Paraguaná esperó a Guaidó con las luces de los celulares en medio de un apagón

35

Punto Fijo.- María Irausquín fue una de los miles de paraguaneros que llegaron desde las 4:00 pm del domingo 14 de abril a la avenida Raúl Leoni de Punto Fijo para esperar a Juan Guaidó en la gira que inició por todo el país.

Vestidos de blanco, con banderas, pitos y pancartas, fueron llegando de todas las comunidades; unos a pie debido a la falta de transporte por ser domingo, mientras que camionetas y camiones llegaban full de personas de todas las edades para ver a Juan Guaidó.

Irausquín llegó arreglada a las 4:00 pm, pero a las 7:00 pm, en medio de la multitud que superó los números del cabildo abierto celebrado el pasado 23 de enero, gritaba con fervor «Libertad» a todo pulmón.

LEE TAMBIÉN: 

GUAIDÓ EXHORTA A MANTENER LA REBELDÍA EN MEDIO DE UN APAGÓN EN PARAGUANÁ

«Estoy aquí porque quiero que mis hijos regresen, que volvamos a ser una familia que se abraza y se besa. No quiero morirme sin verlos». Aseguró que la actividad le recordaba las primeras marchas a favor de Hugo Chávez, antes de convertirse en presidente.

Se fue la luz

Al caer las 6:00 pm la avenida Raúl Leoni quedó oscura, producto de un apagón que afectó el sector Casacoima. Desde entonces, una planta que alimentaba la tarima daba toda su energía para mantener las luces encendidas, mientras que de los edificios alumbraban las banderas con los teléfonos celulares.

La multitud no dejaba de cantar consignas y como oscureció a las 7:00 pm, al menos un 50 % de los presentes decidieron regresar a casa, mientras que la otra mitad esperaba impaciente a Guaidó.

La misma población se sumaba a cantar y bailar al ritmo de la banda venezolana Guaco, en aras de mantener los ánimos y evitar que la gente se cansara de esperar.

| Foto: Irene Revilla

Líderes políticos se acercaban a los micrófonos para decirle a la multitud que Juan Guaidó había sido detenido en una alcabala en la carretera nacional Falcón-Zulia, por donde regresaba acompañado de Juan Pablo Guanipa.

También los diputados a la Asamblea Nacional por el estado Falcón denunciaron que grupos de personas estaban volcando los famosos médanos del parque Médanos de Coro sobre la carretera para evitar que Guaidó llegara a Paraguaná, siendo esta la única vía de acceso terrestre.

La incertidumbre acompañó a los paraguaneros por dos horas más, cuando el diputado Luis Stefanelli dijo que ya había sido liberado y se esperaba que en una hora llegara al lugar. La gente aplaudía y esperaba.

Su entrada al lugar fue como en el resto del país, la gente lloraba al solo escuchar las cornetas de la camioneta, mientras su grupo pedía espacio para poder llegar a la tarima. Desde ese momento los celulares más nunca se volvieron a apagar, mientras grababan su llegada. Las linternas alumbraban los espacios; parecía una navidad muy decorada.

Guaidó bajó de la camioneta y dijo: «Nos metimos por una trocha que ni ellos conocen, pero la gente nos ayudó» y sonrió saludando eufóricamente al público presente cuando faltaban escasos minutos para las 10:00 pm.

Todos buscaban la manera de tener un selfie donde saliera Guaidó, una estrechada de mano o un saludo directo del líder político, que sorprendió a los paraguaneros cuando creían que ya no llegaría.

Con una voz bastante ronca, se dirigió a los paraguaneros y agradeció por acompañarlos en la ruta a la libertad. «Aquí estamos, sí se pudo. Sin electricidad, sin agua, sin gasolina, ni puerto libre; pero lo vamos a levantar, vamos a levantar ese punto Fijo y esa Paraguaná que todos queremos».

Dijo que sabe de la duda que embarga a los venezolanos: «Sabemos lo que han pensado; muchos de los nuestros se han tenido que ir. Todavía queda un país que recuperar. Cuando uno ve a Paraguaná sin luz, sin agua, sin gasolina, uno cree que llegó tarde. Viendo este acto de resistencia, de lucha, no me queda duda de que estamos a tiempo para luchar y sacar este país adelante. No cabe duda de que Venezuela vale la pena», dijo mientras un eufórico aplauso lo acompañaba en medio de la oscuridad.

Expresó que resignarse no está en los planes; mucho menos acostumbrarse. «El régimen ya no tiene a nadie; quebraron el país y el mundo no los reconoce. Estamos más fuertes, con esa fuerza y con esa convicción y no será la desesperanza y el desánimo lo que nos gane.

Para cerrar el acto, pidió jurar y juró con su mano derecha seguir trabajando hasta conquistar la libertad de Venezuela, siguiendo la ruta que inició el pasado 23 de enero a través del cese de  la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

Se robaron siete baterías de carros

No hubo presencia policial ni en el lugar ni en los alrededores. Una vez culminado el acto, pasadas las 10:00 pm, y cuando las personas se disponían a regresar a sus hogares, se registraron siete hurtos de baterías para carro, situación que hizo que en medio de la oscuridad muchos tuvieran que empujar sus vehículos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.