Las mentiras de Maduro sobre el informe de Michelle Bachelet

El pasado 5 de julio fue leído el informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Venezuela. Desde entonces, los voceros del chavismo intentaron opacar los datos que develaban la vulnerabilidad a la que están expuestos los venezolanos

248
| Foto EFE

Caracas.- Luego de que la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentara el informe sobre Venezuela en el que develó las graves vulneraciones de derechos en el país, Nicolás Maduro en un intento por limpiar su imagen ante el mundo cuestionó en reiteradas ocasiones el documento. También lo hicieron sus voceros.

Este viernes, 12 de julio, las críticas llegaron al Consejo de DD. HH. de la ONU, en  una carta escrita por el propio Nicolás Maduro y dirigida a Michelle Bachelet. El embajador de Venezuela ante el organismo, Jorge Valero, fue el encargado de leer los extractos en el que se afirmó nuevamente que “Bachelet no escuchó a Venezuela” y que su informe está “plagado de mentiras”.

En un análisis hecho por el diario digital Tal Cual, se revisa “punto a punto” dichos cuestionamientos y queda claro que las acusaciones que apuntan a Bachelet son falsas o no dan cuenta de lo que realmente la vocera plasmó en el documento.

De los 70 comentarios emitidos por voceros chavistas, al menos, seis resultaron falsos, nueve son información dudosas y cuatro son afirmaciones ampliamente cuestionables desde que Maduro está en el poder.

Aquí presentamos algunos contrastes hechos por el diario Tal Cual:

Uno de los primeros señalamientos que se hizo desde el gobierno es que “el informe obvia mencionar que Venezuela destina, en promedio, el 75% del presupuesto a la inversión en el área social”.

El informe de Bachelet dice claramente que “el Gobierno afirmó que destina 75 por ciento de presupuesto anual a la inversión en el área social”.

Maduro también señaló que en el informe se “omite mencionar el magnicidio frustrado contra el presidente de la República del 4 de agosto de 2018, organizado por diputados de la Asamblea Nacional”, cuando realmente el informe indica que muchos de los diputados han sido procesados y “acusados de traición, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil y asociación, entre otros cargos, tras el 4 de agosto de 2018, cuando una tentativa de asesinato reportada en contra del Presidente de la República falló”.

Sobre las observaciones que Bachelet hizo a la violación del derecho a la salud y a la alimentación de los venezolanos, los voceros chavistas intentaron opacar la gravedad de esta realidad con “datos y estadísticas oficiales” que son completamente desconocidas por los organismos internacionales que velan por estos derechos inalienables.

Desde el Gobierno aseguraron que Bachelet pudo constatar la disponibilidad de alimentos en dos establecimientos que visitó.

Sin embargo, “esta cantidad no es una muestra representativa de la crisis alimentaria que sufren muchos venezolanos”, especialmente las poblaciones vulnerables, como niños y ancianos que han sido diagnosticados con desnutrición.

“La escasez creciente de alimentos y su precio cada vez más alto se han traducido en un número menor de comidas con menos valor nutricional y elevados índices de desnutrición “, relata el informe presentado ante la ONU.

Desde el chavismo también se insiste en que la crisis económica que hoy agobia a los venezolanos es consecuencia de las sanciones impuestas por los Estados Unidos (EE. UU.).

Sin embargo, Bachelet indicó que estas solo agravan aún más los efectos de la crisis que comenzó mucho antes con la caída de los ingresos de origen petrolero debido al desplome de la producción de crudo en los últimos años y al deterioro evidente de la principal industria del país, Pdvsa.

Lea la información completa aquí

DÉJANOS TU COMENTARIO