Los parques eólicos de Venezuela: 700 millones de dólares que desaparecieron en un soplido

meta_vamdv

A 13 años del inicio de su construcción, el parque eólico de Paraguaná no genera ni un tercio de lo previsto. En Margarita, hasta la valla donde se veía la imagen de Hugo Chávez desapareció, mientras que en la Guajira lo poco instalado se vendió como chatarra: solo permanecen los molinos cuál testigos mudos de la estafa

.

meta_value
Investigación y redacción: Irene Revilla, Lisbeth Miquilena y Eira González

.

Generación de energía limpia. Esa era la premisa de Hugo Chávez cuando propuso la creación de parques eólicos en Venezuela para contribuir con el Sistema Eléctrico Nacional. El primero lo anunció hace más de una década, en Paraguaná, estado Falcón, donde las fallas en la electricidad no son recientes.

El proyecto sirvió de propaganda bandera para la generación de energía eléctrica limpia en 2006. Generaría 100 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional para proveer energía a 33.000 viviendas, sin embargo, 13 años después solo genera 19 megavatios.

En Paraguaná, a diferencia de Zulia y Nueva Esparta, el parque eólico recibe a quienes deciden visitar las prestigiosas playas de Los Taques, en donde, desde mucho antes de llegar, se ven los ventiladores gigantes que, de lejos, son un atractivo turístico.


19 MW en vez de 100 MW

es lo que genera el parque eólico de Paraguaná, 13 años después de su creación.

Al acercarse, es difícil entender porqué solo cuatro o cinco ventiladores, de los 54 instalados, están funcionando. El descuido en los alrededores e incluso de su entrada completamente desatendida, muestran el abandono del lugar. Lo que sería el parque, se encuentra lleno de arena por la brisa característica del estado Falcón y rodeado de maleza, suciedad, sin cerca perimetral que indique hasta dónde está permitido acercarse a las instalaciones. Incluso, justo al lado del parque eólico está ubicado el Astillero Naval Venezolano (Astinave) y en su patio reposan postes, ventiladores y otras piezas que no han sido instaladas.

El proyecto tiene 575 hectáreas de extensión y su piedra fundacional se colocó el 17 de noviembre de 2006, sin embargo sería ejecutado en dos fases, en la primera serían 24 aerogeneradores y en la segunda 52, para lograr 76, que generarían 100 megavatios de energía eléctrica limpia con tecnología europea para 33.000 viviendas a través del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Seis años después, solo los primeros generadores habían sido conectados al SEN. El proyecto bandera del para entonces presidente de la República, Hugo Chávez, también tendría en sus alrededores espacios recreativos, un museo, un centro de exposiciones, una posada, un restaurante y hasta visitas guiadas.

Incluso la autopista que comunica a Los Taques con Amuay, que cruza todo el parque, está oscura y llena de huecos.

Proyecto multimillonario

Antes de anunciar el proyecto, el Gobierno había instalado antenas y estaciones meteorológicas en Tacuato, Asubure y Amuay; lo cual arrojó que Los Taques sería el lugar ideal para levantar el parque por sus vientos entre 40 y 50 kilómetros por hora; además de ser más constantes en dirección y velocidad.

Fue gestionado por la Corporación Eléctrica Nacional en colaboración con el Centro de Refinación de Paraguaná con un valor de 200 millones de dólares, gracias a unos cambios que se hicieron por ventiladores de tercera generación.

En junio de 2013, el vicepresidente de la República Jorge Arreaza visitó el estado a través del programa “Gobierno de la Eficiencia en la Calle”. Para la ocasión el gerente del Complejo Refinador de Paraguaná, Jesús Luongo, explicó que en 2012 se había constituido la primera etapa con 23 aerogeneradores con una capacidad de generación de 30 megavatios.

En mayo de 2019, una nota de prensa de la gobernación de Falcón anuncia que el “parque eólico de Paraguaná será repotenciado” gracias a un trabajo en conjunto de la gobernación de Falcón, la Alcaldía de Los Taques, el Complejo Refinador de Paraguaná y la Fuerza Armada Bolivariana.

Víctor Clark, gobernador de la entidad en aquel momento, dijo que había constatado la operatividad de una parte del parque y para la fecha generaba 19 megavatios con 12 aerogeneradores; además se comprometió a elevar la generación a 30 megavatios para dar un aporte al SEN y al sistema eléctrico regional.

Anunció que reforzarán la seguridad y atenderán todos los requerimientos laborales, científicos, técnicos, de reparación y sustitución de equipos para aprovechar al máximo la capacidad de generación.

Parque desvalijado

Un sinfín de hurtos se han registrado en el parque eólico y sus estaciones meteorológicas para llevarse el cobre y luego venderlo como chatarra. Registros de prensa regional indican que desde el 2016 se están haciendo detenciones en torno a estos casos.

Uno de los hurtos más grandes se descubrió en enero de este año, cuando el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, subdelegación Punto Fijo, logró la detención de cinco hombres y recuperó 2.300 kilos de cableado eléctrico perteneciente al parque eólico de Paraguaná.

Los tres municipios de la Península de Paraguaná aún esperan que se les cumpla el sueño de ser “La isla eléctrica”, prometida por el presidente Hugo Chávez, debido a que los apagones en la región continúan y no hay ninguna explicación de las autoridades.

En la última semana de mayo se registraron apagones en los tres municipios de la región que superan las 12 horas, situación que mantiene en zozobra a la colectividad. Además, esta situación también afecta el sistema de bombeo de agua por tuberías en los tres municipios que pueden llegar a estar hasta tres meses sin el servicio.

Las aeroturbinas del parque eólico de Paraguaná | Foto: Irene Revilla

Margarita: sin parque y sin turismo

Han transcurrido casi nueve años desde que Hugo Chávez prometió que funcionarios de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), construirían para el estado Nueva Esparta un parque eólico que estaría ubicado en la Península de Macanao. Esa obra no ha sido ejecutada.

La intención era generar 100 megavatios a través de corrientes de aire locales. Así, una vez que estuviesen operativos el cable submarino y el sistema eólico, Margarita tendría más independencia energética y se aprovecharía la electricidad en tierra firme.

Para aquella fecha, el representante de la estatal petrolera era Fernando Padrón, gerente general de Pdvsa Refinación Oriente, quien consideró necesario realizar las mediciones por un período de 12 a 18 meses, para analizar la factibilidad.

Se requería efectuar un registro de las corrientes de aire locales colocando anemómetros en el sector El Tunal, explicó Eustacio Aguilera, integrante de la Comisión de Energía Eléctrica del Centro de Ingenieros de Nueva Esparta (Ciene).


El parque, además de generar beneficios a los macanagüenses, será un punto de atracción en la isla y los turistas nos visitarán más. Apuesto por este proyecto y quiero que se haga cuanto antes


Miguel Ángel Vásquez, autoridad local de la Península de Macanao

La descripción técnica ofrecida para entonces, precisaba que la península de Macanao contaba con ocho plantas eléctricas y cada una de ellas generaba 1,7 megavatios de electricidad. En un recorrido realizado en Margarita, el 1 de junio de 2019 por el equipo de El Pitazo, solo se observaron instalaciones abandonadas y fuera de servicio.

Aguilera asegura que en esa ocasión la autoridad local peninsular Miguel Ángel Vásquez también anunció que en el proyecto se invertiría cerca de 300 millones de dólares y que beneficiaría a casi 30.000 habitantes, es decir, a la población de todo el municipio y también a los de Tubores e informó que la empresa Citicen había ganado la licitación para la instalación de tres antenas medidoras de viento.

«El parque, además de generar beneficios a los macanagüenses, será un punto de atracción en la isla y los turistas nos visitarán más. Apuesto por este proyecto y quiero que se haga cuanto antes», indicó para entonces Vásquez.

Acotó que ese parque eólico se concretaría al año siguiente, es decir, en 2011, con la participación de Pdvsa, Corpoelec y la alcaldía del municipio peninsular.

En Macanao hasta la valla desapareció

Sin embargo, en el sitio donde se iba a desarrollar el proyecto ya no existe la valla en la que se leía «Aquí se construye el proyecto eólico que generará 100 MW de energía energía alternativa y renovable para la autonomía eléctrica del estado Nueva Esparta». Solo se aprecia un terreno desolado con una estructura de lo que fue ese anuncio presidencial.

El parque eólico debía estar concluido a más tardar a finales de 2013, según manifestó el viceministro de Desarrollo Energético Javier Alvarado, en entrevista publicada el 8 de agosto de 2010 al diario El Sol de Margarita.

En alguna oportunidad se dio a conocer que el puente de la laguna La Restinga no soportaba el peso de la infraestructura que debían cruzar hasta la zona peninsular, pero hoy con un nuevo puente, nada se dice o se sabe sobre el proyecto.


Aquí lo que hay es puros elefantes rojos. Sería bueno solicitar una investigación para que se determine las razones por las que no se ejecutaron las obras y para saber cuál fue el destino que tuvieron los recursos


Leocadio Marín, exconcejal del municipio San Francisco

Los habitantes de la zona se preguntan qué pasó con dicha inversión anunciada. «Eso fue pura promesa de Chávez como muchas que ha hecho este Gobierno y que no cumple», dijo Ismael Velásquez, residente de Boca de Río.

Rubila Marín, habitante de San Francisco, también coincide en que el oficialismo solo hace propaganda de proyectos que jamás ejecuta. «Esto es un pueblo olvidado, aquí nada se construye ni funciona. Si acaso terminaron el segundo puente sobre la laguna La Restinga y a los seis meses ya había registrado fallas. Pareciera que nada les importa».

Al consultar a Leocadio Marín, exconcejal de este municipio, expresó: «Aquí lo que hay es puros elefantes rojos. Sería bueno solicitar una investigación para que se determine las razones por las que no se ejecutaron las obras y para saber cuál fue el destino que tuvieron los recursos», agregó antes de recordar que ese es tan solo uno de los tantos proyectos que no se ejecutan para el beneficio de la población de esta zona del estado Nueva Esparta.

La utopía del parque eólico en la Guajira

El sueño es muy valorado por las comunidades indígenas, respetado por muchos y, en algunas oportunidades, signo de buenas nuevas, pero el parque eólico de la Guajira pasó de sueño benévolo a pesadilla: luego de 5 años de la inauguración de la primera fase, el sistema eléctrico sigue igual de deficiente que entonces.

Una utopía, fue el parque eólico para quienes habitan la tierra ancestral de los Wayuu y Añú. El proyecto, iniciado en el año 2011 durante el mandato del Presidente Hugo Chávez y cuya primera etapa fue inaugurada por el actual mandatario nacional, Nicolás Maduro, es ahora un montón de estructuras huecas, sin ninguna conexión eléctrica.

El parque tuvo “una inversión superior a los 200 millones de dólares” y el proyecto se desarrolló en conjunto con la industria argentina Metalúrgica Pescarmona para instalar un total de 36 aerogeneradores, según reseña una nota de la Agencia Venezolana de Noticias que fue publicada el 26 de abril de 2013.

En su visita al municipio Guajira en el 2014, Maduro manifestó que este mega proyecto estaba contemplado en seis fases, de las cuales se estaba inaugurando la primera; 12 aerogeneradores sumarían 25.2 megavatios (MW) al sistema interconectado de Venezuela en especial, a la región zuliana.

A pesar de la importancia de este convenio entre Corpoelec y la industria argentina Metalúrgica Pescarmona, el paso del tiempo evidenció que los encargados de la obra abandonaron los trabajos y hasta la seguridad de la misma al punto de que el vandalismo pudo desmantelar todo el sistema eléctrico. Milagrosamente sólo quedan en pie las estructuras metálicas o “ventiladores”.


¿Cómo se explica que si los soldados cuidaban y tenían un punto de control en el parque poco a poco se fueron perdiendo los cables, los tubos, todo lo que había? ellos mismos sacaban eso para llevárselo a Maicao y venderlo como chatarra


Vecinos del sector Zuliamar

En octubre del año 2018, el entonces Ministro de Energía, Luis Motta Domínguez, visitó el parque eólico de La Guajira y afirmó que estaba totalmente desvalijado, pero que aún se podrían recuperar 4 aerogeneradores. Sin embargo, nunca se dieron detalles de porqué se la seguridad de la obra, ni tampoco se inició tal recuperación.

“¿Cómo se explica que si los soldados cuidaban y tenían un punto de control en el parque poco a poco se fueron perdiendo los cables, los tubos, todo lo que había? ellos mismos sacaban eso para llevárselo a Maicao y venderlo como chatarra”, manifestaron.

Actualmente, con la crisis del sistema eléctrico nacional, los pobladores del municipio Guajira preguntan qué ocurrió con los miles de millones de dólares que se aprobaron para este proyecto que, sin duda, de haber funcionado evitaría los continuos y prolongados cortes eléctricos que afectan las actividades y la vida cotidiana de los ciudadanos.

El esqueleto del parque eólico está ubicado en la zona norte del estado Zulia, en la comunidad de Zuliamar parroquia Sinamaica. El proyecto quedó en la lista de los trabajos inconclusos del gobierno en esta región fronteriza.

DÉJANOS TU COMENTARIO