 1.200.000 barriles diarios que provocó un descenso de los ingresos petroleros.

La firma Torino Economics estima que las exportaciones venezolanas, constituidas principalmente por petróleo y derivados, en 2018 cerraron en 33,3 millones de dólares. Antes de la aplicación de sanciones a PDVSA, la firma proyectaba que en 2018 este monto caería cerca de 29%, hasta 23,8 millardos de dólares.

Francisco Rodríguez, director de la firma, prevé que de prolongarse el conflicto político, el ingreso petrolero en 2019 podría descender mucho más porque disminuirían las exportaciones y con esto habrá menores recursos para importar. En este escenario, proyecta que el Producto Interno Bruto podría contraerse este año alrededor de 28%, y que la hiperinflación podría superar 23.000.000% , pronóstico de la empresa, previo a las sanciones.

“Al bajar las importaciones, bajan los ingresos fiscales, hay menos actividad económica y menores ingresos por concepto de aduana, por tanto aumenta el déficit fiscal y el gobierno tiene que imprimir más dinero”, sostiene. La emisión de dinero sin respaldo es la principal causa de la hiperinflación que experimenta Venezuela.

La agudización del conflicto político en Venezuela coloca a la economía en una situación mucho más vulnerable de la que ha enfrentado hasta ahora. Evitar una mayor contracción del aparato productivo, nuevos cierres de empresas y un aumento de la escasez, pasa por una pronta solución a la crisis institucional.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado