20.2 C
Caracas
miércoles, 20 enero, 2021

Lo que usted no vio en la sesión de instalación de la Asamblea Nacional

Desde discusiones, peleas y patadas a puertas, incluyendo una parodia por parte de los diputados oficialistas. Hechos que ocurrieron en medio de la incomunicación que reinó este 5 de enero

-

Caracas.- Un trámite constitucional que suele ser un acto rápido de acaso sesenta minutos se convirtió en una jornada que se extendió casi 12 horas y que terminó con la existencia hoy de dos Asambleas Nacionales.

Una, constituida de forma irregular y desconocida por la mayoría de la oposición y buena parte de la comunidad internacional y otra, electa fuera de la sede del Parlamento.

La jornada incluso comenzó un día antes cuando, a través de un mensaje de WhatsApp, el Ministerio de Comunicación asumió las labores de acreditación a los medios. Y lo hizo con medios adscritos a ese ente, con lo cual muchos medios nacionales e internacionales quedaban fuera.

Una sesión que no fue sesión, en claves

  • La incomunicación fue clave. Y fue la reina del día. No solo los medios que lograron ingresar estaban sin señal para transmitir (solo VTV y Venevisión con microondas), sino que los mismos diputados no podían comunicarse entre ellos.

En el caso de los opositores, esto implicaba salir del Hemiciclo y tratar de llegar a una de las alcabalas donde estaban retenidos sus compañeros, entre ellos Juan Guaidó. Que se pudieran organizar costó que fueran designados algunos representantes para que entraran y salieran.

  • ¿Hubo quórum? La respuesta no es tan sencilla. Había, efectivamente, quórum para iniciar la sesión, pero esta nunca comenzó, puesto que el director de debate no estaba presente. Hablamos de Juan Guaidó. Por ende, la sesión no se constituyó de forma debida.

LEE TAMBIÉN

Guaidó: “Nos arriesgaremos otra vez, instalaremos el periodo desde el Palacio Federal”

  • Los diputados fueron pasando poco a poco las distintas alcabalas. Llegado un momento, la Guardia Nacional comenzó a dejarlos pasar uno a uno. Los opositores denunciaron una “operación morrocoy”.

- Advertisement -

Varios diputados conversaban con Francisco Torrealba para que intercediera. Este salió varias veces. Llegado un momento, a los diputados opositores que estaban en la última alcabala ya no se les recibía las credenciales y la Guardia había cerrado la lista que tenía en su poder.

  • Adentro, mientras en medio de la espera y ya pasadas las 11:00 am, los diputados oficialistas gritaban “que comience la sesión”. Después de gritar consignas, corear canciones y tomarse fotos, los diputados oficialistas y aquellos entre los presentes que habían perdido en el pasado reciente la diputación por asumir cargos públicos, comenzaron a simular la elección de una junta. A modo de “broma” nombraron a Oscar Figuera (Partido Comunista) como presidente “autoproclamado” del Parlamento mientras se reían. Todo ante la vista de los diplomáticos presentes.

LEE TAMBIÉN

Luis Parra asegura que estaban 150 diputados cuando lo eligieron presidente de la AN

Figuera pronunció un discurso y luego, en tono de chiste que no terminó siéndolo, advirtió que esa era una “junta de transición”, porque en breve designarían una nueva junta.

  • El cuerpo diplomático se paraba, se sentaba. Se reunía. Al anunciarase que Parra sería juramentado, se retiraron.

  • Desde temprano, algunos diputados como Luis Barragán denunciaron que en las alcabalas había una lista de diputados cuya inmunidad había sido allanada.

Así, cuando llegó el diputado Simón Calzadilla, le negaron el acceso. También ocurrió lo mismo con la diputada Nirma Guarulla, a quien incluso le quitaron la credencial. Uno de los momentos más tensos, entre varios, fue cuando surgió el rumor de que al diputado Gilberto Sojo podrían detenerlo. Es diputado suplente de Gaby Arellano y además tiene medidas cautelares. Desde ese momento, Guaidó no se le despegó.

  • Esos incidentes llevaron a Guaidó a no ingresar cuando la Guardia le dijo que lo hiciera, si el resto de los parlamentarios no pasaban. Hablamos de unos 20, al menos. Sin embargo, la Guardia nunca le solicitó la credencial ni le abrió la puerta de ingreso. Luego de eso, no se le permitió la entrada. Al contrario, fue reforzada la seguridad en el perímetro.

  • Adentro, y desde temprano, los diputados opositores relataban lo que han tenido que pasar los últimos meses. “No ha sido fácil”, comentaban algunos al contar que han sido amenazados de distintas maneras y sometidos a mucha presión por parte del gobierno de Maduro.

LEE TAMBIÉN

Nombramiento de Luis Parra se saltó siete artículos del Reglamento de la AN

  • En el Hemiciclo, los oficialistas estaban todos juntos. Reían y se burlaban mientras Torrealba corría de un lado a otro de la Asamblea.

El grupo de disidentes opositores estaba reunido en dos grupos. Poco interactuaban con el resto; solo cuando Loaiza fue increpado por los diputados Carlos Berrizbeitia y Juan Pablo Guanipa. Los saludos entre los opositores y opositores disidentes fueron escasos y bastante distantes.

  • La jornada del domingo 5 de enero no estuvo exenta de violencia. Mientras oficialistas y opositores disidentes subían a la tribuna se produjo un enfrentamiento entre los diputados José Brito y Marcos Bozo e intercambios de palabras entre otros.

  • También hubo violencia contra las instalaciones del parlamento. Un grupo de hombres acompañados por las diputadas Nosliw Rodríguez e Ileana Medina trataron de abrir, a patadas, el cuarto donde se controla el audio y video del Hemiciclo, mientras la diputada María Beatriz Martínez trataba de impedirlo.

  • Otro detalle que quizás usted no pudo ver fue cómo desde la bancada del Psuv le daban instrucciones a la tríada Parra-Duarte-Noriega. Francisco Torrealba le gritaba a Parra que permaneciera sentado y que llamara al secretario. Otros le consiguieron un megáfono para que pudiera hablar y cuando lograron hacerse del control del audio, le indicaban que ya tenía sonido y que podía hablar por los micrófonos.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | AN sesionó pese al asalto al parlamento

También le indicaban que sí había quórum para elegirlo y que tomara “de una vez” las oficinas de la directiva.

  • Lo que sí no vio, porque no ocurrió, es la votación cargo por cargo, como establece el Reglamento Interior y de Debates en su artículo 8.

  • Tampoco se vio, porque no ocurrió, la verificación de quórum.

  • Algo que llamó la atención es que la militarización era fuera y dentro del Palacio. Hombres encapuchados caminaban por los predios legislativos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado