Maduro se mostró satisfecho con la propuesta traída por Jorge Rodríguez desde Oslo

“Se han iniciado con buen pie las conversaciones para avanzar hacia acuerdos de paz, concordia, armonía y le pido el apoyo al pueblo”, expresó durante una marcha militar realizada en el estado Aragua

550
Foto: Prensa Presidencial

Nicolás Maduro dijo este viernes que hay “buenas noticias” con respecto al proceso exploratorio que inició esta semana el Gobierno de Noruega en Oslo con representantes de su gobierno, entre ellos Jorge Rodríguez, y la oposición para construir “acuerdos de paz” entre las partes.

“Regresa nuestra delegación de Noruega con buenas noticias, se han iniciado con buen pie las conversaciones para avanzar hacia acuerdos de paz, de concordia, de armonía” , expresó durante un acto de condecoraciones a militares en el estado Aragua.

El jueves, el líder opositor Juan Guaidó, proclamado presidente interino y reconocido por más de 50 naciones con Estados Unidos a la cabeza, anunció que tenía “enviados” en Noruega con el enfoque claro de cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. La cita con el anfitrión fue por separado, pues está en la fase exploratoria esta posibilidad, tal como se establece en el protocolo diplomático.

Con todo, Guaidó matizó en ese momento que no adelanta una “negociación” con Maduro, sino que atendió a la llamada del gobierno noruego en su “esfuerzo” por “una mediación que tiene meses”.

LEE TAMBIÉN


Nuncio Apostólico reiteró que Vaticano cree en el diálogo con agenda pero no diálogo sobre nada

Maduro agradeció al Gobierno de Noruega por recibir a la delegación chavista encabezada por el ministro para la Comunicación y la Información, Jorge Rodríguez, y al gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez.

Sin embargo evitó hacer más comentarios porque, según dijo, las partes se comprometieron a no dar mayores detalles del proceso. “Nosotros respetamos las reglas de juego”, añadió.

Ya entre los meses de septiembre de 2017 y enero de 2018, gobierno y oposición se habían sentado por segunda vez en una mesa de diálogos en República Dominicana, estimulada por el gobierno de esa isla del caribe. Las conversaciones no fueron fructíferas y el oficialismo terminó por adelantar y convocar a las elecciones presidenciales en mayo, comicios al que compareció casi en solitario y cuyos resultados no fueron reconocidos por buena parte de la comunidad internacional, solo los países aliados a Maduro dieron crédito a los resultados.

Previamente en diciembre de 2016, el Vaticano fue mediador de otro dialogo entre representantes del gobierno y delegados de la Mesa de la Unidad Democrática cuando esta pedía la convocatoria a un referéndum para Maduro. En ese momento Pietro cardenal Parolin, quien fue nuncio apostólico en Venezuela, envió una comunicación confidencial al Ejecutivo donde exigía el cumplimiento de los acuerdos a los que se habían llegado entre octubre y diciembre de ese año. Los esfuerzos de la experimentada diplomacia de la Santa Sede quedaron en la nada.

DÉJANOS TU COMENTARIO