20.9 C
Caracas
jueves, 26 mayo, 2022

Testimonios ante la Cidh: “Que el asesinato de mi primo no quede impune»

Gerardo Paredes, primo de Wildermar Paredes asesinado en 2019 en Mérida durante un enfrentamiento en una estación de servicio en Mérida con funcionarios policiales, solicitó a la Cidh que se visibilice este caso que se haga justicia y el mundo sepa lo que ocurre en Venezuela

-

Cúcuta.-  El 8 de junio del año 2019 Gerardo Paredes Guillén fue víctima de una agresión por parte de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana –PNB- en la estación de servicio Los Llanitos de Tabay en el estado Mérida. Este jueves 6 de febrero de 2020 viajó a la ciudad de Cúcuta, Departamento Norte de Santander – Colombia a relatar lo que ocurrió en ese hecho en el que también fue asesinado su primo Wildermar Paredes. Exigió a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos –Cidh- que intervengan para que cese la impunidad.

Acompañado de representantes del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes –ULA- y otras víctimas del estado Mérida, Paredes acudió a la sede de la Defensoría del Pueblo en donde presentó su caso, posteriormente lo pudo exponer en una reunión realizada en horas de la tarde en donde estuvo presente la presidenta de la Cidh, Esperanza Arosemena.

Mostrando las heridas que quedaron en su cuerpo por impactos de bala de perdigón y bala de plomo, relató que tenían siete días en cola a las afueras de la estación de servicio esperando que llegara una gandola con gasolina para poder abastecer 40 litros. El combustible llegó, pero en un punto los efectivos policiales comunicaron que se había acabado, sin embargo, uno de los usuarios se percató de que seguían pasando vehículos y comenzaron los reclamos.

LEE TAMBIÉN

TESTIMONIO DE VÍCTIMAS ANTE LA CIDH QUE RETRATAN LA IMPUNIDAD EN VENEZUELA

“Uno de los muchachos se le atravesó a uno de los carros y un policía se sacó su arma de reglamento, se la pasó a un compañero y le dijo: sostenme aquí, si me pasa algo ya sabe cómo actuar y comenzó a quitarse su chaleco para darse golpes con los civiles. Ahí estaba el jefe de la comisión, me dirijo hacia él y le digo que es una falta de respeto, cómo va a permitir que los efectivos se caigan a golpes con los ciudadanos si están  para ordenar y evitar los problemas”, expresó.

Destacó que antes de retirarse, su primo Widelmar Paredes escupió a uno de los efectivos; en ese momento el jefe de comisión da la orden de reprimir. “Un efectivo me coloca una escopeta de perdigón en el rostro, subo mi brazo para cubrirme y me descargan el perdigón en el brazo, cuando volteo tenía otra escopeta en el rostro, con la mano me dio chance de bajarla y me  dispararon en el pecho, aquí me quedaron las cicatrices. Seguidamente me dieron en un costado, y me tiré al piso a rodar para evitar que me siguieran dando, me persiguieron y me siguieron disparando, no me mataron en el piso porque se les acabaron las municiones”, acotó.

Posteriormente el funcionario a quien habían escupido le disparó a su primo en el tórax, y él al intentar defenderlo también recibió un impacto de bala cerca de su ojo izquierdo, que le generó facturas faciales.

“Espero que estos testimonios sean llevados al mundo y que el mundo se dé cuenta de que en Venezuela los derechos humanos nos los están quitando. En mi caso particular los policías están en juicio, pero en realidad me están defendiendo fiscales que pertenecen al gobierno, quiero que no haya impunidad. La gente del Observatorio de la ULA del estado Mérida estaban defendiendo el caso de mi primo Widelmar y los retiraron del caso, quisimos aportar un abogado privado y tampoco me lo aceptaron”, acotó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a