La marcha más grande de la historia se resumió en concentraciones este #1May

Al cumplirse dos horas del inicio de la jornada de protesta, los ciudadanos conocieron que no marcharían, como lo prometió Guaidó el 19 de abril

521
Foto: Francisco Touceiro

Caracas.- “Convocamos a todo el pueblo de Venezuela al próximo 1° de mayo, a la marcha más grande que va a haber en la historia, a exigir el cese definitivo de la usurpación”, expresó el presidente del Poder Legislativo, Juan Guaidó, el 19 de abril, en la plaza Bolívar de Chacao. Sin embargo, la seguridad de los ciudadanos fue el argumento del parlamentario para frenar una movilización hacia el oeste de Caracas, específicamente Miraflores.

Antes del alzamiento militar, registrado en la madrugada del 30 de abril, la oposición venezolana había dispuesto 18 puntos de concentración en Caracas para salir hacia un destino que definiría Guaidó y su equipo, que “informarían en su momento”.

Imágenes de María Jesús Vallejo, Francisco Touceiro, Anne Ortega, Luis Miguel Cáceres, Ronald Peña, César Batiz, Dinnelis Vásquez, El Estímulo, @Vferrari57, @Venepress, TVVenezuela

Luego del respaldo de un grupo de funcionarios de la Guardia Nacional (GN), que luego se refugió en embajadas, los ciudadanos tenían dudas sobre la convocatoria. Guaidó ratificó el llamado en horas de la noche, pero sin precisar si se trataría de una marcha, como lo había prometido.

A las 11:00 am de este 1° de mayo aún no había una ruta definida, manifestó un dirigente vecinal de Petare, quien se concentraba en Parque Cristal, donde la presencia ciudadana no era masiva. Muy cerca del líder se encontraba Angela Martorano, de 76 años de edad, quien permanecía sentada a la espera de que “le dijeran si había que marchar”.

Angela había interpretado que solo sería una concentración en cada punto, pero no temía dirigirse a Miraflores.

Más adelante, en la plaza Francia de Altamira, estaba Olga Hernández, quien no estaba segura si debía permanecer en el lugar o movilizarse hasta otro punto para escuchar lo que diría Guaidó sobre la “fase final del cese de la usurpación”. De hecho, comentó que la sublevación de un grupo reducido le generaba muchas dudas, pero prefirió no profundizar en el tema.

En cambio, la diputada Manuela Bolívar realzaba desde Santa Fe la decisión de los GN de rebelarse a las políticas de Nicolás Maduro. Justificaba la línea estratégica de continuar movilizados en la calle en la necesidad de persistir en la desobediencia. “Estas son las peores horas para el régimen”, subrayó.


LEE TAMBIÉN: 


GUAIDÓ SOBRE EL ALZAMIENTO MILITAR: “SABEMOS QUE NO FUE SUFICIENTE, PERO INSISTIREMOS”

Unos metros más delante del distribuidor de Santa Fe se encontraban policías nacionales, quienes impedían el tránsito de motocicletas, según argumentaron. Allí, la ciudadanía aprovechó para dirigirles algunos mensajes, bendecirlos y preguntarles si su situación económica era estable. Los funcionarios no respondían. Algunos sonreían y uno se atrevió a abrazar a una mujer de la tercera edad.

Kareli Arteaga, vecina de La Boyera, sostenía en sus manos una bandera de Venezuela. Nunca dejó de ondearla mientras le insistía al cuerpo policial que se sumara, que nada tenían que perder, pero sí rescatar. Se atrevió a señalar que son muchos los militares que apoyan el proceso que lidera Guaidó, pero por temor no se atreven a dar el paso; quizá por esa razón, según dijo, el alzamiento no fue masivo.

A las 12:00 pm continuaba el desconocimiento sobre la ruta a seguir en la jornada de protesta. 40 minutos después, Guaidó llegó a la avenida Francisco de Miranda, a la altura de El Marqués y confirmó que serían concentraciones.

Desde un camión con sonido, Guaidó anunció el inicio de paros escalonados en la administración pública y calificó de avance la incorporación de funcionarios a la Operación Libertad. Llamó a insistirles a los que aún no están convencidos de la ruta.  Ese era el primer punto que había visitado. Luego seguiría hacia Altamira, pero nunca llegó a pesar de que la convocatoria era una de las más grandes de Caracas. Mientras algunos lo esperaban, otros acompañaban a miembros de la resistencia que, con piedras, se enfrentaba a los perdigones y lacrimógenas que disparaba la GN desde la base aérea de La Carlota.

Casi dos horas después, Guaidó hizo otra aparición. Llegó al distribuidor Santa Fe y con un megáfono llamó a aumentar la organización.

Los ciudadanos que habían respondido a la convocatoria de Altamira se retiraron progresivamente. Xiomara Rojas llegó a las 10:00 am. Cumplía más de cinco horas en el sitio, sin comer ni ir al baño y con la amenaza de que los funcionarios policiales y militares de Maduro aparecieran en cualquier momento, como efectivamente ocurrió casi a las 4:00 pm.

El 10 de abril Guaidó recorrió Caricuao, San Martín, Bello Monte y Caurimare. En esta oportunidad, no tocó el oeste de Caracas por seguridad, aunque estaba previsto que acompañara a la ciudadanía que se concentró cerca de la iglesia La Chiquinquirá en La Florida.

Foto: Francisco Touceiro
Foto: Francisco Touceiro
Santa Fe - Concentración 1ero de mayo
Guaidó llegó casi a las 3:00 pm al Distribuidor de Santa Fe | Foto: Luis Miguel Cáceres
Foto: Francisco Touceiro
Altamira - Concentración 1ero de mayo
Foto: Luis Miguel Caceres
Altamira - Concentración 1ero de mayo
Foto: Luis Miguel Caceres
| Foto: Ronald E. Peña
Funcionarios de la PNB impedían el paso de motocicletas en el Distribuidor de Santa Fe| Foto: Ronald E. Peña
Ciudadanos preguntaban a los funcionarios si su condición económica les permitía vivir bien| Foto: Ronald E. Peña
Ciudadana ayudó a un funcionario a hidratarse mientras le pedía sumarse a la ruta de Guaidó| Foto: Ronald E. Peña

DÉJANOS TU COMENTARIO