Zair Mundaray: caso de Alex Saab cumple todos los principios para extraditarlo

El exfiscal del Ministerio Público explica el proceso de alertas que maneja Interpol y el porqué es lícita la detención del empresario colombo venezolano

839
Zair Mundaray, consultor jurídico de la embajada de Venezuela en Colombia. Foto: Twitter @mundarayzair
Zair Mundaray, consultor jurídico de la embajada de Venezuela en Colombia. Foto: Twitter @mundarayzair

El caso de Alex Saab, detenido el 12 de junio en Cabo Verde, sigue generando expectativas, preguntas y versiones.

La última estuvo relacionada a la validez de la alerta roja en su contra, un argumento que ha utilizado la defensa del empresario para lograr dejar sin efecto su detención.

Dos medios de comunicación en Venezuela lanzaron el jueves de la semana pasada información sobre su presunta liberación, la cual fue desmentida.

Zair Mundaray, exfiscal del Ministerio Público, donde se desempeñó como director general de Actuación Procesal y actual consultor jurídico de la Embajada de Venezuela en Colombia, explica el proceso jurídico en torno al sistema de alertas que aplica Interpol.

“Una alerta azul es una orden de localización e identificación que se le activa a una persona y cuando ésta pisa un punto migratorio de cualquier otro país y ese país lo verifica tiene el deber de notificar a Interpol y está a su vez a la oficina nacional que lo está solicitando. Esto no es una orden de detención”, explica el exfiscal.

LEE TAMBIÉN

Julio Borges: seguiremos presionando para evitar la impunidad de Alex Saab

Mundaray señala que esta alerta tiene algunas implicaciones jurídicas y que una vez activada la alerta azul e identificada de la persona, el Estado que lo solicita tiene dos opciones:

Solicitar la detención vía Cancillería, es decir, puede adjuntar una orden judicial válidamente dictada por un tribunal y pedirle a la Cancillería del otro país que proceda a su detención y que ellos formalizaran una solicitud de extradición. 

“No es cierto que sólo con una alerta roja te pueden detener. Una persona puede no tener alerta roja y se puede pedir, de Cancillería a Cancillería, una detención adjuntando la orden de un tribunal y decir que esa persona está solicitada y hay un compromiso de consignar la documentación necesaria para solicitar extradición”, señala.

La otra manera, explica Mundaray, es ir a Interpol y se consiga la orden de detención del tribunal. Si esta persona tiene alerta azul, y ya cumplió su efecto al ser identificado, se puede pedir que se active la alerta roja siempre y cuando cumpla los requisitos del organismo.

Estos requisitos son: que exista una orden judicial válidamente dictada por un tribunal; que se pueda individualizar los hechos; que no sean delitos militares y políticos y que la persona sea identificable.

En el caso específico de Saab, expone Mundaray, existía una alerta azul que cambió a alerta roja y es cuando  se produce la detención.

LEE TAMBIÉN

Cabo Verde acepta solicitud de extradición de Alex Saab a EE. UU.

“Y es perfectamente lícita. Ya se produjo una solicitud formal de extradición y en este momento lo que pasa a ser punto de revisión son los elementos de la extradición, es decir, que haya sido detenido por las autoridades con una orden legalmente dictada por una autoridad de otro país ya sea por la alerta o sea por una solicitud ante Cancillería”, agrega el ex fiscal.

También se debe demostrar que la identidad de la persona. Es decir, que es la persona que es objeto de investigación.

Además, Mundaray señala que debe exponerse el principio de “doble incriminación” que no es más que dejar constancia que el hecho que está siendo objeto de investigación en Estados Unidos sea también delito en el país donde fue detenido, en este caso, Cabo Verde. Hablamos del delito de lavado de activos.

Otro principio que se debe cumplir es que no se trate de un delito de mínima gravedad y en este caso, no lo es como lo estipula la Convención de Naciones Unidas contra la delincuencia organizada o Convención de Palermo y que es un tratado común entre ambas naciones.

Mundaray aclara ademas que no importan que no exista tratado de extradición bilateral ya que si se prueban esos principios, “no hay razón para que no sea extraditado”.

La defensa de Saab ha tratado de cuestionar la alerta roja diciendo que el cambio no es válido, “y sí lo es”, dice Mundaray y luego, cuestionando la orden de detención de EE. UU. aludiendo al fuero diplomático.

Una función diplomática que Mundaray dice que no es cierta.

“La característica de un funcionario del Estado es que no puede tener conflictos de intereses con el propio Estado y no puedes ser participe de contrataciones públicas donde tú salgas beneficiado. Entonces (Jorge) Arreaza manda el comunicado y  admite una dualidad de Saab al ser contratista del Estado y agente, lo cual es un delito tipificado en la Ley Contra la Corrupción. Es una persona que se hace contratos así mismo.

No hay algo más perverso que esto. Maduro genera una hambruna y crea un mecanismo para palearla y crea la empresa para ganarse dinero de la crisis que él mismo generó”, dice Mundaray quien ademas cree que la vida de Saab esta incluso en peligro.

En cuanto a qué se podría esperar, Mundaray es enfático en decir que, en estricto derecho, no tiene salida ya que se cumplen los principios para extraditarlo. 

En términos normales, si no hubiese una maniobra política, la extradición podría salir en uno o dos meses pero a esta persona se le está tratando de dar un carácter diplomático, lo cual no es cierto porque no hay protección que valga y no se puede descartar alguna maniobra oscura. «Todo es posible», finaliza. 

5/5 (6)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO