Habitantes de San Felipe han destruido parte de la vegetación del principal pulmón vegetal del estado Yaracuy para obtener madera para cocinar. Desde 2018, la falla en la distribución del gas doméstico en la capital del estado ha obligado sus habitantes a buscar leña y cortar los árboles de forma indiscriminada

Los 515 sectores que constituyen el municipio San Felipe, en el estado Yaracuy, sufren por la falla de distribución de gas doméstico desde inicios de 2018. Ante esta problemática, la población ha optado por talar de forma descontrolada los árboles de los parques, plazas y caminerías, con el fin de obtener leña para cocinar.

El daño ecológico afecta a 120 hectáreas de las 23.670 hectáreas con las que cuenta el pulmón vegetal ubicado en la Sierra de Aroa.

La distribución del combustible, que en 2015 se hacía diariamente en los establecimientos acondicionados para su venta al público, comenzó a fallar por falta de mantenimiento y el deterioro de los camiones. Este problema hizo que Pdvsa-Gas (mejor conocida como Gas Comunal) y las compañías privadas Gas Chiarine y Gas Dito C.A. espaciaran entre dos a cuatro meses la entrega de los cilindros usados para cocinar a las familias de la zona.

Las fallas en la venta del combustible, que desde el año 2018 está en manos de gobiernos locales para mejorar su distribución, se ha agudizado. Ante la falta de gas, familias han optado por cortar los árboles de la zona baja del Parque Nacional Yurubí con el fin de obtener la leña que usan diariamente.

La deforestación del parque, así como la sequía del río Yurubí y otros riachuelos, obligó a funcionarios de Inparques y la Guardia Nacional a prohibir la tala indiscriminada. Los funcionarios actuaron amparados en los artículos 217 de la Ley General del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, 127 y 304 de la Constitución Bolivariana de Venezuela, el Decreto Regional 3.203 del 8 de abril del 2015 y, el objetivo número 3 del Plan Nacional Simón Bolívar (Plan de la Patria), estamentos legales para la conservación y preservación del medio ambiente y de los recursos naturales. 

El río Yurubí, ubicado en el parque, surte a las comunidades y hospitales de las zonas alta y baja de la avenida Yaracuy. Debido a la sequía provocada por el daño ecológico, que se evidencia desde finales del primer trimestre del 2018, se han aplicado planes agresivos de racionamiento de agua en los sectores La Ascensión, Jobito I y II, La Aduana I y II, Los Abuelos, Los Girasoles, Coa, Pantanal, Brisas de Yurbí, Cantarrana, El Milagro, Esperanza, Santa Cruz, así como en las avenidas Caracas, La Paz, Yaracuy y Carabobo. En oportunidades, los pobladores no reciben el servicio durante una semana.

Ciudadanos desesperados

A pesar de las advertencias de Inparques y de la Guardia Nacional, algunos sanfelipeños siguen depredando su pulmón vegetal. Henry Yovera, vecino del sector Simón Bolívar, es uno de los que camina temprano hacia el Parque Yurubí para cortar los árboles. “Si el suministro de gas fuese constante y no cada seis meses, el sanfelipeño no dañaría al medio ambiente con la tala de árboles. Por eso, en nombre de los habitantes del municipio hago un llamado al gobernador Julio León para que regule y supervise el suministro de gas que está bajo el control de las alcaldías», dijo.

Petición similar hizo la ama de casa Luisa Castillo, habitante de Cantarrana, al destacar que la dolencia en los huesos le impide cortar y cocinar con leña.

En avenidas y calles del municipio San Felipe se puede apreciar árboles mutilados.

El Pitazo conversó con conductores y visitantes del municipio San Felipe y pudo corroborar el rechazo que tienen en la colectividad la tala de árboles.

Luis Villegas, habitante de San Felipe, señaló: “Es un delito penado por la ley el corte ilegal de árboles, porque la persona debe contar con un permiso emitido en la alcaldía para poder podar y cortar un arbusto”.

Al igual que Villegas, Nerio Rojas, visitante del estado Lara, señaló que la tala de árboles además de afear la ciudad contribuye al calentamiento global, la sequía de ríos, riachuelos y fallas en el servicio de agua en poblados.

Fracaso de estrategia para venta de gas

En la capital yaracuyana, la Coordinación de Gas ha desarrollado varios planes, pero no ha podido mejorar el suministro doméstico y, con ello, frenar la tala de árboles. En el municipio San Felipe se distribuyen de forma irregular 28.683 cilindros para abastecer a 27.680 familias.

Sanfelipeños optan por prende el fogón mientras reciben nuevamente el beneficio de venta de gas | JPA

En un principio se había determinado que la venta de gas se efectuaría a través de las bodegas Gas-comunal, donde el usuario llevaba el cilindro vacío y lo cambiaba por uno lleno. Este plan funcionó por un tiempo hasta que consumidores denunciarán el precio excesivo y favoritismo que tenían los encargados de estas bodegas por determinados clientes.

Para finales del año 2016, el gobierno regional comenzó a supervisar las empresas privadas (Gas Chiarine y Gas Dito CA) encargados del 75 por ciento de la distribución de gas doméstico dentro de la capital yaracuyana, esto por las innumerables denuncias distribución irregular del combustible debido a falta de vehículos y personal laboral.

Estas supervisiones culminaron con la intervención y control del suministro y distribución de gas licuado por parte de la gobernación con el supuesto compromiso de mejorar el servicio de gas en el estado.

La situación del despacho del combustible en vez de mejorar empeoró para el 2018, lo que llevó al Gobierno regional a entregar la responsabilidad del control para la venta de gas a las alcaldías, que en la actualidad se ocupan de su despacho.

Marianny Ramírez, directora de la Coordinación de Gas del municipio San Felipe, conversó con El Pitazo y aseguró que el ayuntamiento trabaja para mejorar la distribución de gas doméstico en las comunidades. «Tenemos previsto hacer que el combustible sea vendido a través de los consejos comunales una vez por mes a partir del 2020», dijo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.