28.1 C
Caracas
lunes, 19 octubre, 2020

Con precarias condiciones laborales, Venezuela celebra el Día Mundial del Docente

La vuelta al trabajo de los educadores venezolanos se ha visto entorpecida por las condiciones del país, la falta de protección ante el coronavirus, la escasez de gasolina y su consecuencia en el uso del transporte público

-

Caracas.- Cada 5 de octubre se celebra el Día Mundial del Docente, fecha instaurada por la Unesco desde el año 1994, en conmemoración del aniversario de la suscripción de la Recomendación de la OIT y la UNESCO relativa a la Situación del Personal Docente (1966). En pleno 2020, los docentes venezolanos reciben su día en medio de una pandemia que modificó la forma de ejercer su carrera y con condiciones laborales que dificultan sus labores en el país.

La Unesco ha celebrado este lunes la capacidad de los maestros de adaptarse a las circunstancias en todo el mundo. Con el hashtag #ElAprendizajeNuncaSeDetiene, el organismo ha publicado un mensaje en su página web:

«Durante esta crisis, los docentes han demostrado, una vez más, una gran capacidad de liderazgo e innovación para asegurar que #ElAprendizajeNuncaSeDetiene y velar por que ningún alumno se quede atrás. En todo el mundo, han trabajado de forma individual y colectiva para encontrar soluciones y crear nuevos entornos de aprendizaje para sus alumnos, a fin de garantizar la continuidad de la educación. También es fundamental el papel que han desempeñado prestando asesoramiento sobre los planes de reapertura de las escuelas y apoyando a los alumnos en el momento de regresar a la escuela».

En Venezuela sin embargo, el panorama es más duro. El trabajo de los docentes en la reincorporación de los alumnos se ha visto entorpecido por las condiciones del país, la falta de protección ante el coronavirus, la escasez de gasolina y su consecuencia en el uso del transporte público, por citar algunos ejemplos.

LEE TAMBIÉN

Docentes de la ULA: el hambre que pasa el profesor universitario es hereje

El Pitazo señaló el pasado 25 de septiembre que los docentes venezolanos se enfrentaban a un nuevo año escolar, decretado por el Gobierno nacional, sin insumos ni herramientas.

- Advertisement -

Mary Romero, presidenta del Colegio de Profesores de Venezuela, seccional Caracas, informó que los docentes inician este nuevo año escolar con una quincena equivalente a un dólar y medio aproximadamente: «Un docente gana Bs. 665 mil quincenales, para ser exactos; esta es una realidad que sigue evadiendo el Ministerio de Educación».

La Coalición Sindical Nacional de Educación se pronunció el pasado 28 de septiembre. Griselda Sánchez, su coordinadora, advirtió que los docentes venezolanos no están de paro, sino imposibilitados de realizar su trabajo por las mismas condiciones ya denunciadas.

“Los docentes venezolanos no estamos de paro. Un paro se da cuando paralizas tu trabajo. Requiere de una serie de pasos establecidos en la Ley Orgánica del Trabajo que, por supuesto, no hemos cumplido. Hay que manejar bien el verbo. Venimos de una suspensión de actividades en medio de una pandemia. Lo que sí estamos es inhabilitados por el patrono. No se ha asumido el inicio del año escolar porque el patrono nos dejó sin condiciones laborales”, advirtió.

LEE TAMBIÉN

Miranda | Docentes protestan en Los Teques para exigir mejoras salariales

En Sinamaica, estado Zulia, por ejemplo, los educadores asisten a las instituciones de la Guajira cruzando aguas con canoas a remo por la escasez de gasolina. En Sinamaica hay dos escuelas de primaria y secundaria; los maestros utilizan lanchas para llegar a sus sitios de trabajo, pero por la falta de combustible se vieron en la obligación a retroceder a 50 años atrás, implementando el uso de las canoas.

En el liceo Bolet Peraza, de Catia, en Caracas, hay solo 15 docentes para 926 alumnos. “Desde que se anunció la suspensión de clases por la pandemia en marzo, hay muchos profesores que pidieron traslado, renunciaron o aún no han hecho presencia nuevamente en los planteles”, detalló a El Pitazo Belinda Louise.

Ante las múltiples denuncias, el educador y sociólogo Tulio Ramírez advirtió que los docentes venezolanos deben trabajar unidos en la lucha por sus reivindicaciones. El actual director del Doctorado en Educación de la UCAB considera que en los educadores venezolanos hay una desesperanza aprendida, un agotamiento porque sienten que no ha habido eficiencia, por parte de los gremios que los representan, en el reclamo de sus reivindicaciones durante los últimos años.

LEE TAMBIÉN

Cecodap: se debe considerar la realidad de los docentes para que sigan educando

«Los docentes se han enfrentado a un Gobierno testarudo que no escucha, que ha despreciado mucho al gremio en todos sus niveles. Hay una suerte de agotamiento. Los educadores consideran que su lucha ha perdido fuerza y se dedican a buscar otros ingresos. Todo esto ayuda a la dispersión, al desinterés por los asuntos gremiales. Lo que aprecio es que hay un descontento generalizado sin acciones grupales”, explicó el profesor Ramírez.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado