Oficialistas firmaron «por la paz» ante temor de intervención estadounidense

4

Puente Internacional Simón Bolívar.- «Detrás de la ayuda humanitaria vienen las bombas», alegó a El Pitazo Dionisio Torres, de 73 años, después de firmar una planilla «por la paz y en contra el injerencismo«, como repetían los presentes. Torres se encontraba a pocos metros del toldo que se improvisó en minutos para recibir a unas seis decenas de personas, él incluido, de localidades aledañas a la frontera con Colombia. Sonreía con la dentadura roída al afirmar que plasmar su firma serviría para «demostrar que no quería una invasión en el país«.

El discurso del septuagenario proveniente de Rubio, estado Táchira, era el mismo de los presentes que llegaron a la entrada del Puente Internacional Simón Bolívar al mediodía de este 8 de febrero. Las Unidades de Batalla Hugo Chávez (Ubch) los trasladaron y llegaron juntos con carteles que rezaban «Yankee go home» y «#Táchira firma por la paz», incluso con fotografías de Nicolás Maduro con la investidura presidencial. Apenas minutos antes, funcionarios del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) instalaron una mesa bajo un toldo y la cubrieron con una tela blanca y una bandera de Venezuela para recibirlos. Cuando acudieron al centro del paso fronterizo para fotografiarse, las personas que caminaban hacia Colombia y que regresaban a Venezuela gritaron «¡Fuera Maduro,coño de tu madre!».

Foto: Andrea Tosta

Ya dentro del toldo, coreaban entre aplausos «Venezuela libre» ante las dos tractomulas y ocho tractores con medicinas y alimentos que llegaron de Estados Unidos a Colombia el pasado jueves 7 febrero.

Lee también: Ayuda humanitaria es un show mediático para el oficialismo

Los presentes llenaban las hojas con su nombre, cédula, teléfono y firma. Lo hicieron en menos de una hora. Según Torres, las firmas se enviarían a la embajada de los Estados Unidos para hacer valer constancia de su postura. Ninguna de las autoridades presentes aclaró públicamente la finalidad de la actividad. Se encontraba el alcalde del municipio San Antonio del Táchira, William Gómez, quien aseguró a El Pitazo que «del lado venezolano, lo que querían era paz, no ninguna ayuda», pues la mejor ayuda al país era «levantar las sanciones económicas para que el Estado venezolano pueda hacer las compras y proveerse de los insumos que necesita el pueblo».

De acuerdo con Gómez, la firma «por la paz» era una demostración de que no se estaba auspiciando la guerra «con nadie». Apenas horas antes, el pasado 7 de febrero, el segundo del chavismo y presidente de la asamblea constituyente, Diosdado Cabello, apuntó que «se viene una guerra irregular» en caso de que soldados estadounidenses entraran a territorio venezolano, como justificación de la militarización del Puente Binacional de Tienditas. Nicolás Maduro, en entrevista con el periodista Jordi Évole, dijo sobre las decisiones del Presidente (E) y cabeza del Parlamento, Juan Guaidó, entre las que está la autorización de la ayuda humanitaria: «No voy a dar el brazo a torcer por cobardía frente a las presiones».

Pedro Chacón, de 62 años, confesó a El Pitazo que acata las directrices de Maduro. «Como patriotas tenemos que defender la patria, porque supuestamente vienen a invadirnos«, especuló. Al igual que la postura que comparten los funcionarios del oficialismo en Táchira, el habitante de Rubio aseguró no necesitar las medicinas ni alimentos que provienen de Estados Unidos, sino que «nos quiten el bloqueo».

Foto: Andrea Tosta

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO