Habitantes de la Cota 905 se unieron a la concentración en apoyo a Juan Guaidó

47

Rosibel González. Caracas.– Desde distintos puntos de Caracas los habitantes de los sectores populares se unieron a la movilización convocada por Juan Guaidó. Los vecinos de la Cota 905 tomaron la vía de Puente Hierro y junto a residentes de esta zona caminaron hacia La Carlota.


A las 9:00 am, a la altura del Cubo Negro, que colinda con La Carlota, avenida Río de Janeiro, personas reportaron que funcionarios de la GNB dispararon perdigones, muchos de ellos quedaron como muestra en el suelo.


La arremetida castrense continuó hacia los lados del CCCT, sin embargo esta acción no detuvo la marcha con personas procedentes del municipio Baruta, Chacao, Sucre y Libertador.


LEE TAMBIÉN: 
FORO-PENAL-CONFIRMA-11-DETENCIONES-POR-LAS-PROTESTAS-DE-ESTE-30abr


No hubo actividad comercial, ni laboral, según se constató durante el recorrido matutino desde Catia y otros sectores como Santa Mónica, los Chaguaramos, Colinas de Bello Monte, Las Mercedes y Chuao, cuyos negocios y entidades bancarias bajaron sus santamarías. Tampoco hubo transporte público, ni actividades académicas.

A las 9:30 am y a través de las redes sociales, el metro de Caracas informó que «por razones de seguridad” no prestará servicio en sus tres líneas hasta nuevo aviso.


En Plaza Venezuela, unidades tácticas del Sebin acordonaron las vías de tránsito en las adyacencias al organismo.
La única vía de acceso a la Universidad Central de Venezuela, era la del Hospital Clínico Universitario.


Un contingente de la PNB de orden público se desplazaba por la avenida Los Estadios, mientras que en las afueras de El Bicentenario, tanquetas de la GNB se preparaban para salir, en horas de la mañana.

Movilizados desde el centro



La movilización de personas inició en la avenida Bolívar, Nuevo Circo, avenida México y esquina El Chorro con dirección a Miraflores. Entre tanto, madres aceleraban el paso con sus niños uniformados retornando a sus hogares.


En la parroquia 23 de Enero, las actividades comerciales se desarrollaron sin inconvenientes. El transporte público en esta zona funcionó con normalidad, en paradas que van a las zonas La Cañada, Monte Piedad, El Mirador, Zona E y F.


Motorizados «bolivarianos» dirigían a las personas con dirección a Miraflores, sin preguntar si eran simpatizantes o no del gobierno.
Otras personas, residenciadas en Vargas, realizaron extensas colas en la parada frente al liceo Fermín Toro, a la espera de unidades de transporte que los retornara a la entidad varguense.


A las 10:00 am, otro ambiente se presentaba en Carmelitas, donde los empleados públicos de Ministerio de Finanzas, Cancillería, Vicepresidencia, BCV, se apostaron en los espacios que dan entrada a los organismos estadales.


La orden era permanecer en las calles, luego del llamado del constituyentista Diosdado Cabello, «salir a las calles a defender el único gobierno legal y en defensa contra los ataques de la derecha, mandados desde el imperio».


«Así tengamos hambre, sed o lo que sea, el pueblo defenderá a Maduro», gritaron los simpatizantes del oficialismo en las inmediaciones del Palacio de Miraflores.


Lo que ellos llaman «concentración multitudinaria», solo representó una cuadra de Carmelitas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.