20.6 C
Caracas
viernes, 27 noviembre, 2020

Jesuitas rechazaron declaraciones discriminatorias de Numa Molina sobre migrantes retornados

La Compañía de Jesús pidió a las autoridades nacionales evitar apelativos que promuevan "el rechazo y la violación de los derechos consagrados en la Constitución Nacional"

-

Caracas.- La Compañía de Jesús en Venezuela expresó su rechazo por los términos discriminatorios que voceros oficiales y seguidores del gobierno de Nicolás Maduro han usado para referirse a los venezolanos retornados al país por rutas irregulares, conocidas como «trochas».

En concreto, los jesuitas rechazaron, por medio de un comunicado, recientes declaraciones del sacerdote Numa Molina. “Los términos peyorativos utilizados por un religioso de esta Congregación (…) ofenden la dignidad humana de los hermanos venezolanos que regresan al país en condición irregular debido a los controles desmedidos impuestos por el Ejecutivo Nacional, incluso antes de la pandemia del COVID-19″, reza el texto suscrito por Rafael Garrido, provincial de la Compañía en el país.

LEE TAMBIÉN

MADURO ASEGURA QUE LOS TROCHEROS SON CULPABLES DEL REPUNTE DE COVID-19

«Un #TrocheroInfectado es un bioterrorista que te puede quitar la vida a ti y a tus seres más queridos«, escribió Numa Molina en mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El sacerdote agregó que los venezolanos que regresan son bienvenidos pero deben retornar por los pasos autorizados y someterse a la cuarentena.

Sin embargo, los jesuitas remarcaron que el comportamiento del religioso «no se corresponde con las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús», cuyo trabajo por los migrantes, refugiados y víctimas de trata de personas es reconocido en todo el mundo.

La Compañía de Jesús ratificó, a su vez, su compromiso, solidaridad y cercanía con las personas que buscan retornar al país, «así como con todo el país en medio de esta complicada situación en la que todos debemos sacar lo mejor de nosotros mismos para superarla».

- Advertisement -

Por esto, alertaron que las restricciones impuestas por el gobierno de Maduro para el ingreso de los connacionales propician que “las personas queden expuestas a mafias peligrosas que se lucran con el paso de las mismas en las fronteras”.

Además, pidieron a las autoridades nacionales evitar apelativos que «promueven el rechazo y la violación de los derechos consagrados en la Constitución Nacional y en el derecho internacional».

«Es un deber cristiano recibirlos, por lo que es importante que se pueda ofrecer un trato digno y adecuado a las circunstancias, pues son personas que vienen en condiciones de precariedad y vulnerabilidad agudizadas por la pandemia y los riesgos de contagio del covid-19», concluyen.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado