Venezolanos electrocutados: la consecuencia más lamentable de la crisis eléctrica

339
La situación eléctrica en el país ha cobrado varias vidas en lo que va de 2019 / Foto: Cortesia Aviem

Caracas.- La crisis que vive el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y que ha afectado al país entero, tiene múltiples consecuencias y si bien es cierto que cuesta reponer un artefacto eléctrico, hay algo que no se puede solucionar: la muerte.

LEE TAMBIÉN: 
SIN CESE DE LA USURPACIÓN SIGUE EN PELIGRO EL SISTEMA ELÉCTRICO


Desde el mes de marzo cuando hubo el primer apagón nacional, el servicio de luz ha sido cada día peor en todo en todo el país. Zulia, es el estado más afectado con dicha situación pero otros como Miranda, Vargas y Distrito Capital, que en principios no estaban dentro del racionamiento eléctrico que aplicaría el Gobierno, también los sufren aunque no al mismo nivel.

En las últimas semanas hay familias que han perdido a seres queridos, porque de una u otra maneras se han visto afectados por la falta de luz.

  • Este 13 de agosto, Gabriel Esteban León, de 45 años, falleció al recibir una descarga eléctrica en el municipio Cabimas, en la Costa Oriental del Lago. Se conoció que la víctima era electricista particular y estaba realizando una conexión en el sector Las Cabillas, parroquia La Rosa del municipio zuliano.
  • Eunice Josefina Márquez Gómez, dirigente social, perdió la vida el 5 de agosto después de desconectar un aire acondicionado sin percatarse que estaba descalza. En ese momento hubo un contacto entre las guayas y al sacar el conector del enchufe, la mujer se electrocutó. El hecho ocurrió en la Avenida Guzmán Blanco de Soledad, municipio Independencia al sur de Anzoátegui.
  • Alexis Bernal, trabajador de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), murió el 28 de julio tras recibir una fulminante descarga eléctrica mientras realizaba su labor, en la zona Sur del Lago. Bernal se encontraba en el poblado de Casigua El Cubo para prestar apoyo durante el operativo que realizaban ese fin de semana. 
  • Leonardo Moreno, de 16 años de edad, murió electrocutado luego de pisar una guaya de alta tensión cuando buscaba agua en la noche del 4 de julio. El lamentable incidente sucedió en el urbanismo Santa Marta, ubicado en la carretera vieja Charallave-Ocumare, en jurisdicción del municipio Lander, en los Valles del Tuy, estado Miranda.
  • Carlos Julio González murió electrocutado, el 6 de mayo, luego de que un cable de alta tensión cayera sobre varias residencias en el sector David Morales de Bello, parroquia La Sabanita de Ciudad Bolívar. González, trabajador de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), se encontraba recostado en una de las cercas cuando recibió la descarga de una de las guayas que hizo conexión con el material. Se desprendió una línea 13.8 KV de alto voltaje que cayó aproximadamente sobre 12 viviendas y se generaron incendios.
  • El 29 de abril, un niño de 10 años se electrocutó en una subestación eléctrica de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Ciudad Ojeda, estado Zulia. El hecho ocurrió en la carretera L con Avenida Cristóbal Colón, municipio Lagunillas. El menor de edad estaba acompañado por otros dos jóvenes, estaban cazando iguanas, cuando la víctima trepó las paredes de la subestación y se acercó a uno de sus cables, perdió el equilibrio y se trató de agarrar de los cables, minutos antes que ocurriera la descarga.

DÉJANOS TU COMENTARIO