Toque de Diana | La lealtad no tiene mucho aguante

17

Este fin de semana se filtró la entrevista prohibida del periodista Jorge Ramos a Maduro en la que queda clarísimo que el presidente del Psuv evade preguntas.

Pero en nuestro humilde criterio, lo más trascendental no es la entrevista ni las preguntas ni las respuestas a ellas. Lo más significativo es, justamente, que luego de ser arrebatada de las manos del equipo periodístico de Univisión por miembros de seguridad del Palacio de Miraflores, en pocas semanas, quizás por unos dólares (quizás no) esta llega de nuevo a manos del periodista Jorge Ramos y Univisión para ser transmitida a través del canal y publicada en las redes sociales, con lo cual se convirtió en un material viral que hoy es desmenuzado y cocinado por todos (por decirlo de alguna manera).

Con la filtración de esta entrevista irrumpe de nuevo en la opinión pública el tema de la lealtad, esa figura bajo la cual el caballo blanco de Bolívar viró a la izquierda en nuestro escudo e intenta mantenerse al galope, mustio, ya famélico, con las costillas en relieve, el caparazón henchido, jadeante y de crines cada vez más delgadas y quebradizas.

La lealtad y sus amigos son una farsa. Dura menos que la década de los 20 años y sufre de muerte súbita. Para muestra los botones del general Manuel Antonio Rosendo (aunque la cosa al final no haya salido como muchos esperaban), del alcalde metropolitano Alfredo Peña, de Luis Miquilena, Johnny Yánez Rangel, Arias Cárdenas y tantos, si es que acaso queremos dárnosla de arqueólogos de los orígenes más primitivos y protozoáricos del monstruo que tenemos hoy en el país.


LEE TAMBIÉN: 


ENTREVISTA DE JORGE RAMOS DEVELÓ EL LADO MÁS HOSTIL DE NICOLÁS MADURO

La lealtad es un espejismo, más aun cuando en la fiesta del poder y, en medio de la revuelta, le coquetea otro más joven. La lealtad no tiene mucho aguante.

Hace dos fines de semana se escapó uno de los presos políticos más emblemáticos de Chávez. ¿O fue acaso que un grupo rebelde de los cuerpos de seguridad más leales a la revolución lo liberó? Hace más de un mes se fugó Leopoldo López, otro preso político emblemático, esta vez del gobierno de Maduro. ¿O acaso fue que lo escaparon? Lo liberaron. Se fugó.

¿Cuanto puede aguantar la lealtad mal querida, con hambre, pelando y sin amigos en esta revolución? Hoy se filtró la entrevista prohibida. ¿Y mañana?

meta_value

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO