En los diferentes establecimientos comerciales los juguetes se cotizan en dólares; sin embargo, hay poca variedad. Una de las alternativas por las que optan los padres es comprarlos en Estados Unidos y traerlos a través de empresas encargadas de envíos puerta a puerta

Por: Pola Del Giudice / Rosanna Battistelli

Angélica lee la carta una y otra vez. Su hija Verónica, de 6 años de edad, pidió desde el mes de septiembre lo que quería como regalo de Navidad: las muñecas de Anna y Elsa y el castillo de la película Frozen 2, un carro de las L.O.L. y un bebé Reborn. 

En una suma rápida, Angélica calcula que todo costará al menos 200 dólares, según un sondeo que hizo en establecimientos ubicados en la ciudad de Caracas y tienda por departamentos; sin embargo, su presupuesto no le permite hacer ese gasto, además que la variedad en los negocios visitados es poca. 

En una tienda por departamentos, ubicada en el centro Comercial Chacaíto, en Caracas, Angélica consiguió el carrito de las L.O.L. en 65 dólares, con una sola muñeca. El resto de la lista no lo vendía el tradicional comercio. 

Siguió su búsqueda y, por redes sociales, encontró dos jugueterías en Caracas, una de ellas virtual, con entrega física cerca de La California, en la capital del país, y otra física en La Boyera. Decidió ir primero a esta última, pero tampoco consiguió los regalos. 

Tiendas virtuales

Ante los intentos fallidos por completar los regalos que traerá el Niño Jesús, Angélica ubicó una tienda virtual donde ofrecían un servicio que le llamó la atención: sistema de apartado, así que consideró escribirle al número de contacto y cotizar la lista de juguetes.

“Bienvenidos, antes de comenzar a chatear te recomendamos leer lo siguiente: Estamos en La California. Debido a la cuarentena, abrimos de lunes a sábado desde las 9:00 am. No somos tienda física; sin embargo, tenemos una oficina con exhibición donde podrás retirar y pagar”, así respondieron el saludo de Angélica.

Angélica preguntó los costos de cada juguete y la modalidad de pago y comprobó que su cuenta preliminar no estaba lejana a la realidad. Cada una de las muñecas costaba 40 dólares, el carro 60 dólares y el bebe Reborn, que es un muñeco de silicona que asemeja a un bebé real, 110 dólares.


Es complicado, porque corres contra el tiempo, pero hay que esperar los juguetes que serán tendencia para la temporada y  cuadrar el tiempo de importación, a través de envíos marítimos por empresas logísticas, denominadas Courier

Dueño de una tienda virtual

Juguetes tendencia

El gerente de una tienda virtual consultado por El Pitazo señaló que desde el mes de octubre de 2020 comenzaron a comprar los juguetes. “Es complicado, porque corres contra el tiempo, pero hay que esperar los juguetes que serán tendencia para la temporada y cuadrar el tiempo de importación, a través de envíos marítimos por empresas logísticas, denominadas courier”, explicó.

Destacó que esta tienda tiene sistema de apartado y los padres pueden cancelar desde octubre hasta el 24 de diciembre en pagos fraccionados. “Nuestro concepto es que los clientes puedan tener sus juguetes, sin afectar tanto sus gastos”.

Según el entrevistado, los costos de los juguetes no aumentan porque trabajan en base al dólar. “En diciembre del año pasado sí subimos los precios, porque se incrementaron los costos de los envíos a través de los courier y ese costo se trasladó al precio final”, reconoció.  

En esta temporada de 2020 los juguetes más pedidos, de acuerdo con un sondeo realizado por El Pitazo, son la Barbie Reveal; una Barbie sorpresas que al meter en agua caliente se pinta y descubre su vestimenta, y color de piel y cabello; la Barbie Spa y toda la línea de la muñeca californiana de Mattel. “Hace unos años las muñecas L.O.L. llegaron para quedarse, así como Cry babies (bebe llorona)”, detalló. 

En cuanto a las preferencias de los varones, los artículos electrónicos son los más solicitados. “Siempre se venden los relacionados con Paw Patrol, mientras que los chamos de menor edad se inclinan por las pistas de carritos”, dijo. 

El trineo de Santa viaja puerta a puerta

Aunque hasta la primera quincena del mes de noviembre los envíos desde Estados Unidos a Venezuela habían bajado en comparación al último semestre del 2019, comprar en Estados Unidos sigue siendo una alternativa. Así lo aseguran encargados de empresas que se dedican a este negocio, quienes destacan que 2020 fue un año atípico a propósito de la pandemia por COVID-19.

Alexander Sánchez es el gerente de una de estas compañías de importaciones, encargada de envíos marítimos y aéreos entre Estados Unidos, Panamá y Venezuela, desde hace al menos diez años.


La gente compra muchísima ropa y lo que se pone en descuento ese día, los llamados deals, que son de ropa y comida, mayormente

Alexander Sánchez, gerente de una empresa de envíos puerta a puerta

De acuerdo con su experiencia, los artículos que más traen desde afuera son juguetes, comida y ropa, bien porque sus clientes los compran desde Venezuela o porque se los envían los familiares que están en el exterior.

A propósito de la proximidad del Black Friday, día que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas, Sánchez señaló que por lo general hay un repunte en el envío de mercancía comprada por Internet. 

“La gente compra muchísima ropa y lo que se pone en descuento ese día, los llamados deals, que son de ropa y comida, mayormente”, destacó al recordar que este año esa fecha se celebrará el 27 de noviembre.

La empresa que dirige Sánchez, con presencia y entregas en la región de Miranda, Caracas y Vargas, ofrece envíos tanto aéreos como marítimos. “Los marítimos tardan 10 días, a partir de que sale el barco, y los aéreos, máximo ocho días. Para estos últimos tenemos dos salidas a la semana”, explicó.

Sánchez destacó que las tarifas son competitivas. En los envíos  marítimos el pie cúbico cuesta 15 dólares y en el aéreo 3,5 dólares la libra. “Este costo involucra el proceso completo, desde recibir en la oficina en Estados Unidos, la salida de la bodega y el envío al domicilio de la persona en la Gran Caracas”, dijo. 

Detalló que por una caja pequeña un cliente cancela entre 20 dólares y 25 dólares, por una mediana 45 dólares y la grande tiene un costo de 65 dólares, en la Gran Caracas. “Para garantizar la entrega antes del 24 de diciembre, vía aérea, debe ser enviado a las oficinas en Miami antes del 12 de diciembre”, acotó. 

La compañía también entrega en el resto del país, pero con un costo adicional en el flete por seguridad y garantía de la carga; además ofrece el servicio de “personal shopper”: una persona que se encarga de realizar las comprar que solicite el cliente. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.