La mayoría de los hospitales y ambulatorios de 13 estados de Venezuela se encuentran sin ambulancias. Dependen del apoyo de Protección Civil y Cuerpo de Bomberos, cuyas unidades registran fallas mecánicas. Familiares de pacientes se ven obligados a cancelar traslados en dólares en ambulancias privadas

Por: Mariana Duque

Solo 164 ambulancias se encuentran operativas en 13 estados de Venezuela para atender a un aproximado de 20.000.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que representa un déficit de 654 ambulancias, pues de acuerdo con los parámetros de la Organización Mundial de la salud (OMS) debería haber al menos 818 unidades en hospitales y ambulatorios.

En los estados Táchira, Mérida, Trujillo, Distrito Capital, Vargas, Carabobo, Aragua, Miranda, Falcón, Apure, Cojedes, Portuguesa y Barinas hay 487 ambulancias dañadas, pertenecientes a centros médicos, organismos de prevención y rescate. La mayoría de vieja data y con fallas mecánicas.

La Organización Mundial de la Salud establece que por cada 25.000 habitantes debe haber al menos una ambulancia; parámetros alejados de la realidad de Venezuela, de acuerdo con la investigación realizada por el equipo de reporteros de El Pitazo que da cuenta de un déficit de 654 ambulancias.

Las unidades fuera de servicio presentan daños en motor y caja, están sin cauchos o han sido desvalijadas. La falta de presupuesto afecta a las corporaciones de salud, institutos de Protección Civil y Cuerpo de Bomberos. La reparación de una ambulancia oscila entre los 1.000 y los 7.000 dólares.

A estos factores, se agrega la falta de gasolina que impide la circulación de los vehículos. En San Cristóbal, el 28 de abril de 2020, una de estas unidades quedó varada por falta de combustible, por lo que funcionarios de Protección Civil Táchira se fueron caminando y empujando la camilla con el paciente.

El lunes 17 de mayo, una ambulancia que se trasladaba al Hospital Luis Razetti de Barinas se quedó sin gasolina en la Troncal 5. El conductor de un camión cava ofreció hacer el traslado y así pudieron llevar el paciente a la emergencia del centro asistencial.


LA REPARACIÓN DE UNA AMBULANCIA OSCILA ENTRE LOS 1.000 Y LOS 7.000 DÓLARES


A pesar de tratarse de un servicio de prioridad no todos reciben gasolina a precio subsidiado. En el estado Táchira, la gobernadora Laidy Gómez denunció, el lunes 17 de mayo, que para la ambulancia del hospital de El Piñal deben comprar en dólares el combustible. Lo mismo ocurre en los estados Barinas y Apure, en donde los familiares deben adquirir la gasolina en moneda extranjera para acceder al servicio de ambulancias.

En Trujillo existe un despacho coordinado con el gabinete de combustible, al igual que en 28 municipios del estado Táchira, en donde, según autoridades de la Corporación de Salud (Corposalud), la cantidad de litros otorgados no es suficiente para los recorridos realizados.

La escasez de ambulancias en casi todos los hospitales públicos del país ha generado que familiares de los pacientes tengan que cancelar entre 50 y 1.000 dólares en ambulancias privadas, dependiendo del trayecto y si requiere de cuidados intensivos.

Región andina

Táchira, Mérida y Trujillo son los estados con más ambulancias operativas, aunque están en déficit. Táchira, con una población aproximada de 1.255.869 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), requiere al menos 51 ambulancias en centros de salud. Actualmente, hay 30 activas (con fallas) y 69 inoperativas.

La Corporación de Salud (Corposalud) tiene 21 unidades funcionando, de un mínimo de 40 que necesitan para 10 hospitales y 252 ambulatorios; Protección Civil tiene ocho de al menos 29 que requieren y los bomberos tienen 2 de 5 que necesitan.

Según el director de Protección Civil Táchira, Jaiberth Zambrano, en la sede hay dos activas y otras seis fueron dadas en comodato a las alcaldías de Uribante (2), Torbes (2), José María Vargas (1), Michelena (1), Lobatera (1) y García de Hevia (1). Tres ambulancias presentan daños en motor, tren delantero y falta de cauchos, con un costo de 2.000 y 3.000 dólares para arreglarlas.

Las 21 unidades de Corposalud están distribuidas en los hospitales de: El Piñal (1), Pregonero (4) y Coloncito (2), y en los ambulatorios de Capacho (2), Delicias (1), Betania (1), San Antonio (1), El Cobre (1), Naranjales (1), Umuquena (1), La Tendida (1), San Simón (1), Cordero (1), San José de Bolívar (1), La Florida (1) y Palo Gordo (1).


En el gobierno de Hugo Cabezas (2012), la Fundación Trujillana de la Salud vendió el parque automotor dañado

Giovanni Vielma, presidente del Sindicato Único de trabajadores de la Salud de Trujillo

Su presidente, Ildemaro Pacheco, indicó que 10 ambulancias pueden ser reparadas, con un costo de entre 1.000 dólares y 7.000 dólares cada una.

Mérida cuenta con 41 ambulancias de al menos 98 que requiere, según la Corporación de Salud del estado; aunque de acuerdo con parámetros de la OMS, para atender a una población de 1.025.445 habitantes, se necesita un mínimo de 41 ambulancias en centros de salud.

Un extrabajador de Corposalud, que prefirió no ser identificado, señaló que en la entidad hay 14 hospitales que necesitan un mínimo de dos unidades cada uno para poder responder a las emergencias.

El vocero detalló que Mérida necesita 29 ambulancias entre hospitales tipo I y II, 34 en ambulatorios las 24 horas y 35 en parroquias rurales.

El Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) tiene una ambulancia, mientras que el del Seguro Social y el Hospital Nuevo de El Vigía no poseen. En el caso de los ambulatorios, 10 de 24 requieren al menos 2: Tabay, San Juan, Zea, Santa Elena de Arenales, Arapuey, Guayabones, Dr. César Ruiz de Ejido, Santa María de Caparo, Los Nevados y Aricagua. Los otros 14 pueden funcionar con una ambulancia.

Centros de salud de Pueblo Llano, Tovar, Santo Domingo y Lagunillas tienen entre 3 y 4 ambulancias dañadas.

Trujillo tiene 12 ambulancias operativas y 17 inoperativas en 11 centros de atención entre hospitales, ambulatorios y bomberos. La ciudad de Valera, con 160.000 habitantes, necesita al menos 7 unidades operativas; mientras que el estado, con unos 700.000 habitantes, requiere al menos 28 vehículos en los hospitales.

Según el presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Salud de Trujillo, Giovanni Vielma, el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo de Valera hace cuatro años tenía cuatro ambulancias, ya no las tiene. Recuerda que en 2012, la Fundación Trujillana de la Salud vendió el parque automotor dañado, incluyendo ambulancias dañadas y sin repuestos.

En el municipio Trujillo, el Hospital Dr. José Gregorio Hernández tiene una ambulancia y los bomberos dos; en Boconó, el Hospital Rafael Rangel tiene dos; los bomberos dos operativas y dos inoperativas; el Hospital María Aracelis Álvarez de Betijoque no tiene; en el Hospital José Vasallo Cortés de Sabana de Mendoza hay una operativa y dos inoperativas. Los bomberos cuentan con una. El Hospital Juan Montezuma Ginnari de Valera no tiene ambulancias, los bomberos de la zona tienen una.

Los ambulatorios de San Rafael de Carvajal, Escuque y Motatán no tienen, y en las parroquias Junín y Paraíso hay dos inoperativas. El Centro Diagnóstico Integral (CDI) de Dividive, municipio Miranda, tiene una ambulancia y se desconoce su operatividad.

Región central

Con un aproximado de 5.000.000 de habitantes, la Gran Caracas requiere de al menos 200 ambulancias, de acuerdo con parámetros de la OMS. Cuenta con 52 ambulancias inoperativas y tres activas entre tres organismos de seguridad y un hospital. Antes había un mínimo de 10 ambulancias en cada cuerpo de seguridad.

Según el gerente de operaciones de los Bomberos de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Alexander Pérez, la institución posee dos ambulancias, una está inoperativa por fallas eléctricas. Requieren mínimo tres, pues demoran entre dos a cinco horas en un servicio.

Protección Civil Distrito Capital tiene una unidad para traslados COVID-19, y Protección Civil Libertador no tiene operativas; mientras que Bomberos de Caracas posee una ambulancia, de 30 que usaban hace cinco años, según trabajador de PC que prefiere no ser identificado.

El Hospital General Dr. José Ignacio Baldó (El Algodonal) sumaba tres ambulancias en 2010; desde hace tres años no tiene.


Carabobo, donde hay una población cercana a los 3.000.000 de habitantes, requeriría al menos 120 ambulancias de uso público

Jacobo Vidarte, comisionado de la Acaldía de San Diego para la gestión de riesgo

Miranda, con unos 3.000.000 de habitantes, requiere unas 120 ambulancias, de acuerdo con parámetros de la OMS. Voceros de organismos de seguridad y prevención manifestaron a El Pitazo que necesitan más de 60 para la cobertura de emergencias. Informaron que hay 30 inoperativas por falta de presupuesto o escasez de repuestos.

Para el 16 de abril de 2021 había 38 ambulancias operativas entre bomberos, policía, Protección Civil regional y municipal. Bomberos Miranda tiene tres ambulancias activas y PC siete, una en cada subregión. El Hospital Victorino Santaella de Los Teques cuenta con una operativa. La mayoría de los hospitales no tienen.

Aragua con al menos 2.000.000 de habitantes debe tener unas 80 ambulancias, pero cuenta con 7 activas y 36 inoperativas. De 31 unidades de la Corporación de Salud, hay 5 funcionando. El hospital del Seguro Social José María Carabaño Tosta posee 12 unidades, de las cuales 2 están disponibles; y el Hospital José María Benítez no tiene ni una; anteriormente poseía seis.

Vargas, con una población de 410.589 habitantes, requiere un mínimo de 36 ambulancias y posee 5, pertenecientes a la Brigada de Especialidades Médicas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de Vargas.

El Hospital Dr. José María Vargas (Ivss – La Guaira) no tiene ambulancias, tampoco el Cuerpo de Bomberos. Las unidades están paradas por falta de repuestos y cauchos. La mayoría de los hospitales públicos carecen de ambulancias.

Carabobo tiene cerca de 3.000.000 de habitantes, por lo que requiere, de acuerdo con la OMS, al menos 120 ambulancias, datos confirmados por el comisionado de la alcaldía de San Diego para la gestión de riesgo y exvicepresidente del Sistema Integrado de Protección Civil y Bomberos de Carabobo, Jacobo Vidarte.

El Pitazo confirmó la operatividad de tres ambulancias. El Sistema Integrado de Protección Civil y Bomberos de Carabobo tiene seis unidades, dos paralizadas por falta de tripulación y una para casos COVID-19.

El Hospital Adolfo Prince Lara (centinela) tiene una ambulancia con fallas constantes, necesita al menos tres. El hospital del Seguro Social (Ivss) Francisco Molina Sierra no tiene por daños mecánicos; y la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia (Chet) tiene dos unidades, una para casos COVID-19.

Occidente

Falcón tiene una población aproximada de 1.200.000 habitantes, por lo que de acuerdo con parámetros de la OMS debe contar con al menos 48 ambulancias. Actualmente, tienen 8 operativas, 3 en los municipios más poblados: Miranda y Carirubana.

Miranda, con una población aproximada de 270.000 habitantes, requiere 11 ambulancias y tiene 2, mientras que Carirubana con 300.000 habitantes debe tener 12 y cuenta con 1. Siete unidades reposan en el “cementerio de ambulancias”, como definen los empleados de Protección Civil en Coro al estacionamiento de la sede.

Los Llanos

Apure cuenta con unos 400.000 habitantes, para los que se necesita un mínimo de 17 ambulancias. El estado cuenta con una operativa que fue trasladada al servicio médico de la Policía por orden del gobernador Ramón Carrizalez.

Según el cuerpo de bomberos, sus dos ambulancias están inoperativas por falta de repuestos y costos de reparación. Para acceder a la ambulancia habilitada se hace una solicitud formal ante la comandancia policial de Apure. El paciente cubre gastos de gasolina y viáticos para el personal.

Cojedes tiene 5 ambulancias operativas y 13 inoperativas. Con una población de unos 300.000 habitantes necesita un mínimo de 12 unidades en hospitales. Protección Civil posee 1 para atender todo el estado; 2 el Cuerpo de Bomberos, 1 en Tinaquillo y otra en San Carlos; y el Hospital Dr. Egor Nucete tiene una ambulancia para traslados COVID-19.


PARA ACCEDER A LA ÚNICA AMBULANCIA HABILITADA EN APURE DEBE HACERSE UNA SOLICITUD FORMAL ANTE LA COMANDANCIA DE LA POLICÍA


Portuguesa, con al menos 1.000.000 de habitantes, necesita 40 ambulancias. La zona sur del estado tiene 8 operativas y 5 inoperativas.

En el Hospital Universitario Miguel Oraá (Humo) no hay ambulancias por daños en caja de velocidades y motor fundido. Reciben apoyo de dos unidades del cuerpo de bomberos.

Las poblaciones de Guanarito, Ospino, Chabasquen, Biscucuy, Araure y Turen tienen ambulancias que mantiene cada alcaldía. A veces inoperativas por falta de repuestos y suministros de aceite y combustible.

En Guanare solo tiene ambulancia la clínica Sucardio, que por convenio apoya al Humo.

Barinas, con un aproximado de 601.594 habitantes, requiere unas 25 ambulancias en los centros de salud, y cuenta con 2 operativas y 16 dañadas. Una en el Hospital Luis Razetti y una en bomberos municipales, solo para traslados internos.

Protección Civil, bomberos municipales y el Hospital Luis Razetti poseían seis ambulancias cada uno. Actualmente, Protección Civil no tiene ninguna operativa por desperfectos mecánicos debido a la falta de mantenimiento, baterías y cauchos en mal estado.

Cuando se requiere hacer traslados en las ambulancias operativas del cuerpo de bomberos y del Hospital Luis Razetti, los familiares de los pacientes deben conseguir gasolina para poder utilizar el vehículo.

Entre 50 dólares y 1.000 dólares por ambulancia

El déficit de ambulancias en los centros de salud e instituciones públicas obliga a familiares y pacientes a buscar otras opciones, que muchas veces resultan inaccesibles o riesgosas.

Trasladar pacientes en ambulancias privadas en Aragua cuesta 50 dólares dentro del municipio, 90 dólares entre municipios y entre 130 y 150 dólares para casos COVID-19.

En Miranda, una ambulancia con cuidados intensivos de Los Teques a Caracas vale hasta 100 dólares. Para pacientes COVID-19 solicitan hasta 300 dólares. En Vargas, el traslado básico es de 80 dólares y el más costoso en 420 dólares.

En Carabobo, un traslado (sin COVID-19) desde Diego Ibarra hasta San Felipe en Yaracuy está entre los 600 dólares y 1.000 dólares; mientras que desde el Centro Médico Guerra Méndez hasta el Hospital Central de Valencia cuesta unos 300 dólares.

El Pitazo confirmó que desde la urbanización El Trigal hasta la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia un servicio de ambulancia (COVID-19) está por los 150 dólares . Dentro de la ciudad cuesta 25 dólares. Si es fuera de la costa, por ejemplo hacia Valencia, oscila entre 250 y 300 dólares.

En Trujillo, las ambulancias privadas cobran entre 200 dólares a 300 dólares hacia Barquisimeto, donde realizan tomografías.

Dentro de la ciudad de Mérida cuesta entre 60 dólares y 70 dólares, si el paciente requiere oxígeno sale en 10 dólares más. Un traslado hasta El Vigía, sin oxígeno, está en 180 dólares y con él 200 dólares.

En Táchira, los costos varían entre 60 dólares y 500 dólares. En San Cristóbal, un traslado sin oxígeno cuesta 60 dólares y con oxígeno entre 80 dólares y 90 dólares. Hacia otros municipios cobran hasta 500 dólares, dependiendo de los cuidados intensivos.

Trasladar a un paciente desde San Fernando de Apure hasta Caracas tiene un valor de 200 dólares, mientras que un servicio de ambulancia tipo uno para trasladar emergencias desde Barinas hasta Portuguesa está por el orden de 300 dólares y 400 dólares.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.