Grupos ambientalistas, biólogos y Organizaciones No Gubernamentales siguieron al detalle cada uno de los botes de crudo entre el 1° de agosto y el 18 de diciembre en las costas de los estados Falcón y Carabobo. El Pitazo contabilizó hasta siete derrames en las dos principales refinerías de la región que afectó a las costas falconianas

Durante 2020, ciudadanos, ambientalistas y políticos reportaron en Falcón entre cinco y siete derrames de hidrocarburos desde la refinería Cardón, en la Península de Paraguaná; en la población de Río Seco, al occidente del municipio Miranda, debido a una rotura de una tubería de petróleo subacuática en el sector Arajó; así como en la refinería El Palito, en el estado Carabobo. Como consecuencia de estos accidentes, las costas falconianas y especialmente el ecosistema del parque nacional Morrocoy se han visto afectados.

El Pitazo registró estos derrames de crudo desde el 1° de agosto hasta el 18 de diciembre entre los estados Falcón y Carabobo. Las comunidades advirtieron inicialmente la presencia de manchas aceitosas en las aguas del Golfo Triste entre las poblaciones de Boca de Aroa y Tucacas, en Río Seco y en la Península de Paraguaná, lo cual activó las alarmas de los grupos ambientalistas.

Hasta la activista ambiental sueca Greta Thunberg se refirió a este derrame de petróleo y señaló que se ha proporcionado muy poca información oficial.

La Fundación Azul Ambientalista señaló en su red social que, según el laboratorio de Sensores Remotos de la Universidad Simón Bolívar, en una extensión de aproximadamente 260 kilómetros, frente a la refinería El Palito, hay restos de hidrocarburos.

Después de cuatro meses, Pdvsa no ha explicado las causas del derrame de petróleo en Morrocoy. No hay pronunciamiento oficial ni información acerca del resultado de las pruebas recogidas en las playas de Boca de Aroa.

La comisión de ambiente de la Asamblea Nacional aseguró que el derrame de petróleo del 1° de agosto se originó debido al colapso de una laguna de oxidación en el patio de la refinería El Palito, lo que confirmó el laboratorio de sensores remotos de la Universidad Simón Bolívar, que mostró imágenes satelitales de la mancha de crudo.

La Sociedad Venezolana de Ecología, durante un foro virtual con especialistas en el área, aseguró que de acuerdo con las imágenes compartidas por un satélite el derrame habría ocurrido entre el 19 y el 22 de julio en la refinería El Palito. El hidrocarburo avanzó por el efecto de los vientos y las corrientes que lo trasladaron hasta llegar al Golfo Triste y el Parque Nacional Morrocoy.

El ministro de Ecosocialismo, Oswaldo Barbera, manifestó a mediados de agosto que en el incidente no se registraron afectaciones a la flora y fauna marina de Morrocoy, y que se coordinó junto con Pdvsa la colocación de mantas y barreras oleofílicas para detener el desplazamiento del crudo. 

El Ministerio de Ecosocialismo aseguró que las playas de Morrocoy fueron saneadas y están aptas tras el derrame petrolero, lo que fue refrendado por Inparques. No mencionó responsables ni si se está haciendo un estudio de impacto ambiental en las costas falconianas. 

Henderson Colina, especialista en desarrollo sustentable y coordinador de Relaciones Internacionales de la Asociación de Ecologistas para la Preservación del Ambiente (Aepa), capítulo Falcón, dijo que el desequilibrio ecológico permanecerá por al menos 30 años en la zona costera falconiana y que repercutirá también el Refugio de Fauna de Cuare, Chichiriviche.

Aepa Falcón ha documentado 237 derrames de hidrocarburos en los últimos 12 años en las refinerías de Cardón y Amuay, con la antigua y actual directiva de Pdvsa, una industria petrolera que a juicio de Colina, siempre ha trabajado de espaldas al ambiente y a las comunidades.

Voceros del Ministerio de Ecosocialismo y de la Gobernación Falcón se contradijeron en el número de kilómetros afectados por el derrame de petróleo. El ministro Oswaldo Barbera informó el 4 de agosto que fueron cuatro kilómetros, mientras que el secretario regional de la gobernación en Falcón, Henry Hernández, dijo en una cadena radial que fueron siete kilómetros los que estaban siendo saneados por voluntarios y cuadrillas de Inparques y Pdvsa.

El 8 de septiembre pescadores de Río Seco, municipio Miranda, denunciaron la presencia de una mancha de hidrocarburo que tenía tres días y se expandía con rapidez en la zona de Arajó (Golfete de Coro). Se comprobó que provenía de una tubería subacuática de petróleo rota que llega hasta la refinería Cardón, en Paraguaná.

No solo fue la rotura de la tubería de crudo que cruza el mar hasta Paraguaná, sino también una tubería de gas que desde hacía unos tres meses estaba rota y que eleva más de dos metros el agua del mar.  

Imágenes satelitales analizadas por el coordinador del Centro de Biodiversidad Marina de la Universidad Simón Bolívar (USB), Eduardo Klein, advirtieron además otros derrames en la refinería Cardón y El Palito en los meses de octubre, noviembre y el último el pasado 16 de diciembre cuyas manchas de crudo se podrían llegar a Boca de Aroa.

El más reciente fue denunciado por María Gabriela Hernández, diputada de la Asamblea Nacional. Indicó que era el séptimo que se registraba en menos de tres meses en las refinerías Cardón, Amuay y El Palito.

La directiva de los comités técnico y científico de la Federación Venezolana de Actividades Subacuáticas exigió a las autoridades de Pdvsa y del Ejecutivo Nacional explicar a la opinión pública nacional las causas y los alcances del grave daño al ambiente marino costero en la costa oriental de Falcón.

Gustavo Carrasquel, director general de la Fundación Azul Ambientalistas, explicó que el proceso de saneamiento de la zona afectada que en total fueron siete kilómetros, tomaría entre seis meses y un año.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.