25.3 C
Caracas
martes, 29 septiembre, 2020

Juan Guaidó despidió su gira en Barquisimeto entre abrazos y oraciones

-

Barquisimeto.- El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, culminó su gira por Barquisimeto este domingo 26 de mayo, con una concentración multitudinaria en la avenida Argimiro Bracamonte.

Más temprano asistió a misa en la iglesia Santa Rosa de Lima, hogar de la Divina Pastora, y al culto de la iglesia Las Buenas Nuevas, donde la congregación elevó una oración por Venezuela.

meta_value

Estaba en deuda con Barquisimeto”, dijo Guaidó. Llamó a los ciudadanos a no enredarse con la narrativa del gobierno de Nicolás Maduro, porque “está desmoronado y va a salir de una vez por todas”.

A propósito de las conversaciones con el gobierno de Noruega, reiteró que la agenda es clara y solo aceptarán elecciones dentro de la hoja de ruta ya conocida, después del cese de la usurpación y el gobierno de transición.

meta_value

La metodología -para unos eventuales comicios- la definirá la mediación de Noruega, explicó Guaidó.

Si llegamos a la elección es porque es realmente libre, porque hay una transición, porque cesó la usurpación, es porque es la ruta que hemos determinado en todo momento”, declaró ante miles de personas que coreaban “sí se puede”.

- Advertisement -

Aseguró que todas las opciones siguen sobre la mesa, al marcar distancia de los diálogos fracasados en años anteriores.

Los barquisimetanos encomendaron la hoja de ruta de Juan Guaidó, a Dios y la Divina Pastora desde la concentración. Foto: Liz Gascón

Según Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, ahora tienen las herramientas para alcanzar sus objetivos: movilización, respaldo de la comunidad internacional, dirigencia política, unidad, fuerza y poderosos aliados. No obstante, acotó que no hay soluciones mágicas.

La salida es urgente. El cambio es necesario porque hoy nos debatimos entre la vida y la muerte, entre la misma existencia de la República para poder ser venezolanos, humanos, felices”, agregó.

También condenó la muerte de Yeiderber Requena, niño de siete años que falleció la noche del sábado a la espera de un trasplante de médula ósea.

Requena es el tercer paciente oncológico que fallece en menos de un mes en el Hospital JM de los Ríos. “Esos niños fueron asesinados indirectamente”, denunció Guaidó. Anunció que harán lo posible por los 27 pacientes que requieren una intervención para salvar sus vidas.

Caso de Edgar Zambrano

Guaidó recordó a las víctimas de la represión y los presos políticos, grupo en el que se incluye el caso del diputado de la AN, Edgar Zambrano.

“Hoy está injustamente secuestrado nuestro primer vicepresidente del Parlamento nacional, que es de Lara además”, dijo el presidente de la AN.

Reiteró que Maduro hostiga y encarcela a todos los que luchan por sus derechos.

Rechazó el interminable asedio de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) en la urbanización Sucre de Barquisimeto, también las detenciones en las protestas diarias para exigir servicios básicos ante la escasez de gas, los apagones de siete horas y la falta de distribución de agua por tuberías.

A los larenses les agradeció su determinación en las calles para conquistar la libertad y la democracia, pese a los riesgos.

“No estamos solos, vean a su alrededor; y lo más importante, sin duda, Dios está con nosotros. La desesperanza va a acechar, la duda pudiera también llegar. Pero esto depende de cada uno de nosotros ¿Se van a dejar robar sus sueños?”, preguntó.

El presidente encargado Juan Guaidó visitó el pueblo de la Divina Pastora. Clamó por fortaleza y sabiduría desde el templo. Foto: Alba Árraez

Bendecido por Dios y la Divina Pastora

Guaidó elevó sus peticiones a la Divina Pastora en el templo Santa Rosa de Lima, antes de encontrarse con los barquisimetanos en la avenida Argimiro Bracamonte.

Guaidó junto al párroco de Santa Rosa en la misa dominical. Foto: Alba Árraez

En la misa clamó por sabiduría y recibió el abrazo de los devotos de la Iglesia Católica.

Luego asistió a un servicio en la iglesia Las Buenas Nuevas Multisede. El pastor Álvaro Rea lo invitó al púlpito para orar juntos por Venezuela y para que Dios traiga equilibrios en los poderes del Estado.

Desde la iglesia Las Buenas Nuevas el pastor Álvaro Rea y la congregación elevaron una oración por Juan Guaidó. Foto: Liz Gascón

“Trae auténtico equilibrio, autonomía y una saludable interdependencia en los poderes de nuestra nación con jueces que no acepten sobornos, con hombres de gobierno justos”, dijo el predicador.

Rea citó tres proverbios bíblicos sobre la justicia y el poder.

Guaidó se dirigió a la congregación en señal de agradecimiento: “Esta es una lucha entre el bien y el mal. El honor, la lealtad y lo que no se puede comprar con el dinero es lo que tiene más valor en estos días; el amor, la confianza, la dignidad. Con mucha fe tengo la certeza absoluta de que viviremos para levantar todo un país con solidaridad para que regrese nuestra familia”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado