Se han confirmado 17.860 casos (hasta el 30 de julio) de enfermos por COVID-19 en el país y voceros oficiales han declarado 346 veces para anunciar medidas sanitarias, económicas y educativas en medio de la pandemia. A pesar del incremento de personas contagiadas y fallecidos, Nicolás Maduro tomó la decisión de iniciar un plan de flexibilización desde el 1° de junio, sin embargo, ha dado un giro en su decisión y ha ordenado relajar el confinamiento en tres niveles: cuarentena radical, flexibilización parcial y vigilada y flexibilización general

El domingo 26 de julio,un día antes del inicio de una nueva semana de relajamiento, Nicolás Maduro anunció que se mantendría la cuarentena radical en Caracas y los estados Miranda, Zulia, Sucre, Vargas, Táchira y Bolívar. En las otras entidades del país se realizaría la flexibilización en otros niveles: parcial y general.

Este nuevo esquema ocurre luego de que, desde el lunes 1° de junio, entró en vigencia una modalidad de flexibilización de la cuarentena. El esquema se denominó “cinco por diez” y consistía en permitir cinco días laborables seguidos de diez días de cuarentena. En ese entonces, solo nueve sectores entraron en esta nueva dinámica: agencias bancarias, consultorios médicos y odontológicos, construcción, ferreterías, peluquerías, textil y calzado, talleres mecánicos, servicios de refrigeración,  plomería y transporte público. 

El lunes 15 de junio, inició otra semana de flexibilización, bajo una nueva fórmula, la del “siete por siete”, donde serían siete días de trabajo y siete días de cuarentena. Para esta nueva etapa se incorporaron 14 nuevos sectores de la economía. Sin embargo, el relajamiento se vio afectado por el incremento de casos de COVID-19 en algunos estados.

Estas medidas de flexibilización se toman después de más de dos meses de un confinamiento que empezó el 16 de marzo donde, hasta el 30 de julio, van 17.860 casos de contagios. Desde el inicio de la cuarentena social, voceros oficiales han declarado 346 veces para anunciar medidas para combatir la propagación del COVID-19. Las mismas decisiones que ha adoptado el Gobierno nacional las han replicado, vía decretos, los gobiernos regionales y municipales. Las acciones iniciaron con la cancelación de los vuelos internacionales procedentes de Europa y Colombia, el 12 de marzo, un día antes anunciarse los dos primeros casos de coronavirus en el país. Después de esta primera declaración, las demás han venido como efecto dominó.

La vocería la ha liderado Nicolás Maduro, seguido de Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la República; Jorge Rodríguez, ministro de Información y Comunicación; Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa; gobernadores y alcaldes. Las disposiciones han sido transmitidas por televisión, radio, ruedas de prensa y publicadas en sus cuentas oficiales de Twitter.

El Pitazo hace un seguimiento diario a las medidas que anuncian los voceros oficiales. En este espacio, que se actualiza una vez al mes, puedes encontrar las disposiciones que son tomadas para evitar la propagación del virus y sus consecuencias. También podrás leer distintos análisis publicados en nuestro portal sobre cómo estas acciones impactan la vida de los venezolanos.

De acuerdo con expertos, la cuarentena social trajo consigo una serie de medidas que no han sido efectivas. Se tomaron decisiones económicas que son insostenibles para el Estado. Se implementó un programa educativo que no está diseñado para generar un aprendizaje significativo en los niños y adolescentes. Se mantuvieron las escuelas abiertas para dar comidas a través del Programa de Alimentación Escolar (PAE) a jóvenes, pero no es capaz de asegurar la alimentación.

Además, la falta de combustible en todo el país hace que la distribución de alimentos y en la prestación de servicios sea cuesta arriba.

A todo este panorama complicado, se suma el retorno de venezolanos que habían migrado, como consecuencia de la pandemia en Latinoamérica. El Gobierno le exige a los ciudadanos que regresan que se sometan a una cuarentena en centros designados, donde se han señalado problemas de saturación y mala alimentación. 

Nicolás Maduro señala que el aumento en el número de contagios se debe al retorno de los venezolanos que estaban residenciados en los países vecinos, especialmente en los de Suramérica. En las dos últimas semanas del mes de mayo se observó un incremento en los casos de COVID-19, sin embargo, el Gobierno nacional decidió tomar medidas de flexibilización.

A todo esto se le suman las contradicciones en las cifras y en la forma de contagio de los casos confirmados en el país.

El primer decreto de cuarentena nacional

Entre las decisiones tomadas para evitar la propagación del virus anunciadas por Nicolás Maduro, quien gobierna con el desconocimiento de 61 países, están el uso de tapabocas y cuarentena social a partir del lunes 16 de marzo. Sin embargo, desde el principio médicos advirtieron que estas medidas son insuficientes e insostenibles. Conoce más detalles en este reportaje.

La cuarentena social implicó la suspensión de clases en todos los niveles y de todas las actividades laborales, excepto las cadenas de alimentos, servicios sanitarios y de salud, servicios de seguridad policial y militar, y el servicio de transporte, con la obligación de exigir mascarillas a los pasajeros.

El lunes, 16 de marzo, el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, explicó en transmisión televisiva cómo funcionaría el programa educativo Cada familia una escuela, que tiene como objetivo continuar la formación de los escolares a distancia. Pero expertos en docencia argumentan que el proyecto no tiene la planificación adecuada ni cumple con el objetivo de generar en los niños y adolescentes un aprendizaje significativo. Conoce en qué consiste el programa gubernamental y el análisis que hacen los especialistas sobre esta política que intenta adaptarse a la contingencia de la cuarentena.

De hecho, de acuerdo con un seguimiento de tres días al canal Vive TV, el único programa creado por el Gobierno Cada Familia una Escuela dividió sus segmentos de programación en solo dos partes: de 10:00 am a 11:00 am para educación inicial y primaria, y de 2:00 pm a 3:00 pm de la tarde educación medida. Se comprobó que en el canal no hace producciones nuevas que vayan en sintonía con la pedagogía a distancia. 

El Gobierno nacional también ordenó mantener las escuelas abiertas para entregar comidas a niños, niñas y adolescentes a través del Programa de Alimentación Escolar (PAE), sin embargo, según un seguimiento a nivel nacional en distintas instituciones educativas, esta medida no ha podido garantizar la seguridad alimentaria a los jóvenes.

Después de transcurrida la primera semana de la confirmación de los dos primeros casos de coronavirus en el país, en las estaciones de servicios empezaron las restricciones para el abastecimiento de gasolina: solo se podían abastecer el personal médico y de seguridad. De acuerdo con un reportaje realizado por El Pitazo, la decisión lejos de ser una medida para evitar la propagación del virus ayuda a rendir el poco combustible que hay en el país debido a la disminución en la producción, por la mala gestión de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) durante más de una década, y a la merma de las importaciones de gasolina después de que la estatal petrolera fuese sancionada a principios de 2019. Para saber por qué pasamos de exportar gasolina a comprarla y, ahora, a no tenerla lee nuestro trabajo especial.

Entretanto, el 21 de marzo, Maduro anunció medidas económicas que pretenden servir de contención a las consecuencias de la cuarentena y de la suspensión de actividades laborales. Venezuela no es el primer país en prever esta situación. Sin embargo, economistas coinciden en que el Estado venezolano no tiene la capacidad para enfrentar las consecuencias de la llegada del COVID-19 al país. Para conocer más detalles lee el análisis completo en este trabajo.

La extensión del confinamiento

Después de transcurrido un mes del anuncio de la cuarentena, el 11 de abril, Delcy Rodríguez anunció su extensión un mes más, es decir, hasta mayo. 

A una semana del anuncio de la extensión, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, informó que a partir de las 8:00 pm del domingo 19 de abril iniciaría un toque de queda en todo el estado Nueva Esparta, por órdenes directas de Nicolás Maduro, debido al foco de infección por COVID-19 registrado en la isla de Margarita. Indicó que la restricción a la libre circulación tendrá un horario entre las 4:00 pm y las 10:00 am.

Otra de las medidas tomadas es que gobiernos regionales y locales comenzaron a aislar en centros centinelas, hoteles o centros deportivos a los venezolanos repatriados. 

Por otra parte, el confinamiento se alargaba cada vez más y las restricciones resultaban desesperantes para las personas que padecen de fallas en los servicios básicos, escasez de gasolina y que se ganan la vida ejerciendo el comercio informal. Esto supone que las personas podían generar menos ingresos durante la cuarentena y cada vez se hacía más complicado acceder a alimentos. En un reportaje se evidencia que las personas sin hogar enfrentan la pandemia con miedo a morir de hambre.

En otro trabajo, sobre cómo el Gobierno nacional manipula las cifras del COVID-19, los expertos indican que el aislamiento lograba paralizar el descontento de los ciudadanos, la agitación política e incluso cualquier posibilidad de estallidos sociales que pudieran generarse.

La cuarentena empezó a relajarse

El 12 de mayo, Nicolás Maduro anunció la prórroga por 30 días más del estado de alarma y, por ende, del confinamiento. En ese contexto, uno de los sectores más afectados era el de la producción. Los efectos de la paralización de la economía provocada por la llegada de la pandemia del COVID-19, la falta de combustible en todo el país, las fallas en el sistema eléctrico, así como el poco financiamiento está impactando la producción. Así manifestaron los gremios que agrupan a los empresarios agrícolas y pecuarios, quienes han denunciado que no hay políticas públicas que apoyen la producción nacional de frutas, hortalizas, leche, quesos, carne, pollo y cerdo.

En una encuesta realizada por este medio, los ciudadanos atribuían la extensión de la cuarentena a la falta de combustible y no al coronavirus. 

El anuncio más importante durante este último mes es el de la flexibilización de la cuarentena. Y es que, según los datos oficiales, en dos semanas se duplicaron los casos de coronavirus en el país. A pesar de ese repunte, el Gobierno decidió flexibilizar la cuarentena para nueve sectores laborales. Especialistas indican que es un grave error teniendo en cuenta que los casos van en aumento.

Idas y vuelta con la flexibilización 

El 21 de junio se cumplieron 100 días desde que Venezuela está en cuarentena, el equipo de El Pitazo realizó un trabajo especial, donde se mostró un análisis de las acciones tomadas por el Ejecutivo, las cifras de la pandemia mostradas por los voceros oficiales y cómo los venezolanos han vivido el confinamiento durante todos estos días. Quedó en evidencia que la opacidad en las cifras del Gobierno cubrió información sobre el COVID-19, las medidas que adoptó la administración de Maduro no se adaptan al contexto venezolano y que estos días de cuarentena mostraron el rostro de un país en crisis.

Al día siguiente, el 22 de junio, Venezuela regresó a su confinamiento original, esta vez con una radicalización, ante el aumento de contagios en las últimas semanas. El Gobierno ordenó la suspensión de actividades en el Metro de Caracas y en el sistema de ferrocarril. Además, dio marcha atrás a los 24 sectores económicos que se habían reactivado, los cuales se vuelven a unir a la cuarentena.

El 27 de junio, el Gobierno nacional, a través de la vocería de Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Maduro, se echó para atrás con la flexibilización, ya que 12 entidades se mantendrían en cuarentena.

Caracas, la entidad con más casos positivos

Para este martes 28 de julio, el Distrito Capital registró 177 nuevos casos de COVID-19. Con esta cifra se mantienen en la entidad del país con mayor cantidad de contagiados, con un total de 3.213. 

Este incremento del coronavirus durante las últimas semanas trajo consigo que se habiliten espacios como el Poliedro de Caracas y el Parque Naciones Unidas para alojar a los contagiados. Esto, según los expertos, es una admisión tácita de que la capacidad de los centros de salud se rebasó. Es decir, los 45 hospitales centinelas en todo el país no resistió el aumento de casos de COVID-19.

El Gobierno nacional ha mantenido en cuarentena radical a Caracas por ser una de las entidades que registran más casos. Sin embargo, transeúntes y comerciantes no muestran miedo a un posible contagio y retornan a las calles frente a la necesidad de generar ingresos o para adquirir productos. Aquí puedes ver cómo estuvieron las calles este último fin de semana.

En los distintos análisis, los especialistas insisten en que el manejo de la pandemia por parte del Gobierno nacional ha sido insuficiente y equivocado por no responder a los criterios educativos, económicos o sanitarios.

Para ver la evolución detallada de las medidas, que iniciaron el pasado 12 marzo, desliza hacia la izquierda en la siguiente herramienta para leer las medidas que se han tomado cada día.

¿Qué opinas acerca de la actuación del Gobierno para combatir la pandemia de COVID-19?

– CUÉNTANOS EN LOS COMENTARIOS –

4.09/5 (65)

¿Qué tan útil fue esta publicación?