“Vamos por ti”: amenaza estampada por colectivos en casas de adversarios de Maduro

meta_valyh

Caracas.- La diputada a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Vargas, Milagros Eulate, y su colega por el estado Portuguesa, María Beatriz Martínez, denunciaron ser víctimas de persecución por parte del cuestionado gobernante Nicolás Maduro.

Con el mismo mensaje: »Vamos por ti», fueron pintadas las fachadas de las casas de Eulate y Martínez.

»Así amanece pintado con un recordatorio de amenaza hacia mí persona el bloque donde resido en Catia La Mar. Sigo en pie de la mano de Dios por una Venezuela libre», escribió Eulate en su cuenta de Twitter.

meta_value

Por su parte, Beatriz y su sobrina Thais Martínez comentaron desde la misma red social que hacen responsable a Nicolás Maduro de lo que les pueda pasar a su tía y a la familia por esta acción de los denominados colectivos.

meta_value
meta_value

Ellas no son las primeras en recibir este tipo de mensajes, ya que el jueves 9 de mayo, el partido Primero Justicia denunció que la residencia del diputado José Mendoza, en Monagas, también fue pintada con la frase: »Vamos por ti».

meta_value

Asimismo, se informó que pintaron con graffiti los alrededores de la vivienda del dirigente regional de Miranda por PJ Roger Delgado.

meta_value

Por otro lado, el diputado exiliado José Manuel Olivares denunció que la sede de la Fundación Manos para Vargas, en Pariata, que es dirigida por su mamá, fue marcada por colectivos de la zona.

meta_value

El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) estaría liderando este asedio contra los parlamentarios, según otras denuncias de los dirigentes opositores a Nicolás Maduro.

Tal es el caso de Gregorio Graterol, diputado por el estado Falcón, quien manifestó en su cuenta de Twitter que desde el jueves 9 de mayo los funcionarios del Sebin tienen cercada su residencia. »Con estas acciones no solo me hostigan a mi, sino también a mi familia. El régimen usurpador es el único responsable de lo que pueda suceder. ¡Nos mantenemos luchando!», escribió Graterol.

meta_value

DÉJANOS TU COMENTARIO