Sukhoi Su-30 versus EP-3: la pelea aérea entre Venezuela y EE.UU. en seis claves

El incidente aéreo, protagonizado por un avión de combate Sukhoi Su-30 venezolano y una aeronave estadounidense de vigilancia Ep-3, echa más leña al fuego a la tirante relación entre Venezuela y Estados Unidos. Y es que la pelea aérea, que comenzó el viernes 19 de julio, no muestra señales de un pronto final

735

Caracas. Un nuevo incidente entre Venezuela y Estados Unidos, esta vez aéreo, aumenta las tensiones entre ambos países.

El Comando Sur de Estados Unidos denunció el domingo 21 de julio la agresión de un avión Sukhoi Su-30 venezolano a una aeronave estadounidense que, de manera rutinaria, realizaba “misiones de detección y vigilancia”  sobre el mar Caribe.

La denuncia fue la respuesta a la expulsión de una aeronave de inteligencia estadounidense EP-3 por parte del avión de combate venezolano el viernes 19 de julio.


LEE TAMBIÉN: 


COMANDO SUR DENUNCIA AGRESIÓN DE SUKHOI VENEZOLANO A AERONAVE ESTADOUNIDENSE

“¿Quién actúa de manera agresiva? ¿Las unidades que realizaron la asistencia o la aeronave que viola los convenios internacionales?. Cuando las autoridades de EEUU hablan de “agresividad”, demuestran su doble moral”, respondió la Fuerza Armada Nacional en su cuenta de Twitter el domingo 21 de julio.

Las siguientes son las seis claves de este incidente aéreo entre Venezuela y Estados Unidos.

1.- De la expulsión y la provocación

La Fuerza Armada Nacional dijo el viernes 19 de julio que interceptó y expulsó de su espacio aéreo a una aeronave de inteligencia estadounidense, y denunció una “franca provocación” y la violación de los tratados internacionales sobre soberanía.

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada venezolana indicó que la aeronave EP-3 expulsada “es un avión (…) de inteligencia y guerra electrónica, que utiliza equipos de última generación para incursionar e interferir sistemas de comunicaciones”.

2.- Del riesgo para la seguridad aérea

El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, indicó que la aeronave estadounidense incumplió los procedimientos establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci), “constituyéndose en un riesgo a la seguridad del tránsito aéreo”.

Mediante un comunicado publicado un día después del incidente aéreo, Padrino López relató que el EP-3 “ingresó a la región de Información de Vuelo de Maiquetía, controlada por Venezuela”

Añadió que la aeronave estadounidense no presentó plan de vuelo ni se reportó con los servicios de transporte aeronáutico.

3.- 76 eventos similares

En el comunicado, Vladimir Padrino López  afirmó que “este tipo de evento ha ocurrido en 76 oportunidades durante el año 2019″.

Añadió que el hecho constituye “una reiterativa y grave amenaza a la seguridad para la gran cantidad de aeronaves comerciales y de aviación general que transitan a diario, particularmente al norte de nuestra zona económica exclusiva y en la cual Venezuela es garante de la seguridad”.

4. De la agresión del Sukhoi Su-30

El domingo 21 de julio, dos días después del incidente aéreo, el Comando Sur denunció que un avión caza Sukhoi Su-30 venezolano “siguió agresivamente” a una aeronave estadounidense EP-3, a una distancia que puso en peligro a la tripulación y a la aeronave.

A través de un video colgado en su cuenta de Twitter, el Comando Sur mostró el vuelo del Sukhoi Su-30, en una acción que, indicó, “subraya la imprudencia y el comportamiento irresponsable de Maduro, que socava el Estado de derecho internacional y los esfuerzos internacionales para contrarrestar el tráfico ilícito”.

Afirmó que el EP-3 realizaba una misión multinacional en el espacio aéreo internacional sobre el mar Caribe.

5. Del apoyo militar ruso

El Comando Suragregó que la acción del Sukhoi Su-30 demuestra “el irresponsable apoyo militar de Rusia al régimen ilegítimo de Maduro”, en alusión al origen del avión de combate de fabricación rusa.

A los mensajes en Twitter, el Comando Sur añadió un comunicado en el que precisó que el EP-3 realizaba de manera rutinaria “misiones de detección y vigilancia” en la zona para garantizar la “seguridad y protección” de los ciudadanos estadounidenses y los de los socios de ese país.

Insistió en que el EP-3 estadounidense se adhirió en todo momento a las “normas y reglas internacionales“, mientras que el piloto de la aeronave venezolana actuó de una “manera poco profesional”.

6. De la advertencia de Marco Rubio

El senador estadounidense Marco Rubio echó más leña al fuego, al afirmar que “Venezuela solo tiene tres aviones de combate que pueden volar”.

“Si alguna vez dañaran algún avión de EE. UU. , pronto tendrán cero”, advirtió el domingo 21 de julio, a través de su cuenta de Twitter.

DÉJANOS TU COMENTARIO