Toque de Diana | Los venezolanos tenemos el método para lograr que alguien diga la verdad

13

Los venezolanos no te llevamos nada. Científicos de ingente preparación académica y coeficiente intelectual apabullante llevan años tratando de dar con el secreto de la eterna juventud, o buscando desarrollar efectiva y exitosamente inventos como la máquina del tiempo o el polígrafo y el suero de la verdad y nosotros los venezolanos, humildemente, y casi que por accidente, en el momento más crítico de nuestra historia reciente, estamos haciendo un aporte gigantesco para que al menos uno de estos grandes enigmas se resuelva.

De la máquina del tiempo se está encargando Ron Mallett, un físico respetado y profesor de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, que lleva ya varios años avanzando en una investigación para poder construir algún día el aparato con el que podremos viajar al pasado o al futuro, a voluntad.

Sobre el secreto de la eterna juventud muchos siguen investigando en Estados Unidos, Japón, aunque sin éxito todavía. Pues hasta ahora solo se escuchan buenas consejas para llevar una vida saludable como mantenerse siempre activo y haciendo ejercicios, comer sano, sin azúcares ni grasas. Aunque algunos prefieran cirugías, utilizar botox, ácido hialurónico, enzimas y las mejores cremas para ver si logran lucir jóvenes al menos unos años más.

Donde los venezolanos tenemos algo que decir es con respecto al tema de cómo lograr que alguien diga la verdad.

Aunque nos antecedan muchos como el inventor, químico, farmaceuta o científico que creó la llamada droga de la verdad; o el estadounidense John Larson quien se lleva parte del mérito de haber inventado el polígrafo, la efectividad de estos dos procedimientos para obtener la verdad está cuestionada por su fiabilidad pues hay pruebas de que el primero no estimula a decir la verdad sino la capacidad de hablar más y el segundo arroja reportes falibles sobre las atestiguaciones de quienes han sido sometidos al aparato.

Teníamos que llegar los venezolanos mi amor para dar con el mecanismo infalible, aunque en un contexto muy definido: el de la emergencia humanitaria, en pro del cese de usurpación, con vías hacia un Gobierno de transición y en procura de elecciones libres. El método implementado solo da resultados incuestionables si se trata de un funcionario de gobierno sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y que, a consecuencia de esto, tenga sus activos en el imperio congelados.

El otro requisito indispensable es que debe cruzar las fronteras venezolanas con rumbo hacia cualquier país aliado a los Estados Unidos. Una vez hecho esto, la persona hablará sin necesidad de suministrarle ningún suero de la verdad, ni de conectarlo a los diodos de un polígrafo. Es más, es tan efectivo que hasta pedirá hablar en un programa de televisión para contar toda la verdad y nada más que la verdad.

meta_value

Como les decimos, el método es infalible y, lo mejor de todo, es que es muy probable que pueda generar un efecto de emulación instantánea entre otros que puedan encontrarse en las misma circunstancia.

Es recomendado para fracturas de regímenes dictatoriales, estructuras aparentemente monolíticas, unitarias y de jerarquización vertical. Lo único que no se garantiza es que exima por completo de responsabilidades a quien solo bajo sus efectos haya decidido finalmente decir la verdad. Aunque siempre será bien valorada la contribución a un estado cada vez más próximo a la libertad.

meta_value

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO