Noruega ofrece su experiencia para destrancar la crisis política venezolana

En Oslo están representantes de la oposición y el chavismo, al tiempo que en Caracas comenzaron a llegar las delegaciones del Grupo de Contacto para buscar, igualmente, soluciones

692
Crisis en Venezuela
La nación experta en conflictos dispuso de sus más altos representantes en la materia para abordar el tema de Venezuela. Foto: Archivo

Caracas.- La oposición y el chavismo vuelven a transitar un camino que recorrieron, sin éxito, en 2017: el acercamiento para buscar soluciones a la crisis política.

Desde el pasado lunes 13 de mayo, una representación de la oposición viajó a Oslo, Noruega, a petición del Grupo de Contacto. Igualmente hizo una comitiva en representación de Nicolás Maduro. Noruega se ofreció como parte mediadora por su experiencia en conflictos y dispuso de sus más altos representantes en la materia para abordar el tema de Venezuela.

El Pitazo pudo conocer que por la oposición asistieron cuatro representantes: el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González; el ex alcalde de Baruta Gerardo Blyde; el ex ministro Fernando Martínez Mottola y el empresario Octavio Lara (conocedor de temas estratégicos). Por el lado de Nicolás Maduro, fue él mismo el que confirmó que el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, estaba “en el exterior cumpliendo una misión muy importante”. A las pocas horas, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, apuntó que podían reunirse con quien fuera necesario en Noruega y que desde el chavismo no le tenían miedo a la palabra “diálogo”.

Es poco lo que se conoce sobre la agenda; sin embargo, trascendió que no ha habido encuentro entre las dos partes del conflicto, sino que se han definido, como primer paso, la metodología del encuentro, tal como ocurrió en 2017 en República Dominicana.

Todas las opciones, son todas las opciones

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ha sido enfático al decir que el camino a la solución a la crisis es: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, pero también al afirmar que todas las opciones están sobre la mesa, incluso aquella donde se tenga que tranzar con el chavismo o un sector de ellos.

No obstante, luego de la intentona fallida del 30 de abril, ha puesto de relieve al Grupo de Contacto. “Reiteramos: Grupo de Contacto, Canadá, Reino Unido, Noruega, Grupo de Lima, además de otras iniciativas, nos apoyan para lograr una solución a la crisis. Para los venezolanos la ruta es clara y la mantenemos: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”, escribió a través de su cuenta Twitter. Ya antes había anunciado que el Grupo de Contacto enviaría a Caracas a delegaciones de varios países. Las primeras delegaciones en llegar fueron España, Holanda y Uruguay.

Por su parte, este jueves 16, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba confirmó que el primer viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Marcelino Medina González, está en Noruega y fue recibido por la ministra de asuntos exteriores del reino de Noruega, Ine Eriksen Søreide. La Cancillería cubana resaltó el papel que ha tenido Noruega como garante en el proceso de paz de Colombia y con el desbloqueo de Estados Unidos a Cuba.

El antecedente

En 2017 la oposición tenía claro también lo que quería: elecciones con garantías, la apertura del canal humanitario, la liberación de los presos políticos, el respeto a la Asamblea Nacional y sus competencias; y el Gobierno, en ese momento, pedía levantamiento de las sanciones económicas por parte de Estados Unidos y respeto a la soberanía de Venezuela. Fueron representantes de casi todos los partidos que para ese momento integraban la Mesa de la Unidad Democrática, e incluso llevaron a Gustavo Velásquez, un experto en negociaciones.

Una fuente opositora que estuvo en República Dominicana, pero que prefirió resguardarse bajo anonimato, precisó a El Pitazo que en esta ocasión en que Noruega parece estar de garante, la oposición no pudiera llevar una propuesta novedosa. “Yo lo veo, quizás, como una insistencia y un requisito más que cumplir para las gestiones del Grupo de Contacto, pero en realidad ya se pasó por allí (acercamientos) y el chavismo no dio muestras reales de querer avanzar. Veremos qué sale de este nuevo intento”, puntualizó.

DÉJANOS TU COMENTARIO