24.6 C
Caracas
miércoles, 5 mayo, 2021

Militares y reservistas indígenas se sublevaron en la Gran Sabana

Los militares alzados del batallón 513 Mariano Montilla van camino de la frontera de Venezuela con Brasil y llamaron al "Ejército Libertador" a iniciar el cese de la usurpación. A través de una grabación a la que tuvo acceso El Pitazo, un hombre informa a un coronel que los militares alzados se llevaron 122 fusiles del fuerte de Luepa

-

Santa Elena de Uairèn. Militares del batallón 513 Mariano Montilla, apoyados por 30 indígenas reservistas del Ejército, se sublevaron la madrugada de este domingo 22 de diciembre y van camino de la frontera de Venezuela con Brasil.

Los oficiales tomaron como rehén al comandante de este fuerte, que está ubicado en Luepa, municipio Gran Sabana, el mismo lugar donde indígenas pemones denunciaron a inicios de este mes que rusos instalaron radares de última tecnología para presuntamente extraer minerales.

LEE TAMBIÉN

¿Qué buscan los rusos en la Gran Sabana?

Faltando cinco minutos para las 5:00 am, estos funcionarios asaltaron la estación policial de Kumarakapay. Se llevaron cinco pistolas y un chaleco antibalas.

«Hacemos un llamado al Ejército Libertador para que inicie el cese de la usurpación», fue el mensaje enviado por los militares sublevados a través de mensajes de texto y Whatsapp a compañeros de armas y a la población de la Gran Sabana.

A través de una grabación a la que tuvo acceso El Pitazo, un hombre que no se identifica confirma la sublevación a un coronel. Detalla además que los militares alzados se llevaron 122 fusiles del fuerte de Luepa. Simultáneamente, intentaron ingresar en el fuerte Roraima de Santa Elena de Uairén, pero se vieron obligados a retroceder, luego de activarse «el Plan de reacción».

El hombre agrega en el sonido que en la alcabala de la policía de San Francisco de Yuruaní desarmaron a los funcionarios y se llevaron cuatro pistolas. «Fueron unas personas identificadas como Dgcim«, añade.

Irrumpen a tiros

- Advertisement -

Civiles armados identificados como tupamaros irrumpieron a tiros en el fuerte de Luepa. Un soldado murió durante el enfrentamiento armado.

Tras los hechos, las autoridades civiles y militares del estado Bolívar permanecen reunidos para «coordinar un plan de búsqueda y acción en contra de los insurgentes que asaltaron Luepa», informan mediante grupos de Whatsapp de la gobernación.

El desconcierto reina entre los habitantes de la Gran Sabana. «Hay unos militares que cerraron algunas calles, y los vecinos tenemos miedo de salir. No sabemos qué está pasando ahora», dijo a El Pitazo un habitante de Santa Elena de Uairén, luego del alzamiento militar en Luepa.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado