PERFIL | Raúl Isaías Baduel: el compadre de Hugo Chávez que acabó en prisión

El general retirado fue uno de los fundadores del Movimiento Revolucionario Bolivariano 200 y rescató a Hugo Chávez del cautiverio en 2002, pero su posición en contra del líder fue suficiente para ser enviado tras las rejas donde pasó 10 de los últimos 12 años de su vida

1696

Caracas.– El general retirado Raúl Isaías Baduel, el hombre que como comandante del Batallón de Paracaidistas en Maracay inició el movimiento para liberar a Hugo Chávez en abril de 2002, murió este 12 de octubre bajo la custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Compadre del fallecido presidente Hugo Chávez (Raúl Emilio Baduel, preso en 2014 y excarcelado en 2018, era ahijado del barinés), estuvo 10 de los últimos 12 años de su vida preso. Enfermo, sin sentencia definida, degradado y destituido de la milicia, el también político que fue mano derecha del líder de la llamada revolución bolivariana falleció a los 66 años de edad.

Baduel no participó en el golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Tampoco en el del 27 de noviembre del mismo año. Pero su cercanía a Hugo Chávez lo llevó a convertirse en comandante general del Ejército, cargo que ocupó desde 2004 hasta 2006. También fue ministro de la Defensa desde 2006 hasta 2007, año de su retiro.

Muere el general Raúl Isaías Baduel bajo custodia del Sebin

Su posición en contra de la propuesta de reforma constitucional fue el punto que marcó la ruptura definitiva con el movimiento liderado por Chávez. Después de aquella derrota del chavismo en el referendo de 2007 y las críticas a la gestión presidencial -a la que acusó de ejercer un capitalismo de Estado-, en 2009 estaba tras las rejas bajo cargo de corrupción.

El militar que rescató a Chávez

Nacido el 6 de julio en Las Mercedes, estado Guárico, Baduel egresó de la Academia Militar como licenciado en Ciencias y Artes Militares en la promoción «General de Brigada Francisco Carabaño» de 1976. Ocupó el lugar número 11 entre los 84 graduandos. Era un lector acucioso. Fue crítico de los gobiernos de la llamada Cuarta República y en 1982 formó parte del grupo de militares que fundaron el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, junto con Chávez, Jesús Urdaneta y Felipe Antonio Acosta Carlés.

En medio del intento de golpe de Estado contra Chávez en abril 2002, Baduel dirigió la llamada «Operación: Restitución de la Dignidad Nacional» para detener el alzamiento y, posteriormente, rescatar al entonces presidente de su cautiverio. Recibió honores en la Asamblea Nacional y dos años más tarde ostentaba los más altos cargos de la milicia.

Su posición en contra de la reforma le hizo ganar enemigos y en 2008, un año después de su retiro, la Fiscalía le abrió un proceso por corrupción. El 2 de abril de 2009, Baduel fue detenido por la Dirección de Inteligencia Militar, hoy Dgcim, bajo un gran despliegue de efectivos. El 7 de mayo de 2010 fue condenado a ocho años de cárcel por apropiación indebida de 2 millones de bolívares y 3,9 millones de dólares durante su gestión como ministro de la Defensa.

«Me secuestraron. Iba en mi coche, con mi esposa, me cortaron el paso con varios vehículos. Bajaron de ellos varios hombres sin identificación y nos apuntaron a la cabeza, con las pistolas listas para disparar. Ante el riesgo, no opuse resistencia. Me presentaron ante el tribunal que decidió mi reclusión», destacó esta declaración el diario El País cuando fue detenido por primera vez.

Baduel salió bajo libertad condicional en 2015. Solo pasaron dos años hasta que lo enviaron nuevamente tras las rejas por, supuestamente, incumplir los parámetros de la libertad condicional, en enero de 2017. A pesar de que su condena finalizaba ese año, le imputaron nuevos delitos que lo mantuvieron bajo custodia de los cuerpos de seguridad del Estado.

De ser una de las personas de confianza de Chávez, un amigo cercano, Baduel sufrió la presión del sistema de Justicia creado por el chavismo. Pasó por la Cárcel Militar de Ramo Verde, en Los Teques; la denominada «Tumba», la temida celda ubicada en la sede del Sebin en Plaza Venezuela, donde pasan los presos políticos; y El Helicoide.

Durante las últimas semanas su hija, Andreína Baduel, denunciaba que lo habían sacado de la sede de Plaza Venezuela para llevarlo a El Helicoide. Exigía una «fe de vida». Eso fue el 29 de septiembre. Apenas 13 días después Tarek William Saab, fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente de 2018, informaba en su cuenta de Twitter que Raúl Isaías Baduel había muerto víctima del COVID-19. «Transmitimos nuestras #Condolencias a sus familiares y amigos #RIP», escribió.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.