“Estamos hablando de que tenemos más de 100 kilómetros de extensión marítima y más de 50 playas en esa zona”, dijo Edwin Rojas para explicar la falta de certezas en su reporte oficial sobre el naufragio donde murieron al menos 23 personas

El gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, hasta el momento desconoce si la muerte de 23 personas que viajaban en la embarcación Mi Refugio ocurrió cuando el peñero zozobró luego de salir de Güiria, una localidad costera en el Oriente de Venezuela, o después de que las autoridades de Trinidad y Tobago devolvieran a sus ocupantes.

El mandatario regional asegura no tener forma de saber algunos detalles como la cantidad o la identidad de los ocupantes del bote, porque el peñero partió de un puerto que no está bajo resguardo de las autoridades venezolanas. “Dicen algunos testimonios de familiares que acudieron a esa playa que habían partido de un puerto no autorizado. Estamos hablando de que tenemos más de 100 kilómetros de extensión marítima y más de 50 playas en esa zona”, dijo el gobernador.

En su primera declaración oficial sobre el caso, tres días después de que aparecieran los primeros cadáveres flotando en el mar, el pasado sábado en horas de la noche, Rojas informó que en el estado Sucre se encuentra el director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, el comisario Douglas Rico. “El Cicpc está investigando para determinar si la embarcación zozobró, si naufragó o si fue un accidente”.

En cualquier caso, adelanta que no hay testigos presenciales de los hechos, solo “especulaciones de la gente”. El gobernador explicó que se habla de una embarcación que tiene por nombre Mi Refugio que, según investigaciones, salió de la playa El Rincón, del municipio Valdez, el domingo 6 de diciembre.

Rojas, con pocas certezas, presume que esta embarcación iba desde playa El Rincón en dirección a San Fernando, puerto en Trinidad y Tobago, a más de 100 kilómetros de Venezuela.

Tampoco tiene claro el número de personas que iban en el bote. “No se tienen cifras exactas porque lógicamente al no ser un puerto legal, no hay lista de pasajeros. Está en investigación, no se puede determinar todavía objetivamente, porque no se ha encontrado un listín de pasajeros que digan ‘estos eran’”.

Lo que sí pudo precisar fue que los primeros cadáveres se localizaron a seis millas náuticas del puerto internacional de Güiria, muy cerca de la costa venezolana.

Los cuerpos de los venezolanos fueron hallados por equipos de guardacostas de Güiria el sábado 12 de diciembre, 2 en el primer lugar y, posteriormente, 9 en horas de la tarde, para un total de 11 cadáveres que ya se encontraban en estado de descomposición.

Asimismo, Rojas explicó que entre el domingo 13, lunes 14 y martes 15 de diciembre se han localizado otros cadáveres en el mar para un total de 21 cuerpos. Dos fueron avistados, “pero hasta que nosotros no los tengamos a bordo no los podemos contar”. Estos dos llevarían la cifra a 23, que fue el número confirmado por el equipo de la Alianza Rebelde Investiga que estuvo en Güiria.

18 de esos 21 fueron identificados por el equipo del Servicio Nacional Autónomo de Medicina Forense que, junto con otros expertos patólogos, están llevando a cabo la identificación de las víctimas. Solo uno no había sido reclamado por los familiares.

Todos por inmersión

El diputado de la Asamblea Nacional por el estado Sucre, Marcos Padovani, denunció que los cadáveres encontrados entre Güiria y Trinidad y Tobago tenían heridas que no son producto de un naufragio.

“Tenemos información de que algunos cuerpos del naufragio han aparecido con heridas de balas y heridas mucho mayores”, expresó Padovani este 15 de diciembre, en una entrevista en el programa “Vladimir a la carta”.

Rojas negó esa información. Indicó que de acuerdo con las autopsias llevadas a cabo a los cuerpos encontrados se determinó que la causa de muerte fue por ahogamiento. “Todos murieron por inmersión. Algunas personas, producto de la descomposición de los días, se desmembraron. No hay ningún tipo de violencia sobre los cuerpos. No hay personas tiroteadas; eso es totalmente falso”.

Afirmó que las personas que se encontraban en Mi Refugio eran integrantes de familias que querían llegar a Trinidad y Tobago para celebrar las fiestas decembrinas.

“Quienes viajaban en esa embarcación eran familias que iban a pasar Navidad, que iban a pasar un mes allá con sus familiares. Esta es una ciudad que tiene mucha cultura de ir a trabajar a Trinidad y Tobago o de visitar amigos y hermanos allá. Todo lo que está diciendo la oposición de que iban muriéndose de hambre o eran ladrones es mentira. Ha querido decirse que eran personas que estaban huyendo. Nadie estaba huyendo”.

También descartó la versión de un caso de trata de personas. “Ahí no había nadie vendiendo personas. Eran familias que iban a Trinidad y Tobago a verse con familiares que viven allá”, insistió.

Por su parte, el ministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, Stuart Young, dijo que la información que tiene disponible sobre estos venezolanos que fallecieron en un naufragio sugiere “que este fue un incidente relacionado con el tráfico de personas”.

*Con información de Yesenia García, enviada especial en Güiria, y redacción de Valeria Pedicini

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.