Hasbro, Fisher Price o Mattel ya no abarrotan las vitrinas de las jugueterías. De hecho, Cavefaj, asociación que agrupa a las cadenas sectoriales de juguetes, indica que la venta de este tipo de producto se redujo un 55%. Las razones se las achacan al bajo poder adquisitivo y el cierre de empresas en el país

Pocas cosas generan más ilusión en un niño que redactar la carta del Niño Jesús o Papá Noel. Catálogos en mano, los más pequeños eligen los juguetes que esperan recibir llegada la Navidad, y lo hacen, como es normal, sin mirar el precio ni dónde se encuentre el juguete. Ellos no se preocupan por eso, porque los que se encargan de comprar los regalos tienen el dinero y la facilidad para encontrarlos.

En diciembre, la época más bonita y más costosa para los venezolanos, son los padres quienes no solo deben enfrentarse a la hiperinflación en los productos navideños, sino que también deben sortear la poca oferta de lo último en juguetes. Marcas conocidas como Hasbro, Fisher Price o Mattel, que años atrás era normal ver en cualquier escaparate, este año tendrán poca presencia en las jugueterías.

“En las jugueterías más conocidas ya no se consiguen los juguetes más vendidos en otros países”, fue uno de los comentarios más comunes por parte de algunas de las personas consultadas por El Pitazo, durante un recorrido por varias tiendas en el centro de Caracas y algunos centros comerciales.

El portal de comercio electrónico Amazon realiza cada año una lista llamada Holiday Toy List con los juguetes, juegos y regalos más nuevos y más vendidos para niños. Para esta temporada, destacan los productos relacionados con los últimos estrenos cinematográficos y las novedades tecnológicas y de creatividad, además de juegos de mesa.

“Nuestros 100 mejores juguetes y juegos han sido cuidadosamente seleccionados por un equipo de expertos para destacar los juguetes más nuevos, más vendidos y más comentados. La lista de este año presenta más juguetes y juegos exclusivos de Amazon que nunca antes. En Amazon”s Holiday Toy List, los clientes pueden encontrar juguetes y juegos para cada año en estas fiestas”, dijo la jefa de categoría de juguetes y juegos para Amazon, Anne Carhill, en la presentación de la lista de este año.

Sin embargo, la gran mayoría de esos juguetes no llegarán a Venezuela a precios estándares ni en grandes cantidades. “Desde hace tiempo no llegan juguetes nuevos, solo reposiciones de lo que hay”, comenta Alejandro García, encargado de la juguetería Toy en El Recreo.

Los juguetes ya no son importados desde Estados Unidos, sino que ahora vienen de China. Son los más pequeños quienes pueden detectar entre juguetes provenientes del país norteamericano y los del país asiático.

“Uno no se da cuenta de las diferencias, pero los chamos sí lo hacen. Pueden ver algún detalle en el juguete y si le falta alguna característica del juguete original que ellos vieron en internet se lo dicen a sus padres”, comenta Navas.

La mayoría de productos provienen de países asiáticos como China o Taiwán | Ronald Peña

Precios en verdes

Desde que Nicolás Maduro reconoció que en Venezuela hay ciudadanos que compran y venden con divisas, los negocios en todo el país se han apresurado a fijar sus precios en dólares o al cambio del día. Para muchos, la opción es rentable, pero para otros son precios extremadamente costosos y, por ende, difícil de pagar. En esta oportunidad, el famoso Niño Jesús se dolarizó y para muchos padres pagar un monto extremadamente alto por un juguete no es beneficioso.

En un recorrido por el centro de Caracas y por algunas jugueterías de centros comerciales como El Recreo y Sambil se pudo conocer los costos aproximados de los juguetes que se encuentran en el país.

Uno de las consultados fue Boris García, quien se encontraba realizando el llamado “estudio de mercado” para planificar las compras y saber de cuánto dinero debe disponer para cubrir las peticiones de sus dos hijos. “Vine para ver los precios de los Avengers que son los que quieren mis hijos. El presupuesto se debe manejar en dólares porque es la moneda que está en el mercado, pero no manejo un presupuesto como tal”.

Los muñecos de los Avengers tienen un costo estimado de 10 a 20 dólares que varían de acuerdo al material y los accesorios que incluyan. Los Buzz Lightyear y los vaqueros Woody van desde los 24 hasta los 40 dólares, mientras que para las niñas las muñecas L.O.L son las más pedidas. Según el tamaño oscilan entre 6 y 20 dólares, y las clásicas Barbie siguen estando presentes y sus costos pueden llegar hasta los 30 dólares.

Gran parte de los vendedores en la ciudad han concordado con que los precios se mantienen en divisas; sin embargo, y como está la economía en el país, puede que los precios sufran ajustes con el paso de los días.
Lo que no conocen los padres es que la mayoría de esos juguetes provienen de China, y no de las principales marcas norteamericanas creadoras de los juguetes originales. 


En Venezuela existe una mezcla entre copias de juguetes provenientes de países asiáticos con los juguetes norteamericanos


Otras formas de adquirir los juguetes

Los padres se las ingenian para adquirir algún obsequio para sus hijos sin importar el precio ni la estrategia que deba desarrollar para encontrarlos. La intención es no dejar a los niños sin una de las tradiciones navideñas por excelencia.

Oriana González tiene cuatro niños y el menor acaba de cumplir seis meses. Afirmó que solicitará una colaboración a su familia para comprarles algún juguete. Se encuentra a la espera de remesas. “Le pediré ayuda a mis hermanas que están en Perú y Colombia, o a los compadres a ver si les pueden mandar algo. Mis padres siempre me ayudan con los juguetes porque, aunque mi esposo y yo trabajamos, el dinero se va en comida”, detalló.

Si el precio no es un impedimento, el modelo del juguete solicitado por los niños sí lo es. Muchos de los juguetes que son los más vendidos a nivel mundial no se consiguen en tierras venezolanas. 


La Cámara Venezolana de Juguetes, Deportes y Recreación (Cavefaj) señala que el negocio ha caído en 55%, entre otros factores, por el bajo poder adquisitivo y cierre de empresas


Otros manifestaron que están ahorrando para viajar a Cúcuta y así hacer las compras decembrinas. “A pesar de la odisea de un viaje de 12 horas, al pasar la frontera se consigue todo más barato. Aprovecharé para comprar medicinas, alimentos y, obviamente, los juguetes que quieren mis hijas”, indicó Marco Gómez.

Los padres también cuentan con la opción de las ofertas difundidas por redes sociales como Whatsapp e Instagram. “Tuve que recurrir a una cuenta de Instagram para poder comprarle la Barbie que quería mi hija. Ella la vio por internet, pero ese modelo no se encuentra aquí en Venezuela”, dijo María José Vásquez, madre de una niña de nueve años.

A pesar de esa facilidad de compra, el precio tiende a ser el doble de lo que cuesta en tiendas virtuales como Amazon.

Los juguetes ausentes en las tiendas se pueden conseguir a través de tiendas virtuales o encargos | Instagram @juguetespdg

Jugueterías icónicas han reducido su oferta

Si se habla de lugares reconocidos por su variedad en juguetes se viene a la mente de cualquier caraqueño El Botón de Oro, en el centro de Caracas, y la juguetería Tiki Taka en Sabana Grande. Ambas han visto sus espacios y sus vitrinas reducidas por la baja demanda y por la casi nula importación.
La encargada de la juguetería El Botón de Oro indicó que, luego de más de 60 años en el boulevard, han tenido que ir disminuyendo el espacio físico por la disminuida demanda.

“Antes esta juguetería tenía dos pisos, pero con los años hemos venido en picada. Ahora solo tenemos un espacio pequeño para exhibir porque no contamos con juguetes para cubrir los dos pisos”.

La juguetería Tiki Taka presenta una realidad parecida. Hace algunos años sus vitrinas y escaparates exhibian lo último en juguetes, ahora se reduce a un par de vitrinas con productos que les han quedado de importaciones pasadas.

“Lo ideal es que una juguetería esté abastecida, pero la situación del país no lo permite. Sin embargo, preferimos seguir abierto con algunos juguetes y con otros tipo de mercancía como prendas de vestir”, explica Carmen Pires, vendedora del local.

De algunas de las jugueterías tradicionales que aún quedan abiertas y con mercancía se encuentra Toy, en El Recreo. Con el objetivo de no cerrar tuvieron que pasar de la compra tradicional de mercancía, a través de una distribuidora, al mecanismo de consignación.

 En términos prácticos, la consignación se utiliza en tiendas que se especializan en un particular tipo de producto, en este caso, los juguetes. La juguetería acuerda pagarle al vendedor luego de que la mercancía se venda. Es decir, el mayorista deja el producto a la tienda a ver si se vende, si ocurre lo contrario, el producto regresa a manos del distribuidor.

“Los dueños de las jugueterías aceptan los productos que saben que se van a vender. No es como en otros tiempos que se arriesgaban con cualquier mercancía. Deben apostar a lo seguro en aras de no cerrar”, afirma el vendedor de la juguetería.

Sin publicidad

Atrás quedó la época cuando desde principios de noviembre comenzaban a aparecer cuñas publicitarias de juguetes como Barbie, Max Steel o Legos. En la televisión nacional ya no aparece nada por el estilo.

El Pitazo hizo seguimiento a los canales nacionales (TVES, VTV, Venevisión y Televen) en el horario de 4:00 a 6:00 pm desde el 11 de noviembre hasta el 11 de diciembre y, durante ese periodo, no se transmitió ningún tipo de publicidad que hiciera alusión a juguetes.

La Asociación Nacional de Anunciantes (Anda) señala que no se realizan comerciales debido a la nula presencia de marcas de juguetes reconocidas a nivel mundial como Kreisel, Hasbro, Legos; quienes eran los que tenían el capital para pagar sus campañas


“Ya no se hacen comerciales porque las grandes marcas ya no están en el país. Los juguetes que llegan son importados de China o Taiwán y no van a invertir su dinero en publicidad que saben que no va a tener casi ninguna repercusión en el público”, dijo uno de los voceros de Anda que prefirió resguardar su identidad.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.