Las panaderías han optado por vender el tradicional pan de jamón por encargo para evitar pérdidas, mientras que las familias que quieren ahorrar dinero tienen la opción de guiarse por las recetas online para amasar el que se comerán en las cenas decembrinas

La mesa navideña quedaría incompleta sin el pedazo del tradicional pan de jamón, el cual, hasta hace algunos años, las familias compraban en la panadería de su agrado. En la actualidad, en un país con hiperinflación y precios dolarizados, en algunos hogares han optado por hacerlo con sus propias manos.

Entre pruebas, masas que no crecen o panes que no tienen ningún parecido con el original, los venezolanos han sido creativos. Incluso quienes lograron hacer un pan de jamón delicioso en casa, impulsaron emprendimientos navideños para vender este delicioso acompañante.

En un recorrido realizado por El Pitazo en 10 establecimientos de Lara, Falcón y Yaracuy, sumado a la observación de los precios online en otros 10 emprendimientos sin local físico, el promedio del costo se encuentra en 10 dólares, aunque puede variar entre 5 dólares y 15 dólares, dependiendo del renombre del lugar, del tamaño del pan y de la generosidad del relleno.

Este precio lo corroboró Víctor Nercio, presidente de la Asociación de Industriales y Panaderos de Falcón, quien mencionó que el gremio ha ideado alternativas para no dejar de vender el tradicional aperitivo, bien sea tamaños más pequeños o ventas solo por encargos. 

“En diciembre, todo el pan de jamón que haremos será por encargo. Empezamos a venderlo en 5 dólares (dos meses antes de Navidad) para dar a conocer nuestra receta y se aumentará a 7 dólares, porque subieron los ingredientes base: el jamón y la tocineta. Solo se ha mantenido el precio de las pasas y aceitunas”, comentó la dueña de un local en Barquisimeto, estado Lara.

El jamón ahumado que compraba en menos de 4 dólares, ahora lo consiguen en 5 dólares y la tocineta en 6 dólares o más. “Un kilo de jamón alcanza para cuatro panes y el de tocineta para unos cinco”, explicó.

Este negocio familiar no tendrá panes de jamón en exhibición este año, a diferencia de las temporadas anteriores, cuando desde agosto ya se podían observar en las vitrinas. Una escena que se repite en panaderías pequeñas de Falcón y Yaracuy, según constató el equipo de El Pitazo.


Ya la gente no busca calidad sino cantidad. Antes hacíamos pan de jamón y se vendía en la vitrina, ahora solo se hace por encargo y al gusto de cada cliente

Amarelys Guanipa, vendedora de una panadería de Punto Fijo

Combos y en variedad de tamaños

En la capital del municipio Palavecino, Cabudare, estado Lara, un negocio vende combos de pan de jamón con refrescos de un litro y medio o dos litros en 5 y 9 dólares. Pero no todas las panaderías lo hacen de esta manera; en uno de los establecimientos más antiguos de la ciudad ofrecen su tradicional pan de jamón “de punta a punta” en 10 dólares, así como una presentación individual en forma de rollos en 2 dólares. 

En Punto Fijo, el equipo de El Pitazo constató que el pan de jamón en trozos, el que buscan los paraguaneros para desayunar, cuesta entre 2 y 3 dólares, pero no se consigue esta presentación en todos los establecimientos.

Los panaderos aseguran que el alto costo impide que la gente se dé un gusto y prefiera comprar otro producto más económico y que rinda más. 

«Ya la gente no busca calidad sino cantidad. Antes hacíamos pan de jamón y se vendía en la vitrina, ahora solo se hace por encargo y al gusto de cada cliente», dijo Amarelys Guanipa, vendedora de una panadería de Punto Fijo.

Esta afirmación se hace tangible en San Felipe, estado Yaracuy, en donde de 10 entrevistados, seis personas dijeron que no tendrían pan de jamón en sus cenas navideñas, debido al elevado costo.

Unión entre el ahumado y el dulce

El pan de jamón completa el plato navideño. En él se concentran sabores dulces y ahumados, que van desde el jamón y la tocineta, hasta las pasas y las aceitunas rellenas, que armonizan sobre la masa.


EN LA ACTUALIDAD, EN UN PAÍS CON HIPERINFLACIÓN Y PRECIOS DOLARIZADOS, EN VARIOS HOGARES HAN OPTADO POR HACER EL PAN DE JAMÓN CON SUS PROPIAS MANOS


Según el maestro panadero Juan Bautista Palencia, el secreto está en repartir equitativamente los ingredientes en la masa estirada, que no quede ningún espacio sin llenar. Es importante después de enrollarlo y antes de meter al horno, pinchar la masa con un tenedor.

Margarita Sánchez, en Coro, ha hecho un recorrido en los comercios para sacar sus cuentas y comprobar si sale mejor hacerlo en casa o comprarlo en panaderías.

“Necesito harina de trigo todo uso, azúcar, levadura, sal, margarina, leche y huevos para la masa; además del jamón ahumado, tocinetas, aceitunas y pasas”, repasó en su mente.

Al sumar, solo para la masa requiere de unos 3 dólares y otros 8 para el relleno, para un total de 11 dólares para un pan de jamón grande o dos medianos, mientras que en las panaderías, el de tamaño medio se puede conseguir en 8 dólares.

“Sí hay ahorro, pero lo mejor es hacerlo en familia, sentir el olor del pan recién horneado en la casa. Eso me encanta”, cuenta Bella Mata, quien con sus 83 años disfruta amasar -y degustar- este rico entremés.

Con información de Liz Gascón, Lisbeth Barboza, Irene Revilla y Johana Prieto.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.