Sin información oficial sobre apertura de canal humanitario en frontera con Brasil

meta_valxb

Puerto Ordaz. – Cuando faltan cinco días para la llegada de la ayuda humanitaria a Venezuela, anunciada por Juan Guaidó para el 23 de febrero, todavía no hay información oficial sobre cómo será la logística y los centros de acopio que funcionarán en Brasil, uno de los puntos fronterizos desde donde deberían arribar insumos internacionales al país.

El sábado 16 de febrero, Lester Toledo, coordinador internacional de la ayuda humanitaria que llegará a Venezuela, habló desde Cúcuta y reveló que los detalles sobre el centro de acopio de Brasil serían anunciados por las propias autoridades brasileñas este lunes 18 de febrero. La particularidad de la ayuda de Brasil es que será abastecida al 100% por el país carioca y no con insumos de Estados Unidos u otros países, como ocurre en Colombia.

Sin embargo, este lunes 18 de febrero no hubo anuncios y en el estado Bolívar reina la incertidumbre. La frontera con Brasil, ubicada en la carretera Troncal 10, en el poblado de Santa Elena de Uairén, permanece tranquila y abierta, sin contratiempos.

Olivia Lozano, diputada a la Asamblea Nacional (AN) y dirigente de Voluntad Popular en el estado Bolívar, ratificó que seguía el hermetismo de parte de las autoridades brasileñas sobre el centro de acopio, el procedimiento y las coordenadas. “Esperamos en las próximas horas tener información”, respondió en un contacto telefónico con El Pitazo.

En un reportaje publicado el 16 de febrero por el diario brasileño O Globo, titulado “La participación de Brasil en la apertura de canal de ayuda a Venezuela es incierta”, se informa que asuntos políticos internos del gobierno de Jair Bolsonaro habrían colocado las negociaciones sobre los centros de acopio en un segundo plano.

No hay certeza de la participación de Brasil en la apertura del canal humanitario para ayudar a los venezolanos, anunciada para el próximo día 23 de febrero por el autoproclamado presidente interino del país, Juan Guaidó. Los últimos días fueron de intensas reuniones en Brasilia, pero la realidad es que la instalación de centros de inventario de alimentos y medicamentos en la frontera brasileña, en Roraima, aún no ha salido del papel”, comienza el artículo.


LEE TAMBIÉN: 

TRUMP A LA FAN: «SI OPTAN POR APOYAR A MADURO VAN A PERDERLO TODO»

Menciona el papel de la embajadora de Venezuela en Brasil designada por Guaidó, María Teresa Belandria, quien ha sido la encargada de las negociaciones que piden al gobierno brasileño replicar el modelo de cooperación que se ha establecido en la frontera colombo-venezolana en la ciudad de Cúcuta, “y eso deberá, finalmente, suceder. Pero no en el plazo deseado por los opositores venezolanos”, señala la nota, y suma que “según un importante miembro del equipo de Guaidó, encargado de articular la ayuda, por ahora Brasil no está en la lista de apertura del canal humanitario; solo Colombia”.

Aunque todavía no hay fechas ni locaciones oficiales, el artículo reitera que Belandria ha pedido al gobierno brasileño que se abran dos centros de acopio en el estado de Roraima: uno en Boa Vista, que sirva de almacén, y otro en Pacaraima, ciudad fronteriza con Venezuela, que sirva para la distribución.

Coordinación de voluntariados

Lozano recordó que la distribución de los insumos que entren al país se hará a través de las ONG internacionales con experiencia en estos procesos que laboran en Venezuela, como Cáritas. “Estamos dispuestos a hacer todo lo necesario para hacer que esa ayuda humanitaria entre. La ayuda humanitaria entra sí o sí y estamos respaldando con movilización de calle el 23 de febrero”, reveló Lozano, al indicar que habrá protestas pacíficas en todos los municipios del estado Bolívar este sábado, en apoyo a la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela.

Cáritas en el estado Bolívar tampoco maneja información. Legna Bernal, directora ejecutiva de esta ONG en la entidad, respondió que todavía no han sido informados si tendrán que trasladarse a la frontera con Brasil, en Santa Elena de Uairén, al momento de la entrada de los insumos, o si estos serán trasladados a las sedes de Cáritas en Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar. “Esas directrices nos las darán desde Cáritas Venezuela a nivel nacional y todavía no sabemos nada. Esa misma duda la tenemos nosotros y hasta el momento seguimos esperando información”, precisó. Añadió que han tenido varias reuniones sobre el tema en los últimos días.

Este fin de semana hubo reuniones del Frente Amplio Venezuela Libre y otras coaliciones para sumar voluntarios que apoyen con la logística de la ayuda humanitaria, aunque todavía no están claros de cuándo ingresaría y cómo sería esa logística. El Frente Amplio sostuvo una asamblea en la Catedral Juan Pablo II el sábado 16 de febrero, en la que participaron 33 fundaciones y unas 500 personas que conformaron mesas de trabajo y comisiones divididas en cuatro ejes: instalaciones hospitalarias, programas de nutrición, suministro de medicinas y medicina general.

Las ONG se encuentran trabajando en conjunto con las parroquias de la iglesia católica para elaborar censos de pacientes en la ciudad que requieran medicamentos tanto para afecciones crónicas como agudas, de manera activa y directa, para estar preparados al momento de la confirmación de la entrada de la ayuda humanitaria al estado Bolívar.

La frontera entre Brasil y Venezuela es recóndita, ubicada en el municipio Gran Sabana, cuna de la selva venezolana. El único paso fronterizo legal es en la Troncal 10, también la única carretera disponible por vía terrestre para comunicar al sur de Venezuela con el resto del país. La frontera está ubicada a 590,5 kilómetros de Puerto Ordaz (9 horas de viaje), una de las principales ciudades del estado Bolívar, donde están ubicados los hospitales que atienden a gran parte de la entidad, a 708 kilómetros de Ciudad Bolívar y a 962 kilómetros de Barcelona, capital del estado Anzoátegui, uno de los estados que se beneficiaría de la ayuda humanitaria que entre por Brasil, prometida para el suroriente de Venezuela.

DÉJANOS TU COMENTARIO