Los seguidores del cine destacan que Parasite y 1917 son las dos principales candidatas para ganar el Oscar a la Mejor Película. La gala será mañana y observaremos el glamour de Holywood

Se acabó la espera. Llegó el momento de guardar las quinielas y sintonizar la entrega de la 92° edición de los premios Oscar, los más prestigiosos e importantes del séptimo arte. Casi 6.000 miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas han emitido su voto y el nombre de cada ganador del año aguarda, envuelto debidamente en su sobre, esperando ser leído en el instante justo y sin sobresaltos. Porque el momento que protagonizó Faye Dunaway en 2017 al dar por ganadora a La La Land como mejor película, cuando en realidad fue Moonlight, fue tan memorable como bochornoso.

La única expectativa real para los premios Oscar 2020 parece ser cuál será el nuevo objeto de crítica por parte de Joaquín Phoenix de llegar a alzarse con premio a mejor actor por su actuación en Joker. O la victoria definitiva de Parasite como mejor película del año, aunque 1917 ha sorprendido en la temporada de premios.

Cuando la Academia se “spoilea” a sí misma

Una estrategia mal explicada en redes dio a “conocer” a los que serían los ganadores de la gala del 9 de febrero. El portal web Fotogramas explicó que la cuenta oficial de Twitter de la Academia desarrolló una aplicación que invitaba a los usuarios a compartir sus propias predicciones para los Oscar. Pero un error hizo que la Academia tuiteara sus propias “predicciones”, lo que causó malos entendidos. Minutos después borraron el tuit, lo que alimentó la controversia.



UN ERROR HIZO QUE LA ACADEMIA TUITEARA SUS PROPIAS “PREDICCIONES”, LO QUE CAUSÓ MALOS ENTENDIDOS. ADEMÁS LA ACADEMIA BORRÓ EL TUIT


En las “predicciones” de la Academia aparecen algunos de los resultados que ya se tienen previstos: Joaquín Phoenix gana como mejor actor por Joker, Renée Zellweger lo hace por Judy en el renglón de mejor actriz, y Laura Dern y Brad Pitt lo hacen como actores de reparto en Marriage Story y Once upon a time…in Hollywood, respectivamente.

Lo que en verdad sorprendió a quienes compartieron el desafortunado tuit antes de su eliminación fue la victoria suprema de Parasite sobre 1917 como mejor película, y ganando otro Oscar como mejor película extranjera.

El Oscar, cada vez con menos sintonía

El rating de los premios Oscar no es numeroso. Si el Super Bowl anualmente congrega a más de 100 millones de televidentes en todo el mundo y a través de distintas plataformas, la gala de la Academia llega a un promedio de 30 millones de televidentes. Pero ese número ha disminuido en los últimos años.

En 2018 los premios tocaron fondo, con una duración de casi 4 horas y reuniendo tan solo 26,5 millones de espectadores. En agosto de ese año se hicieron públicas algunas medidas para remediar la situación, como eliminar algunas categorías de la transmisión en vivo.


LA ACADEMIA SE VALE DE ALGUNAS CIRCUNSTANCIAS SOCIALES, COMO EL MOVIMIENTO #METOO, PARA AUMENTAR SU RATING Y SER POLÍTICAMENTE CORRECTA


El rating de 2019 presentó una leve mejoría del 6%, mucho menor a la esperada y considerando la actuación de artistas como Lady Gaga o Dua Lipa, e incluso la participación de Michelle Obama.

Odalin Martin, crítico de cine, explicó en una oportunidad en entrevista para El Pitazo que la Academia se vale de circunstancias sociales (como el movimiento #MeToo) para que la ceremonia sea lo más políticamente correcta y recupere sus números de sintonía.

Los expertos opinan…

La temporada de premios ha dejado bastante claro cuáles serán las tendencias de la Academia para este domingo 9 de febrero. En opinión de Pablo Blanco, periodista cultural y crítico de cine, las categorías de actuación están más que aseguradas.

Para Blanco, si bien Adam Driver se perfilaba como un competidor interesante por la entrega verdadera y creíble que hace en Marriage Story, es Joaquín Phoenix el ganador casi indiscutible para llevarse la estatuilla de mejor actor. “Reírse de una manera tan particular y mantenerse serio, reírse y llorar al mismo tiempo no debe ser sencillo para ningún actor. La evolución de Phoenix en Joker hace que el público se identifique con él y lo acompañe desde el principio, cuando Todd Phillips lo muestra ingenuo y sencillo, hasta convertirse en un vengador de la sociedad que lo desprecia a lo largo de la película”, opina.


PARA PABLO BLANCO ES POSIBLE QUE SI DOLOR Y GLORIA GANA COMO MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA, LA ACADEMÍA PREMIE A PARASITE CON EL OSCAR A LA MEJOR PELÍCULA


Otra gran favorita para el Oscar es Renée Zellweger por la imitación que entrega en el biopic Judy. En su caso, Blanco la señala como una actriz comprometida que no teme en hacer cambios físicos para interpretar un determinado personaje. Además, es polifacética: en Chicago se muestra como una asesina tan ingenua que roza en lo tonta, mientras que en Cold Mountain es una campesina sencilla. Si bien la película no ha figurado entre las favoritas, lo que realmente la hace destacar es el trabajo de Zellweger.

En cuanto a la categoría de actores de reparto, la tendencia ha sido clara y concisa: Laura Dern y Brad Pitt son los candidatos indiscutibles en sus respectivas categorías. En el caso de Dern, Blanco señala que su personaje en Marriage Story, donde encarna a una abogada aguerrida, posee matices interesantes porque es un personaje verdadero y auténtico. Destaca además que Hollywood se mantiene en la línea del empoderamiento femenino, y el monólogo que entrega Dern en la película, donde cuestiona el papel estereotipado de la mujer desde la Virgen María hasta la actualidad, se mantiene en esa línea.

En cuanto a Pitt, su personaje en Once upon a time…in Hollywood está, como él mismo ha bromeado, “hecho a su medida”. Blanco recuerda que en uno de sus discursos de aceptación, Pitt mencionó que había ganado el premio por un personaje que, al igual que él, tuvo problemas tanto con el alcohol como con su ex pareja. “La escuela del Actor’s Studio consiste básicamente en partir de tí mismo para construir un personaje”, recuerda Blanco, y precisa en que esta es la característica que convierte a Pitt en el ganador indiscutible del renglón Mejor actor de reparto.

La situación comienza a complicarse en las categorías principales, a saber: mejor película, mejor película en idioma extranjero y mejor director. En opinión de Blanco, Sam Mendes podría hacerse con esta última estatuilla por la película 1917. La razón es sencilla y casi matemática, pues quien resulta ganador en los premios que entrega el Sindicato de Directores de Estados Unidos es usualmente quien gana el Oscar. Ocurrió el año pasado y también en 2018. Así que, siguiendo esta regla, lo más probable es que Mendes, el ganador de la última edición de estos premios, sea quien se lleve a casa el Oscar al mejor director.



SI BIEN JUDY NO HA FIGURADO ENTRE LAS PELÍCULAS FAVORITAS, LO QUE REALMENTE LA HACE BRILLAR ES EL TRABAJO DE RENÉE ZELLWEGER


En cuanto a las películas extranjeras, Blanco recuerda que hay menos propiedad para la crítica venezolana de vaticinar a los posibles contrincantes, puesto que la gran mayoría de las candidatas no han sido estrenadas en Venezuela. “Parásitos de Bong Joon-ho supera al Dolor y gloria de Almodóvar en guion y en originalidad”, explica Blanco, y puntualiza que si la Academia decide darle la estatuilla a Almodóvar, lo más posible es que Parasite gane en la categoría de mejor película, la más importante de la noche.

Sin embargo, Parasite compite con 1917 de Sam Mendes, una película que Blanco describe como una “poesía visual” al estar compuesta por dos grandes planos secuencias y poseer un gran mérito técnico. “Mendes cuenta una historia de la manera tradicional y presenta el viaje del protagonista, cuya única misión durante la película es entregar una carta. Y lo hace contando la historia de una manera angustiante, emotiva y conmovedora”, opina.

El último adiós a Kirk Douglas

La noche del 5 de febrero Kirk Douglas (nombre artístico de Issur Danielovitch Demsky) murió a los 103 años en su casa en Beverly Hills, California. En 2018 asistió en silla de ruedas a los Golden Globes acompañado por su nuera, la actriz Catherine Zeta-Jones.

No solo fue un actor prolífico, sino también un escritor con al menos doce obras publicadas. En El País de España, se señala que quizás su obra más significativa son sus memorias, donde explica cómo su película Espartaco, dirigida por Stanley Kubrik, se convirtió en un bastión contra la persecución anticomunista impulsada por el senador Joseph McCarthy en Estados Unidos.

De hecho, en la película Trumbo, donde Bryan Cranston interpreta al guionista perseguido Dalton Trumbo, se relata el pasaje donde el empeño de Douglas hizo que Trumbo escribiera el guion de la famosa película, aún cuando él había sido expulsado de la industria por el Comité de Actividades Antiestadounidenses y tuvo que utilizar un pseudónimo para continuar su carrera como guionista y ganarse la vida.

¿Qué tan útil fue esta publicación?