El Pitazo entrevistó a varios expertos en educación preescolar que ofrecen consejos a los padres para que puedan contribuir desde sus hogares con el aprendizaje de sus hijos. Desde que se decretó la cuarentena, a mediados de marzo, los representantes se han visto en la obligación de apoyar a los infantes en su educación y en esta oportunidad psicopedagogas y maestras destacan cómo se puede estimular a los infantes que comienzan a aprender los números, las letras, las sumas, las restas, la lectura y a desarrollarse en su entorno

De los tres años y medio hasta los seis años y medio los niños deben ir al preescolar, aunque en algunos colegios varía la edad para ingresar. Sin embargo, desde el 13 de marzo, cuando se decretó la cuarentena por el COVID-19, los infantes no han recibido clases presenciales. Ahora los padres desde casa cumplen con las actividades enviadas desde el colegio para seguir estimulando el desarrollo de sus hijos. No obstante, algunos no tienen los conocimientos ni la pedagogía para impartir estas enseñanzas.

“Ir al preescolar es obligatorio en Venezuela, y es tan importante asistir porque la primera función del preescolar es socializar. Los niños aprenden a compartir, normas y reglas. El preescolar es tan importante que de eso depende el éxito en primero y segundo grado, porque en esta etapa aprenden muchas cosas: desarrollan su motricidad fina y gruesa, sientan las bases para el aprendizaje de lectoescritura que viene luego”, explicó Yusela Osuna, psicopedagoga.

El Pitazo, a través de entrevistas con expertos, ofrece algunos consejos y recomendaciones para que los padres lleven de la mejor forma la educación a distancia en el hogar.


EN LA EDUCACIÓN A DISTANCIA CON LOS NIÑOS DE PREESCOLAR LAS MAESTRAS TRABAJAN MÁS CON LOS PADRES, PORQUE SON ELLOS LOS QUE TENDRÁN QUE EXPLICARLES A LOS NIÑOS LA ACTIVIDAD QUE DEBEN HACER


¿Cómo enseñar a niños de preescolar desde el hogar?

En la educación a distancia con los niños de preescolar, las maestras trabajan más con los padres porque son ellos los que tendrán que explicarles a los niños la actividad que deben hacer. “Los contenidos para mis niñitos yo los envío por correo o WhatsApp. En el contenido les indico paso a paso a los padres cómo deben explicarle la actividad al niño. Es importante que los padres tengan claro cómo se lo van a explicar para que el niño tenga conciencia de lo que está trabajando”, indicó Deyanira Ramírez, profesora de preescolar.

Sin embargo, Ramírez señaló que en este tipo de situaciones, donde los niños también se estresan, es importante fortalecer con ellos los lazos con la familia y hacer dinámicas que lleven más a la práctica la parte emocional afectiva que la parte académica. “Lo académico es importante, pero es necesario fortalecer lo demás para que el proceso académico no sea tan aprensivo para los niños y padres, recordando que los padres no son maestros de preescolar”.

El aprendizaje en el nivel preescolar debe ser muy lúdico y kinestésico, porque los niños pequeños aprenden a través de lo vivencial. “En esta etapa aprenden los números, se inician en el proceso lógico matemático de sumas y restas, aprenden el abecedario, se inician en la lectura y la escritura. Y lo más importante es que aprenden sobre la socialización; sin embargo, este punto es el que más se ve afectado con la cuarentena”, señaló la maestra.


Ir al preescolar es obligatorio en Venezuela, y es tan importante ir porque la primera función del preescolar es socializar. Los niños aprenden a compartir, normas y reglas

Yusela Osuna, psicopedagoga

Osuna explicó que en el inicio de la etapa educativa los primeros educadores de los niños son los padres. “El espacio de aprendizaje por excelencia es el hogar. Entonces, quizá esta primera etapa es la que menos sea vea afectada en la parte cognitiva por la cuarentena”.

La psicopedagoga indica que en el aprendizaje en el hogar es importante que los niños se sientan cómodos. Esto es lo que siempre se dice, pero es fundamental, sobre todo tomando en cuenta que esta no es solo una etapa de adaptación para los niños, sino también para los padres. Los adultos están llevando una carga a la que no están habituados porque tienen toda la presión en el aspecto económico, además el temor a contagiarse y, por otro lado, deben hacer el papel de tutor del niño y en muchos casos no están preparados, pues no tienen la pedagogía.

Por su parte, Yesenia Gómez, psicopedagoga, esgrimió que en la etapa de preescolar los niños son muy activos, por lo tanto hacer la tarea no debe implicar un tiempo mayor a los 30 minutos. “Esos 30 minutos pueden ser divididos en algunas ocasiones en 10, 10 y 10, entre cada lapso tomar descansos de 2 a 5 minutos”. Gómez también señaló que es importante explicarle al niño la situación que se vive, porque es probable que en un principio rechace la figura del padre para hacer las tareas porque no usa las mismas estrategias que utilizan las maestras en el colegio. “Lo mejor es hacer dos actividades diarias para que el niño rinda y no se fatigue”.

La etapa de preescolar posiblemente sea la más sencilla porque los niños aprenden a través del juego, pero ¿qué juegos?

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES DE NIÑOS DE PREESCOLAR

– Antes de hacer las tareas es importante que jueguen, que rasguen periódico, revistas, que jueguen con tapitas, que clasifiquen por colores, por tamaños, que alineen, ponerlos a organizar un gabinete de la cocina, todas esas cosas que están al alcance ayudan.

– Doblar la ropa los ayuda con su motricidad fina. Saltar, correr, bailar los ayuda con su motricidad gruesa.

– Si los niños están aprendiendo los números es importante que antes que ellos comiencen con la tarea, primero se haga en macro. Es decir, hacerla con material concreto. Si se van a hacer los números del 1 al 10, primero vamos a contar objetos, agarrar tapitas, lápices, granitos, paletas o cantar canciones donde estén los números. Después hacer los números en papelitos y que el niño haga la relación entre la cantidad de objetos y el número marcado.

– Antes de hacer la tarea que se manda para ser realizada en papel y con lápiz, hacer el número o la letra con tiza o cualquier material con textura en una hoja grande, que el niño lo toque con los ojos cerrados. También se le puede marcar el número o la letra en la espalda del niño. Todo esto para que aprenda de forma vivencial.

– Darle sentido a lo que hacen, explicar por qué deben aprender las letras y decirles, por ejemplo: Es para que puedas utilizar la computadora y saber qué dice ahí o para que puedas escribirle la carta al Niño Jesús.

– Dar las instrucciones, entendiendo que cuando el niño trabaja en el aula, la maestra no está con él de manera personalizada. ¿Qué hace? Da la instrucción y el niño lo hace; si se equivoca, la maestra corrige y el escolar lo vuelve a hacer.

– Para mantener la socialización es importante que mamá, papá y hermanos jueguen con el niño, conversen, vean comiquitas y hablen al respecto. Si tiene teléfonos o dispositivos inteligentes, deje que el niño haga videollamadas con sus familiares, vea y converse con sus amiguitos del colegio.

Fuentes: Yusela Osuna, psicopedagoga y Yesenia Gómez, psicopedagoga.

Es importante hacerles las cosas lo más sencillas y divertidas posibles a los niños. “Cuando hagan la actividad es necesario que el niño esté sentado en un sitio cómodo, que los pies no le queden en el aire, que el codo no esté fuera de la mesa; es importante para la calidad del trabajo que se hará. Si el cuerpo está preparado y concentrando para la actividad, la enseñanza que se intenta integrar va a llegar con mayor facilidad”, indicó Osuna.


En esta etapa aprenden los números, se inician en el proceso lógico matemático de sumas y restas, aprenden el abecedario, se inician en la lectura y la escritura. Y lo más importante es que aprenden sobre la socialización; sin embargo, este punto es el que más se ve afectado con la cuarentena

Deyanira Ramírez, maestra de preescolar

Osuna especificó la importancia de que el padre entienda que no debe buscar la excelencia en las tareas de los niños. “Por lo general ellos se equivocan, y eso es en pro de su propio aprendizaje, porque el equivocarse lleva al niño a tener introspección, se da cuenta de que algo no está bien y busca la manera de solucionarlo. Esto lo ayuda en el desarrollo de su pensamiento, a darse cuenta de que no pasa nada si se equivoca. Por eso es importante darles autonomía y tener mucha paciencia”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.