24 C
Caracas
jueves, 26 mayo, 2022

Toque de Diana | Túnez y Venezuela, ¿copy and paste?

-

Mientras el poder «se da colita» con el desmantelamiento de otro presunto golpe de estado y las denuncias de desvío de dineros, malversación de fondos, inflación de cifras y fraude supuestamente llevado a cabo (porque las investigaciones al respecto aún están en curso) por miembros del equipo de Juan Guaidó. Y mientras digerimos algo de lo que también nos enteramos via Cristopher Figuera, el exdirector del Sebin, quien aseguró en sus declaraciones a las autoridades estadounidenses que fue el médico y empresario venezolano César Omaña, de 39 años, amigo cercano de María Gabriela Chávez, hija del expresidente Hugo Chávez, quien convenció a Figuera, de participar en el plan para sacar del poder a Nicolás Maduro y «voltear» a sus funcionarios más leales como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno y al ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López… Mientras todo esto pasa y se dice en medios de comunicación, lo que realmente importa, es que nada pasa.

Es decir, usted, clase media, sigue buscando a ver quién le cambia esos dólares y cómo hace para que le alcance el dinero para hacer medio mercado y pagar el colegio de los niñitos al mismo tiempo. O usted, aún con menos recursos, espera con desvelo la caja Clap con los escasos productos que tampoco logran calmar el hambre a todos en la casa. Como dicen, mucho ruido y pocas nueces.

Paralelamente, parece que avanzan las conversaciones acerca de la posibilidad de que se materialice un diálogo, una negociación o un pacto en el país (y mire que el término con el que se defina un cara a cara instalado entre oposición y gobierno verdaderamente importa mucho en este país de caros diccionarios, donde diálogo no es sinónimo de negociación ni negociación es sinónimo de pacto ni mucho menos pacto lo es de intervención militar).

Las elecciones para finales de año tienden a ser cada vez más probables (eso se escucha cada vez con mayor fuerza) sin que todavía hayan sustituido absolutamente nada en el ente comicial, ni siquiera una sola de las sillas deterioradas de alguna de las esquinas más mustias y atelarañadas del Consejo Nacional Electoral.

Veremos. Que esto sigue en desarrollo.

Bachelet debe estar por reunirse a esta hora con su equipo en la ONU presta a cumplir con la presentación de su informe el viernes que viene y pendiente de su teléfono para recibir cualquier información adicional que los dos comisionados de las Naciones Unidas que aún se encuentran en el país y que permanecerán aquí tres meses le puedan hacer llegar.

Por lo pronto en el país se encuentra Houcine Abassi, exsecretario General de la Unión General Tunecina de Trabajo, ganador el Premio Nobel de la Paz en 2015 como integrante del Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez que es un grupo compuesto por cuatro organizaciones de la sociedad civil, un grupo clave para que Túnez haya avanzado hacia un sistema político un poco más democrático y plural tras la revolución tunecina en 2011.

La visita muy interesante. Tener al señor en el país para que nos cuente cómo fue que medio enderezaron Túnez después de aquel zafarrancho que se armó en la Primavera Árabe.

En ocasión de celebrar el día del periodista, lo que podemos es seguir trabajando y servirles «lomito», como decimos en nuestro slam los que pateamos calle cuando tenemos de primera mano la información inequívoca acerca de lo que está pasando. Por eso les compartimos parte de lo que fue nuestra corta entrevista con el señor Hassine Abasi con quien hablamos acerca del rol protagónico de la sociedad civil en Tunez para propiciar un diálogo.

Hassine Abasi y los demás integrantes del Cuarteto fueron pieza clave en la resolución de la coyuntura que enfrentaba Túnez luego de la salida del dictador Zine El-Abidine Ben Alí.

Nos preguntamos, sin duda, si acaso es posible repetir la experiencia completa de Túnez en nuestro país o si es factible llegar a un escenario de diálogo verdaderamente efectivo y productivo con Maduro en Miraflores.

Recordemos que aquí lo que se baila es joropo…

meta_value

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a