20.7 C
Caracas
miércoles, 26 enero, 2022

Trabajadores de Monómeros: gerente general firmó contrato con una empresa de su propiedad

En un video colgado en el canal de Youtube, el grupo Monómeros Unidos, conformado por trabajadores de la empresa venezolana, indicaron que el actual gerente general, Guillermo Rodríguez Laprea, intentó en tres ocasiones pactar acuerdos con empresas intermediarias para comerciar materias primas ligadas con él y sus familiares. Señalan que la Asamblea Nacional de 2015 desconoce detalles de los últimos acuerdos firmados con Acepalma

-

Caracas.- Los cuestionamientos hacia la actual gerencia general de Monómeros Colombo Venezolanos, filial de Pequiven ubicada en Colombia, no cesan. El grupo Monómeros Unidos, cuyos integrantes afirman ser trabajadores de la compañía, denunciaron en un video publicado el 11 de enero en Youtube, que el gerente general, Guillermo Rodríguez Laprea, logró que la petroquímica sellara un contrato con una compañía de su propiedad que serviría de intermediaria para la compra de productos terminados y materias primas para la fabricación de fertilizantes y otros productos.

En un documento adicional al que tuvo acceso El Pitazo, los miembros del grupo acusan a Rodríguez Laprea de intentar ejecutar una “toma escondida” de la empresa. Pero antes de lograr aquel contrato y antes de ser nombrado para el cargo por la Asamblea Nacional de 2015, el gerente general allanó el camino para lograr que Monómeros firmara otros dos acuerdos con las empresas Kapocar S.A. e Insumos del Pacífico S.A.S, vinculadas a sus familiares cercanos.

Detallan que la empresa Kapocar estaba a cargo de Carlos Rodríguez Siso, un familiar de Rodríguez Laprea. En el caso de Insumos del Pacífico, señalan que el actual gerente general, sugerido por el partido Acción Democrática como aspirante al cargo, actuaba como representante legal de esta compañía. Los integrantes de Monómeros Unidos remarcan el conflicto de intereses que está detrás de los acuerdos.

Si bien aquellos acuerdos no prosperaron, cuando Rodríguez Laprea asumió el cargo de gerente general en abril de 2021, intentó por tercera vez hacerse de un contrato que lo beneficiaría. Logró, entonces, firmar un acuerdo con una empresa panameña llamada LionStreet Ventures, S.A, una compañía que, según el documento, está representada por Ricardo Rodríguez Siso, hermano de Rodríguez Laprea.

“Esta empresa es del mismo grupo de Kapocar, ambas controladas por las mismas personas, registradas en Panamá y con la misma dirección de un grupo de abogados involucrados en los Panamá Papers”, señalan.

Explican que, una vez firmado el acuerdo, Rodríguez Laprea había enviado cartas a los proveedores en las que les informó que LionStreet Venture era el nuevo intermediario de Monómeros para la compra de materia prima. Pero la respuesta de los acreedores fue negativa porque manifestaron su desacuerdo en negociar con un “intermediario de papel”. Una vez hecha pública la denuncia, los acreedores suspendieron las operaciones.

- Advertisement -

El Sindicato de Trabajadores de Monómeros (Sitramonomeros) denunció públicamente el contrato y, posteriormente, llamaron a la Confederación General de Trabajadores (CGT). Un grupo de parlamentarios opositores denunciaron, en su momento, que el contrato afectaba el patrimonio de la empresa. El escándalo destapado a raíz de la negociación obligó a que el contrato se anulara. Sin embargo, algunos diputados insisten en que debe investigarse a fondo a Rodríguez Laprea.

La Asamblea Nacional había aprobado remover del cargo a Rodríguez Laprea luego de que la Superintendencia de Sociedades, organismo que supervisa y controla las empresas en Colombia, publicara una resolución en agosto de 2021 en la que revela problemas de liquidez y fallas administrativas y gerenciales que podrían afectar su funcionamiento.

Pero el Parlamento se decantó por apoyar la creación de una comisión especial para investigar a Monómeros que viajó a Colombia y presentó un informe que no contó con el respaldo de todos los parlamentarios. En ese documento, la instancia concluyó que la petroquímica estaba siendo objeto de una “toma hostil” por parte de la compañía Nitron, uno de los principales proveedores que tenía la empresa, que actualmente tiene una filial en Colombia llamada Nitrofert, dirigida por dos venezolanos con nacionalidad colombiana.

Rodríguez Laprea, quien insiste en que la empresa ha obtenido buenos resultados en producción y ventas en los últimos meses pese a las deudas con sus proveedores, insiste en defender la tesis de la posible “toma hostil”. Pero Monómeros Unidos descarta que un proveedor se “robe” el segundo activo que Venezuela tiene en el exterior. “Por lo que hemos investigado, para que eso se dé, tendrían que estar de acuerdo la empresa proveedora con los tribunales y también con la superintendencia”, subrayan.

El grupo expuso en el escrito que debido a la emergencia generada por la imposibilidad de comprar materia prima, la compañía se vio obligada a firmar un acuerdo con la empresa Acepalma y el Grupo Daabon, pacto que la gerencia comunicó en su cuenta de Twitter el año pasado. Pero aclaran que ese contrato se desconoce.

“No se sabe nada de su contenido, ya que ni siquiera la comisión especial de la Asamblea Nacional de Venezuela pudo obtenerlo (…). Actualmente los términos de las compras a Acepalma se desconocen y no son llevadas a comité de suministros, como era antes. Los manejos de los precios en esta intermediación podrían ayudar a cosas extrañas, y los costos tienen que ser más superiores al tener un intermediario, lo que afecta la ganancia de la empresa”, refieren.

Explican que este último acuerdo les permite comprar materia prima y productos terminados con un intermediario, objetivo que asoman, quería lograr Rodriguez Laprea con los tres contratos anteriores.

En diciembre del año pasado, Monómeros Unidos cuestionó el balance del 2021 de la filial de Pequiven presentado por Rodríguez Laprea, quien celebró que la empresa había logrado el año pasado ventas que superaron el billón de pesos. El grupo acusó a Rodríguez Laprea de “manipular” información y añadió que el bajo desempeño de la compañía dio pie a que Supersociedades aumentara el control por considerar que la situación crítica de Monómeros -por los problemas de liquidez- aún persistía.

La Asamblea Nacional de Guaidó allana el camino para cambiar la junta directiva de Monómeros con el fin que el proceso de selección de sus miembros se rige por principios éticos y no intervenga el criterio político de los dirigentes opositores, como incluso lo recomendó la comisión especial que investigó la situación de Monómeros en el terreno. En paralelo, Monómeros apela a un mecanismo para saldar sus compromisos con los proveedores bajo el decreto 560 de 2020 con el acompañamiento de la Cámara de Comercio de Barranquilla. Pero todavía la gerencia no comunica cómo avanza este proceso.

El Pitazo nuevamente envió una solicitud de entrevista este miércoles, 12 de enero, al correo corporativo de Rodríguez Laprea para conocer su versión sobre los señalamientos del grupo de trabajadores. Pero, hasta la publicación de esta nota, no se recibió respuesta.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a