Luis Francisco Cabezas, director de la Asociación Civil Convite, asegura que la jornada de vacunación en Venezuela se desarrolla en medio de una completa improvisación y que los puntos seleccionados se convierten en un foco de contagio masivo al no velar por el cumplimiento de las normas de distanciamiento. El Vacunómetro, pieza elaborada por la Alianza Rebelde Investiga, revela que hasta el 22 de junio se han aplicado 813.877 dosis de las 3.230.000 que llegaron al país provenientes de Rusia y de China, según lo informó el gobierno de Nicolás Maduro

Ha transcurrido casi un mes desde que el ministro de Salud oficialista, Carlos Alvarado, anunció el inicio de la jornada de vacunación contra el COVID-19 para adultos mayores en Venezuela. Teodula Muñoz, de 62 años de edad, se muestra desconfiada ante un sistema de selección en el que no todos los abuelos tienen prioridad.

Teodula es una ama de casa que vive en una casa de bloque y zinc que construyó con su esposo hace más de 40 años en la avenida principal del sector Pueblo Nuevo en Puerto La Cruz, municipio Sotillo del estado Anzoátegui. Asegura que en esa zona ha pasado las peores penurias que había imaginado en los últimos 20 años.

“Mi vida comenzó a retroceder durante el gobierno de Nicolás Maduro, sin embargo, en la búsqueda de algún ingreso mensual saqué mi carnet de la patria, pero no me ha servido de nada y menos ahora que vivo angustiada en medio de esta pandemia y sin esperanzas de que me llamen para vacunarme”, lamenta la sexagenaria.


Mi vida comenzó a retroceder durante el gobierno de Nicolás (Maduro), sin embargo, en la búsqueda de algún ingreso mensual saqué mi carnet de la patria, pero no me ha servido de nada

Teodula Muñoz, habitante de Anzoátegui

Teodula cuenta que el único bono que le llega es el de “Hogares de la Patria”, y reclama que sólo le alcanza para comprar un kilogramo de harina y otro de arroz. El resto de su alimentación debe conseguirlo con su sueldo como obrera de mantenimiento en un plantel educativo del municipio Sotillo, zona norte de Anzoátegui, al Oriente de Venezuela. Por ese trabajo recibe 1.750.000 bolívares semanales, 0.54 centavo de dólar.

“Nos están escogiendo a dedos para vacunarnos. El gobierno dice que es una jornada de vacunación masiva y aún no conozco a algún abuelo que haya recibido la primera dosis. Sólo es para los activistas del chavismo”, dice Teodula mientras mira y le da vueltas al carnet de la patria con su mano derecha.

Riesgo latente

Teodula es una de los 4.600.000 adultos mayores que la Asociación Civil Convite estima que existen en Venezuela, lo que representa 9.5% de la población general. La organización asegura que hasta mayo sólo 2% de ellos han sido llamados a vacunarse.

“Nosotros hicimos 100 llamadas a personas de la tercera edad y todos estaban inscritos en el Sistema Patria, pero 92% de ellos no había recibido ningún tipo de notificación para acudir a la jornada de vacunación”, explica Luis Francisco Cabezas, director de la Asociación Civil Convite, quien aclara que las llamadas sólo se realizaron en Caracas.

Cabezas afirma que esas jornadas de inmunización en Venezuela se desarrollan en medio de una completa improvisación, y que los puntos de inmunización están cerca de convertirse en centros de contagio debido a los reducidos espacios donde aplican las dosis.

Para Cabezas existen medidas de bioseguridad que toman en otros países, como Estados Unidos, que garantizan el cuidado y evitan el contagio masivo entre las personas de la tercera edad. Considera que esos protocolos deben ser replicados en Venezuela.

A la par de esto, critica que el plan de inmunización esté influenciado por el partidismo político. “No se puede politizar el proceso de vacunación, y actualmente lo que vemos es que quienes manejan estas jornadas son los potenciales candidatos a alcaldes, gobernadores o concejales pertenecientes al partido oficialista en Venezuela”, destaca.

Proceso de vacunación

El 13 de febrero de 2021 el gobierno de Nicolás Maduro anunció la llegada de las primeras dosis e inició las jornadas de vacunación para quienes están expuestos en la primera línea; personal sanitario, funcionarios de seguridad y políticos supuestamente vulnerables, sin incluir en ese entonces a las personas de la tercera edad.

El 29 de mayo el ministro de Salud, Carlos Alvarado, informó sobre el comienzo de la jornada de vacunación para los adultos mayores, pero desde entonces y hasta la fecha el proceso se ha desarrollado bajo un aparente hermetismo e inconsistencias en las cifras aportadas.


Ya no aguanto más, tengo mucho miedo, por aquí ninguno hemos sido llamados para que nos vacunen, pareciera que quieren que todos nos extinguiéramos con la pandemia

Antolina Mata, habitante de Anzoátegui

Un monitoreo realizado por corresponsales de El Pitazo en mayo reveló que las autoridades nacionales mantenían en reserva las cifras de personas de la tercera edad vacunadas en esta primera fase. Pero en esa oportunidad se conoció que en Vargas se habían inmunizado a 1.267 adultos mayores a través del Sistema Patria.

En ese mismo momento se conoció que en Miranda, según las autoridades gubernamentales, 8.600 adultos mayores habían recibido las dos dosis de vacuna contra el COVID-19, sin especificar las zonas de mayor vulnerabilidad o donde mayor énfasis habían realizado para inmunizarlos.

En Nueva Esparta, el Colegio de Médicos advirtió que sólo 2% de la población de adultos mayores está vacunada y que necesitan 1.200.000 dosis para cubrir con la inmunización de todos. En Monagas, la cifra más actual es del 17 de junio cuando la gobernadora Yelitze Santaella y la autoridad de Salud, María Solarte, precisaron que 29.751 personas habían recibido su vacuna y de estas, 4.495 fueron aplicadas a mayores de 50 años. En Sucre, la jornada ha atendido a 25.000 ciudadanos, pero las autoridades no precisan la cantidad de adultos mayores.


Nosotros hicimos 100 llamadas a personas de la tercera edad y todos estaban inscritos en el Sistema Patria, pero el 92% de ellos no había recibido ningún tipo de notificación para acudir a algunas de las jornadas de vacunación

Luis Francisco Cabezas, director de Convite

Yemaira Villasmil, autoridad única sanitaria del bando oficialista en Anzoátegui, ha informado que hasta la fecha han logrado inmunizar, en dos semanas, a unos 460 adultos mayores, cifra que aseguran algunos adultos mayores, no corresponde con los llamados a vacunación que realizan a través del sistema patria.

En una primera entrega del seguimiento al proceso de vacunación en Venezuela, la Alianza Rebelde Investiga (ARI), integrada por El Pitazo, Runrunes y Tal Cual, reveló que desde el pasado 13 de febrero de 2021, cuando el gobierno de Nicolás Maduro anunció la llegada de las primeras 100 mil vacunas Sputnik V, hasta el 14 de junio, se han aplicado 2,4% de las dosis requeridas para vacunar al 70% de los ciudadanos, es decir, la inmunidad de rebaño, equivalente a 22 millones de venezolanos.

La investigación refleja que, hasta esa fecha, los estados que mayor cantidad de dosis han recibido son Zulia, 267.095; Lara, 103.000; Anzoátegui, 101.137; Miranda, 77.609; Trujillo, 77.512 y Táchira con 76.126.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.