25.9 C
Caracas
viernes, 27 mayo, 2022

Toque de Diana | Llegó la navidad

-

| Foto: cortesía Idiared Aponte

Ya llegó diciembre. La navidad, que en muchos rincones del mundo llena de ilusiones a todos, pero en especial a los niños.
En Venezuela las navidades siempre fueron muy festivas. No nos dábamos abasto con la cantidad de cosas que teníamos que hacer en casa para celebrar con nuestros seres queridos: hacer las hallacas, comprar los adornos de navidad, la lencería navideña, vestir los baños, los cuartos, las velitas aromáticas, las lucecitas para el arbolito, que siempre se queman (no duran nada, chinas tenían que ser), la corona para la puerta. ¡Qué agotador, qué gastadera!
Para los grandes una preocupación, para los niñitos ¡que emoción! ¿Qué hacían ustedes cuando llegaba diciembre?
Lo primero, sentarse a escribirle la carta al Niño Jesús, obvio. Luego la misiva también iría dirigida a Santa, quien es relativamente nuevo en estas costumbres criollas porque antes ese señor no estaba. Ahora no solo está en el encabezado de las largas listas de regalos de nuestros inocentes niños, sino que además también los recibe en su regazo cuando se dispone a escucharlos en cualquier centro comercial.
Si, nuestras navidades se han agringado bastante y también se han vuelto cada vez más austeras, restringidas, escasas, aunque no por falta de ganas sino por falta de plata.
Tradiciones medio gringas, y quien sabe si ahora serán medio eslavas y medio asiáticas en este crisol de divisas que se avecina porque los bolívares soberanos no nos permiten hacer nada. Por eso es que a Dios gracias, porque los venezolanos tenemos quien nos haga el favor.

Lee también: OPINIÓN | ¿Es posible tener una bonita Navidad en Venezuela?

El presidente Maduro otra vez se fue camino a Rusia. No a ver a Jesús sino a Putin. Porque así como los venezolanos tenemos a dos: al Niño Jesús y a Santa, pues Maduro también cuenta con una dupla para pedir el milagro de este año y ustedes ya saben, porque de Erdogan ya les contamos.
Putin, que no lo sentó en sus piernas sino a un lado con traductor de por medio, por su puesto, es el nuevo Santa de por aquellos lados, que además lo manda a entenderse con la oposición.
Entre lo que nos dieron los chinos, lo que darán los turcos y lo que darán los rusos, poco a poco vamos llenando de regalos el arbolito.
¿Regalos? Ojalá y fueran regalos. Esa es la diferencia. Que con el Niño Jesús y con Santa uno lo que tenía que hacer era que portarse bien, no hipotecarles la casa.
Por cierto que por ahí nos enteramos de que también llegarán unos barquitos, pues el comandante naval adjunto de la marina iraní, contraalmirante Touraj Hassani Moqaddam, dijo el sábado pasado que “uno de los planes de Irán en un futuro cercano es enviar dos o tres barcos con helicópteros especiales a Venezuela en América del Sur en una misión que podría durar cinco meses”.
Esperamos que todo sea para disfrutar de una noche de paz, noche de amor…
meta_value
 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a