Transparencia Venezuela plantea preguntas sobre proyecto eléctrico de CAF-Grupo de Boston

La organización se cuestionó cuál va a ser la naturaleza del endeudamiento y las condiciones de financiamiento, así como el cronograma del proyecto y el tipo de trabajos que se realizarán con los recursos aprobados

190
Foto: Archivo-El Pitazo

La organización Transparencia Venezuela se cuestionó este lunes 9 de diciembre la gestión de un préstamo de 350 millones de dólares al gobierno de Nicolás Maduro por parte del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y el Grupo de Boston para mitigar la emergencia eléctrica que vive el país.

A través de un comunicado, se realizaron una serie de preguntas acerca del proyecto, entre ellas, cuáles son las condiciones de financiamiento del préstamo y a qué tasa de interés, así como cuál será el cronograma del proyecto, su alcance y qué tipo de obras ejecutará.

«Teniendo en cuenta que la emergencia eléctrica es un problema estructural, ¿la inversión de 350 millones de dólares responderá a las necesidades reales de las regiones por un tiempo prolongado?», se preguntó la organización, así como qué referencias de precios fueron usadas para elaborar el presupuesto, qué criterio se utilizó para selección de los estados beneficiados y qué tipo de participación tendrán en su ejecución tanto el equipo de la Pnud, como el Ministerio de Energía Eléctrica y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

LEE TAMBIÉN

DOS EXPERTOS ASEGURAN QUE ENDEUDAMIENTO CON CAF TIENE SOBREPRECIO DE $ 140 MILLONES

Denunciaron que la crisis eléctrica nacional, que afecta principalmente al estado Zulia, tiene su origen en el despilfarro y corrupción en los recursos públicos, la falta de mantenimiento y la mala gestión que durante años ha sufrido el sector. Recordaron también que entre los años 2000 y 2014, se aprobaron más de 40 proyectos eléctricos a los que se destinó el total de $37 mil millones, monto que aseguran, tuvo un sobreprecio estimado de más de $23 mil millones.

«Pese a la gran cantidad de dinero, no se logró superar la emergencia eléctrica pues 17 de las obras no se concluyeron, entre ellas la represa de Tocoma, financiada en gran parte por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que aportaría 2.160 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional. Tampoco se contó con el personal técnico ni se realizó el mantenimiento necesario», agregó.

LEE TAMBIÉN

ENRIQUE MÁRQUEZ CONSIDERA INAPROPIADO HABLAR DE SOBREPRCIO EN PROYECTO ELÉCTRICO DE CAF

La realización del proyecto eléctrico financiado por la CAF solo podrá ejecutarse con la aprobación de la Asamblea Nacional, la cual se encuentra realizando estimaciones presupuestarias, así como discutiendo formas de aprobar la ley sin que los recursos pasen por las manos del gobierno de Maduro.

Enrique Márquez, diputado electo por el estado Zulia, defiende la creación de la Ley Aprobatoria del Mecanismo de Asistencia Financiera y Técnica ante la Emergencia del Sector Eléctrico, pues a su juicio, no hay sobreprecio en la adquisión de unidades de generación de respuesta rápida, plantas eléctricas para los hospitales y la recuperación de 831 megavatios de centrales termoeléctricas ubicadas en Mérida, Táchira, Nueva Esparta, Zulia y Caracas.

«Las estimaciones presupuestarias fueron hechas tanto por personal técnico de Corpoelec como por personal del Colegio de Ingenieros de Venezuela y de la CAF que tiene experiencia en el área. (…) Hablar de sobreprecio es impropio e inadecuado, tenemos una estimación para garantizar la construcción del proyecto», aseguró en una entrevista concedida a El Pitazo.

En su opinión, aunque la compra de máquinas de rápida generación no resuelve los problemas estructurales del sistema eléctrico, sí permite atender la emergencia de forma efectiva en los estados más afectados como el que representa, donde la recuperación de Temozulia podría demorar hasta dos años.

Uno de los impulsores de la iniciativa que presentó la propuesta ante la Asamblea Nacional es el denominado Grupo de Boston, el cual está conformado por un grupo de exparlamentarios, en su mayoría oficialistas, creado en 2002 con el apoyo de congresistas estadounidenses con el fin de mediar en la crisis política que por aquel entonces vivía Venezuela, y que en tiempos recientes ha resurgido con interés en el actual conflicto entre la AN y el gobierno de Maduro.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 3 / 5. Votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO