Oficialismo podría regresar con 49 diputados a la Asamblea Nacional

43

Caracas.- “Mañana, el Bloque Parlamentario del Cambio, con los diputados y diputadas de los partidos de la alianza revolucionaria bolivariana, se reincorporan a la AN en desacato”, afirmó Nicolás Maduro el 23 de septiembre, una semana después de que su gobierno y cuatro partidos minoritarios acordaran el regreso “inmediato” de la bancada del Gran Polo Patriótico (GPP) como parte de un proceso de diálogo.

A pesar de que el 6 de diciembre de 2015 resultaron electos 55 diputados por esta alianza de partidos oficialistas, podrían reincorporarse 49 de ellos, de los cuales 20 son suplentes y, en algunos casos, también constituyentes.

Al menos cinco de la cifra total se han juramentado durante estos cuatro años y se han desligado del chavismo para incorporarse a partidos opositores o declararse independientes, como en el caso del diputado principal Eustoquio Contreras (C1-Guárico).

Desde abril de 2017, los diputados del GPP no pisan el hemiciclo de sesiones del Palacio Federal Legislativo.

El argumento es que la AN se encontraba en desacato por incorporar a los diputados de Amazonas, cuyas proclamaciones fueron suspendidas por el Tribunal Supremo de Justicia por una supuesta compra de votos registrada durante la elección.

Debido a ello, los parlamentarios abandonaron su función y pocos meses después instalaron de forma irregular una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que ha servido para restarle competencias al Poder Legislativo.


LEE TAMBIÉN: 

FRACCIÓN DEL POLO PATRIÓTICO VOLVERÁ A LA ASAMBLEA NACIONAL

Este martes 24 de septiembre se pudiera dar el regreso de la bancada oficialista. Sin embargo, al menos seis de los principales no podrán hacerlo porque han ocupado o aún ostentan un cargo ministerial, lo que automáticamente les hace perder su condición de diputado.

Es el caso de Jorge Pérez, viceministro de Comunidades Educativas del Ministerio de Educación; Luis Soteldo, viceministro de Tierras y presidente del Instituto Nacional de Tierras; Francisco Torrealba, quien fue ministro del Trabajo en 2017; Gilberto Pinto, que en 2016 fue nombrado ministro de Pesca y Acuicultura; Hugbel Roa, ministro de Educación Superior desde 2017 hasta 2019; y Róger Cordero, que ocupa la dirección del Ministerio de Hábitat y Vivienda en el estado Guárico.

Aloha Núñez, aunque es suplente de Omar Prieto, también pierde su condición porque es ministra de Pueblos Indígenas.

Otros seis fueron electos, también de forma irregular, como gobernadores en octubre de 2017; entre esos Héctor Rodríguez (Miranda), Víctor Clark (Falcón) y Carmen Meléndez (Lara).  

Entre principales y suplentes, hay nueve alcaldes: Loa Tamaronis (suplente de Pedro Carreño), Genkerve Tovar, Carlos Gamarra, Amado Heredia, Nancy Pérez (suplente de Asdrúbal Chávez), Nora Delgado, Iroschima Vásquez (suplente de Yolmar Gudiño), Gerson Vizcaíno y Keyrineth Fernández (suplente de Omar Prieto).


LEE TAMBIÉN: 

CLAVES | LO QUE DEBES SABER SOBRE EL DESACATO DE LA ASAMBLEA NACIONAL

Por otra parte, por lo menos seis parlamentarios han estado o se encuentran en otros cargos, como Roque Valero que preside el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, Naybeth Berríos que ocupa la dirección del Eje Maisanta de la Universidad Bolivariana de Venezuela o Calixto Ortega, que es magistrado del Tribunal Supremo de Justicia.

Ninguno de estos 28 diputados podría regresar a su lugar, de acuerdo con el artículo 191 de la Constitución, que establece que los diputados “no podrán aceptar cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales”.

Ahora bien, de los 49 que este martes pueden tomar su curul en el parlamento, 23 son constituyentes. Según el secretario general de Cambiemos, Timoteo Zambrano, quien también ocupa una curul y forma parte del sector que dialoga con el oficialismo, los constituyentes pueden regresar sin inconvenientes, debido a que “la Asamblea Nacional no reconoce a la Asamblea Nacional Constituyente”.

Sin embargo, Zambrano no precisó si estos mismos regresarían nuevamente al órgano que preside Diosdado Cabello, quien, por cierto, puede regresar como diputado.

La disidencia de Maduro

La bancada del Psuv ya no cuenta con el voto del circuito 5 de Miranda. Su diputada principal era Nora Delgado, alcaldesa del municipio Brion; desde enero de este año su lugar lo ocupa Arkiely Perfecto, exdirigente de Tupamaro y ahora del Movimiento por la Democracia e Inclusión.

Tampoco tiene el apoyo del principal Eustoquio Contreras, quien desde 2017 rompió relaciones con el Partido Socialista Unido de Venezuela.

Ni de Lucila Pacheco, que perteneció a Patria Para Todos hasta el año pasado y se juramentó para pasar a las filas de Voluntad Popular. Ella es la cuarta suplente en la lista que encabeza Omar Prieto, ahora gobernador del Zulia. Los tres primeros ocupan cargos públicos.

Algo similar ocurre con Ana Salas y Fernando Orozco. Salas es la segunda suplente de Carmen Meléndez, gobernadora de Lara. Se juramentó en agosto del año pasado y no regresó más sino hasta febrero de este año, según las listas de asistencias. Su voto sería para la oposición; no obstante, Willian Gil, del Polo Patriótico, también podría incorporarse.

Mientras que Orozco es el segundo suplente de la lista que lideraba el exministro Hugbel Roa. Se juramentó en mayo de este año y se desligó del chavismo. Sin embargo, por encima de él está el constituyente Gerardo Márquez, quien podría tomar el lugar de Roa.

En febrero de 2018 se juramentó Juan Arroyo, segundo suplente de la lista que inicia Pedro Carreño. Su voto iba a ser para la oposición, pues se declaró diputado disidente del Psuv, pero no regresó más a la AN.

En el caso de Hugo “el Pollo” Carvajal, quien se separó de la línea partidista de Maduro este 2019 y se encuentra en España, puede tomar el lugar su suplente Williams Benavides.

Las curules perdidas y en riesgo

Hasta el momento, el Polo Patriótico ha perdido dos curules. El C2-Lara, que ganó Germán Ferrer, a quien el gobierno le allanó la inmunidad parlamentaria en agosto de 2017. Su suplente, Andrés Álvarez, ocupa un cargo en la Superintendencia de Criptoactivos y actividades conexas, por lo que no puede sustituirlo.

La segunda es la de Elías Jaua, que representa el C6-Miranda. En 2017, Maduro lo nombró ministro de Educación y se separó del cargo. Su suplente es Gabriela Simoza, quien en diciembre de ese mismo año resultó electa alcaldesa del municipio Urdaneta.

Otras están en riesgo para el chavismo, y no porque sean diputados que se unirán a la oposición, sino porque no tendrían suplente. Es el caso de Genkerve Tovar (C6-Miranda), ahora alcalde del municipio Tomás Lander; solo estaría su suplente Jaime Ramón Rengifo. Así como en el del C1-Cojedes, que representaba Jorge Pérez, ahora viceministro; en su lugar quedaría Xavier Vega.

Lo mismo ocurre con el circuito 2 de Apure, cuyo principal es Gerson Vizcaíno, alcalde del municipio Biruaca, y ahora solo está Dairene Delgado; y con el voto lista del chavismo en Barinas, que lideraba Asdrúbal Chávez, expresidente de Citgo. Los dos primeros suplentes ocupan cargos públicos y solo quedaría Lida Silva, que no tiene quien la sustituya.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO