Una higienista dental que se hacía pasar por odontóloga y decía que trabajó para el dentista oficial del Miss Venezuela fue denunciada por seis miembros de una familia a los que trató durante un año y medio. Aunque tiene abierta una investigación en el Ministerio Público (MP), seguía con sus consultas a puerta cerrada y se libró de la cárcel por la mediación de un familiar que es funcionario de seguridad

Entre marzo y septiembre de 2022, el director del Cicpc, Douglas Rico, publicó 79 detenciones de falsos odontólogos en Distrito Capital y 18 estados. Un caso viral sentó el precedente para desmantelar los consultorios ilegales

Por: Liz Gascón y Mariangel Moro

En el pasado trabajó con el odontólogo oficial del Miss Venezuela y utilizaba esta experiencia como su carta de presentación para captar pacientes. Su nombre es Yuletnis Naziret Velasco Salazar, una higienista dental de 30 años de edad que abrió su propio consultorio en Catia después de salir de la publicitada clínica dental del concurso de belleza.

Hasta agosto de 2022, Velasco mantuvo sus consultas a puerta cerrada en el local 122 del Metro Mercado del Oeste, confirmó a El Pitazo un arrendatario del centro comercial, en una visita realizada el 15 de septiembre. Velasco siguió haciendo tratamientos de ortodoncia y carillas –a precios más bajos que la competencia– aunque desde junio tiene abierta una investigación en el Ministerio Público (MP) por ejercicio ilegal de la odontología y lesiones. Con el inicio de este procedimiento, Velasco cambió el nombre y restringió su cuenta profesional en Instagram, en la que solía compartir fotografías de sus pacientes y de su consultorio, de acuerdo con las pruebas presentadas a las autoridades.

Seis miembros de una misma familia que se atendían con ella desde finales de 2020 la denunciaron en la División de Investigaciones de Delitos contra la Salud Pública del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) al constatar que no era odontóloga en los registros del Ministerio de Salud, el Colegio de Odontólogos de Venezuela (COV) y con el dueño del Centro Médico Estético Dr. Maarten, su antiguo empleador.

Una de las pacientes sufrió daños en su mandíbula y dentadura con la ortodoncia que Velasco le había puesto, de acuerdo con las evidencias a las que tuvo acceso El Pitazo. Las secuelas encendieron las alarmas de la familia entera, que cumplía casi 18 meses en control con ella.

“Entre abril o mayo ella había quitado el aviso del consultorio, el parabán y empezó a trabajar con la santamaría abajo. Yo no pensaba mal, hasta que mi sobrina me dijo que no se sentía bien, que algo le pasaba en la boca. Cuando fue a un ortodoncista en Pérez Bonalde, le diagnosticó hiperplasia gingival severa (crecimiento excesivo de la encía), pérdida ósea en incisivos y alteración en la mordedura. Él le preguntó si estaba segura de que se estaba viendo con una ortodoncista. Averiguamos y nos enteramos de que no era ni siquiera odontóloga”, dijo una de las víctimas a El Pitazo que pidió la reserva de su identidad.

Velasco fue detenida el 28 de junio tras la denuncia de la familia, pero quedó en libertad el mismo día. A diferencia de otras capturas de falsos odontólogos que publica en sus redes sociales el director del Cicpc, Douglas Rico, este caso no salió a la luz pública. 


Entre abril o mayo ella había quitado el aviso del consultorio, el parabán y empezó a trabajar con la santamaría abajo. Yo no pensaba mal, hasta que mi sobrina me dijo que no se sentía bien, que algo le pasaba en la boca

Víctima de falsa odontóloga en Catia

Según los afectados, un familiar de Velasco que es funcionario del Cicpc intercedió a su favor para que le otorgaran la libertad inmediata. Así se lo hicieron saber a las víctimas los oficiales de la División de Investigación de Delitos contra la Salud Pública cuando los llamaron a rendir declaraciones el día de la detención. Esta información fue corroborada por un representante del Colegio de Odontólogos de Venezuela que asesoró a los denunciantes.

La misma fuente advirtió que el informe forense del caso omite los daños en los pacientes, aunque las valoraciones de especialistas de ortodoncia indican lo contrario. El Pitazo envió una solicitud de información sobre este procedimiento a la cuenta Instagram de la División de Investigación de Delitos contra la Salud Pública el 15 de septiembre, pero no recibió respuestas. Este medio también intentó contactar a Velasco por Instagram, el 21 de septiembre, para obtener su versión, y el mensaje no fue contestado para la fecha de publicación de este reportaje.

Otro caso que sigue impune es el de una paciente de Puerto La Cruz que denunció a un técnico dental que usurpaba funciones de odontólogo junto a su hijo. Juan Pablo Montaguth León, de 61 años, y Edgar Montaguth, de 33, fueron detenidos a mediados de junio tras la denuncia de una paciente a la que le extrajeron una muela por equivocación y que le trataron de implantar a la fuerza.

Ambos quedaron en libertad con la condición de indemnizar a la víctima, pero tres meses después de la audiencia continúan sin resarcir los daños, comentó la denunciante. La joven acudió a consulta con Montaguth por referencia de unos compañeros de trabajo. “Cuando llegué a mi casa y me vi al espejo quedé en shock. Me habían sacado la muela que no era”, recordó.

La paciente sufrió una infección, quedó con problemas estomacales por la cantidad de antibióticos que le prescribieron y perdió otras dos muelas por el mal procedimiento que le hicieron el 15 de junio.

Hasta 19 detenciones por mes

Entre marzo y septiembre de 2022, el comisario Douglas Rico reportó la detención de 79 falsos odontólogos (52 hombres y 27 mujeres) en Distrito Capital y 17 estados del país, según un monitoreo realizado por El Pitazo en las cuentas Instagram y Twitter del director del Cicpc.

12 de los casos ocurrieron en Aragua; seguido de Lara con 11; Bolívar, Distrito Capital y Falcón con 9; Anzoátegui y Táchira con 6; Yaracuy con 3; Barinas, Monagas, Portuguesa y Zulia con 2, y Carabobo, Guárico, Mérida, Miranda, Nueva Esparta y Sucre con uno en cada estado. 

A finales de 2021, el Colegio de Odontólogos de Venezuela inició una campaña de denuncias contra el ejercicio ilegal de la profesión a raíz de un caso viral: el del falso odontólogo Oswaldo Aponte, quien acumulaba cientos de seguidores en Instagram y cuyos servicios eran promocionados por influencers y conductores de televisión de Barquisimeto, la ciudad donde tenía su clínica dental.

El 21 de diciembre de ese año, el fiscal general de la administración de Nicolás Maduro, Tarek William Saab, anunció que el Ministerio Público libró una orden de aprehensión contra Aponte por los delitos de estafa, usurpación de funciones, oferta engañosa y asociación para delinquir. Aponte nunca fue detenido y su paradero es desconocido hasta ahora.

Al desvelarse este caso, e impulsados por otros que sonaban en el resto del país, el COV creó la Comisión Nacional Contra el Intrusismo, coordinada por los doctores Edixon Méndez y Derviz Núñez Calderón.

La instancia está enlazada con la Coordinación de Delitos Contra la Salud Pública del Cicpc y otros cuerpos de seguridad para remitir todas las denuncias que llegan a la organización.

“Somos el gremio pionero en investigar intrusismo y poco a poco se han sumado el Colegio de Psicólogos de Venezuela y el Colegio de Médicos. De esta manera, neutralizamos a estos individuos inescrupulosos que se están haciendo pasar por profesionales de la salud”, explicó Núñez Calderón a El Pitazo.

La comisión ha recibido cerca de 600 denuncias por correo electrónico en lo que va de año y más de 90 tienen detenidos por los resultados de las investigaciones penales. 

El portavoz de la Comisión Nacional contra el Intrusismo aclaró que el caso de Aponte sentó el precedente para desmantelar los consultorios odontológicos ilegales en el país por su impacto al tener una “fachada bien constituida”, pero los delitos de ejercicio ilegal se registran desde hace años. El COV indica que el primer caso de usurpación de funciones de odontología que se investigó data del año 2007, según consta en una sentencia de un tribunal penal del estado Barinas.

En la contienda contra la práctica ilegal de la odontología, el gremio ha conseguido personas que incluso poseen falsos títulos de profesionalización. Es la historia de dos ciudadanas en Mérida, que obtuvieron una supuesta titulación por la Universidad de Los Andes (ULA) y hasta matrículas del Ministerio de Salud. 

“A través de una auditoría a lo interno que está realizando el Colegio de Odontólogos de Venezuela, se revisaron esos expedientes y se observaron inconsistencias en los títulos originales. Son dos personas, una ejerciendo en la ciudad de El Vigía, municipio Alberto Carvajal, y la otra en la población de Tovar. Ya la Universidad de Los Andes dio el [acto] de conclusión donde emite que esos títulos no son originales. Esperamos respuestas de las autoridades judiciales”, informó Núñez Calderón.

Daños irreversibles

El portavoz del Colegio de Odontólogos de Venezuela considera que el delito de la usurpación de funciones ocurre tan comúnmente en el país porque el Código Penal “no tiene acciones o sanciones contundentes con este tipo de flagelo y por los beneficios que otorga el Código Orgánico Procesal Penal”. Núñez Calderón considera que el Estado debe priorizar la lucha contra el intrusismo por las repercusiones que estas prácticas tienen sobre la salud de la población.

“No se trata de una mala praxis, como erróneamente se les ha llamado a aquellos incidentes que terminan en daños, y que es cuando propiamente un profesional por inobservancia, impericia, negligencia o imprudencia comete una mala práctica. En este caso, lo cometido por estos sujetos inescrupulosos sería un delito de lesiones flagrantes”, recalcó.

Asimismo, advirtió que todo daño que se haga sobre el tejido dentario es irreversible, ya que el esmalte dental es el único tejido del cuerpo humano que no se regenera. Las denuncias revisadas por la Comisión Nacional Contra el Intrusismo han tenido consecuencias fatales en pacientes crónicos, lamentó.

«Si [una persona con enfermedad cardiovascular] no tiene una profilaxis antibiótica previa, cualquier procedimiento que involucre sangrado puede ser letal, porque cierta cantidad de bacterias puede entrar a través del torrente sanguíneo a las paredes internas del corazón y se produce lo que se conoce como endocarditis bacteriana y eso puede matar a la persona, por una simple limpieza”, aseguró el especialista.

El uso de instrumental no esterilizado puede generar infecciones. Varios de los pacientes que han denunciado eran sometidos a tratamientos en espacios inadecuados. 


Cuando llegué a mi casa y me vi al espejo quedé en shock. Me habían sacado la muela que no era

Paciente de un técnico dental que se hacía pasar por odontólogo en Anzoátegui 

Perfil de los falsos odontólogos

La presidenta del Colegio de Odontólogos del estado Lara, Oneida Fuenmayor, divide en tres grupos a los detenidos por intrusismo y ejercicio ilegal de la profesión: los inexpertos que no cuentan con ninguna formación en el área; técnicos o higienistas dentales que se abrieron paso a espaldas de sus antiguos empleadores para hacer procedimientos que veían en los consultorios y estudiantes o egresados de las facultades de odontología que aún no están titulados o colegiados.

Fuenmayor señala que la Ley de Ejercicio de Odontología prohíbe al personal auxiliar, sean técnicos o higienistas, hacer intervenciones en la boca de los pacientes. Sus funciones se limitan a la construcción o reparación de prótesis y aparatos dentales o procedimientos simples como cepillado o tomas de radiografía bajo la supervisión del odontólogo.

El gremio en pleno aconseja a los pacientes revisar las credenciales de quienes los atienden y comunicarse con las delegaciones regionales del Colegio de Odontólogos en caso de dudas. 

Para denuncias, el COV recibe imágenes, enlaces de cuentas en redes sociales utilizadas por los presuntos odontólogos y las pruebas por el correo electrónico [email protected] o el teléfono 0412-6370229. La organización garantiza la protección de la identidad de los denunciantes.

Con información de Katherine Dona

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.