24 C
Caracas
miércoles, 23 septiembre, 2020

Fe y Alegría: «No hay condiciones para el regreso a las aulas»

Noelbis Aguilar, directora nacional del Programa Escuelas en Fe y Alegría, asegura que la propuesta del gobierno de Nicolás Maduro de iniciar en octubre el periodo escolar 2020-2021 semipresencial no es prudente

-

Para los maestros de Fe y Alegría el periodo de educación a distancia por el confinamiento general causado por el COVID-19 fue una experiencia interesante, porque la propuesta educativa se replanteó una y otra vez hasta lograr llegar a la mayor cantidad de estudiantes posibles.

Noelbis Aguilar, directora nacional del Programa Escuelas en Fe y Alegría, participó este miércoles 2 septiembre en el Forochat de El Pitazo. Tuvo la oportunidad de exponer y visibilizar la situación en la que se encuentran las escuelas a escala nacional ante la propuesta insistente del gobierno de Nicolás Maduro de regresar en octubre a las aulas de clase, en un formato semipresencial y con una curva de contagio de COVID-19 en ascenso.

La docente aseveró que la experiencia del fin de año escolar 2019-2020 fue significativa para los maestros venezolanos, pues el proceso implicó desde la forma de organizarse hasta contextualizar la propuesta educativa para el entorno que se vive en todo el mundo.

Para el conglomerado de Fe y Alegría esta experiencia de educación online ha servido para visibilizar todas dificultades que se tienen en este ámbito, sobre todo en los sectores más necesitados donde son demostradas cada vez más las brechas de acceso a la educación cuando no se cuenta con los medios y recursos para el derecho a la educación.

La vocera de Fe y Alegría agregó que los docentes tuvieron que desarrollar múltiples estrategias para poder responder a las carencias de los estudiantes y sostener la continuidad del año escolar que recién termina. “Los maestros echaron mano de estrategias multimodales que garantizaron el acceso a la educación, hasta lograr llegar a casi 90% de la población estudiantil de zonas remotas”, afirmó la docente.

Por otra parte, Aguilar apuntó que la manifestación e interés del gobierno de Nicolás Maduro de iniciar actividades académicas en octubre bajo una modalidad semipresencial no es prudente. Los maestros de Fe y Alegría insisten en que no están dadas las condiciones socio-políticas y sanitarias en el país para empezar el periodo escolar 2020-2021 semipresencial o presencial.

- Advertisement -

“La curva de contagio va en ascenso e invitar y proponer a que los niños, niñas y adolescentes retornen a las escuelas no es prudente. No existen condiciones óptimas y de seguridad. El Gobierno, los padres y los educadores debemos garantizar la seguridad de nuestros estudiantes”, expresó Aguilar.

Por lo tanto, la educadora de Fe y Alegría sugiere que la reapertura de las escuelas debe pasar por un proceso de planificación, coordinación, comunicación y monitoreo desde un enfoque multisectorial coordinado y en colaboración. “La consulta es importante, pero el Estado y el Ministerio de Educación deben garantizar condiciones de bioseguridad necesarias para el retorno seguro a las aulas”, explicó.

En este sentido, la vocera de la red de maestros de Fe y Alegría agregó que estudiantes y docentes anhelan regresar a las escuelas para desarrollarse integralmente, sin embargo, las condiciones en Venezuela no están óptimas para volver a ellas.

LEE TAMBIÉN

Aristóbulo Istúriz reitera inicio de actividades escolares a distancia el #16Sep

Otro aspecto a considerar en la reapertura de los centros educativos, según la docente, es contar con operaciones escolares seguras, así como condiciones adecuadas que minimicen el riesgo de contagio del virus.

Los lectores preguntan

Durante el Forochat, Aguilar destacó que en la educación online en confinamiento hubo algunos vacíos pedagógicos en los estudiantes, que los maestros en este nuevo periodo escolar deben desarrollar estrategias para garantizar que aquellos reanuden su trayectoria de aprendizaje al nivel que les corresponde. “En el retorno se deben realizar evaluaciones de los niveles de aprendizaje y las necesidades educativas luego que los estudiantes permanecieron tanto tiempo fuera de las aulas”.

María Fernanda Manrique desde el estado Anzoátegui pregunta: ¿De qué otra manera podemos llegar a aquellos estudiantes que no cuentan con la tecnología mínima para iniciar este año escolar?

La docente afirma que existen estrategias tales como llegar a un acuerdo con los representantes del estudiante. Pueden realizar material de apoyo impreso, llamadas telefónicas e incluso reuniones cortas de guía entre maestro y representante, siempre con las medidas de bioseguridad. “Estas estrategias implican mucho más trabajo, pero el docente tiene el compromiso y la convicción para que sus estudiantes avancen”, dijo la docente.

Iris García desde el estado Falcón pregunta: ¿Qué estrategia se pudiera establecer para que esta población estudiantil aproveche la educación de calidad ante esta nueva normalidad?

La representante de Fe y Alegría recomendó que en un contexto de emergencia como la que atraviesa el país, los docentes deben focalizar y priorizar las competencias que deben enseñar. Ya que cuando se prioricen los temas esenciales que cada niño debe aprender de acuerdo a su grado y se desarrollen estrategias multimodales, puede bajar un poco la angustia del estudiante y de su representante y así brindar mejores oportunidades y experiencias de aprendizajes.

Marlene Perera, desde el estado Bolívar, en Santa Elena de Uairén, Comunidad indígena Manakkrü zona fronteriza con Brasil pregunta: ¿que hacer, darán las condiciones, los recursos necesarios? Además, comenta que el tema educación es preocupante, ya que muchas familias han desertado a otras comunidades lejanas en busca de sustento y no están dispuestas a regresar por distintas razones. Del 100% solo 10% aproximadamente cuenta con algunos medios tecnológicos.

La vocera de Fe y Alegría destacó que lamentablemente en las zonas rurales se observa gran porcentaje de deserción escolar por distintos motivos, sin embargo, Aguilar recomienda realizar una campaña de motivación y sensibilización con las familias y escuelas para así buscar y solucionar las estrategias educativas. “No podemos renunciar a tener acceso a la educación, sugiero e insisto en promover campañas de recuperación de las oportunidades de estudio para la población indígena”, finalizó la vocera.

5/5 (2)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado