Guardia Nacional y colectivos armados asediaron a manifestantes en Lara, Falcón y Yaracuy

3

Habitantes de San Felipe publicaron un vídeo donde se observa a motorizados encapuchados y armados que roban a una mujer en plena avenida. De igual manera, denunciaron que estos grupos paramilitares asediaron las protestas que se escenificaron en Yaracuy, convocadas por el presidente interino Juan Guaidó.

«Los motorizados insultaban a la gente y trataban de buscar pelea a los jóvenes que decidieron salir a las calles para exigir el cese de la usurpación en el Palacio de Miraflores y el regreso de la democracia para el país», comentó Flor García, habitante del municipio San Felipe.

La Guardia Nacional y la Policía Regional de Yaracuy dispararon bombas lacrimógenas y perdigones, para dispersar las diferentes concentraciones realizadas el sábado 6 de abril.

Represión vs cacerolazos

En el este de Barquisimeto las concentraciones fueron concurridas. Foro: Keren Torres

La misma situación se repitió en Lara. Cuatro de las manifestaciones en respaldo a Juan Guaidó fueron dispersadas con bombas lacrimógenas y perdigones.

En la avenida Libertador con calle 54 y en la Catedral de Barquisimeto, así como en el Distribuidor Bellas Artes de Cabudare y en la urbanización Francisco Torres de Carora, contingentes de la Guardia Nacional y policías atacaron las concentraciones que se desarrollaban para dar inicio a la Operación Libertad.

Los ciudadanos respondieron con cacerolazos, consignas y quemas de cauchos.


LEE TAMBIÉN: 

ORIENTE RESTEADO: MANIFESTANTES EXIGEN LUZ Y CESE A LA USURPACIÓN

Dos horas antes de las protestas, hubo un despliegue inusual de tanquetas, ballenas y patrullas motorizadas de la Guardia Nacional, Policía de Lara y autobuses oficiales en las principales avenidas de Barquisimeto y Cabudare.

En la urbanización Sucre, asediada por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) días atrás, cambiaron a último momento el punto de encuentro por la llegada de antimotines militares y colectivos desde la noche anterior. Sin embargo, los reprimieron en la Catedral de Barquisimeto.

En la urbanización Obelisco, vecinos denunciaron que las bombas lacrimógenas y disparos fueron arrojadas por efectivos de la Policía municipal de Iribarren con indumentaria de la Guardia Nacional.

Salieron para exigir un cambio

Tan solo en el municipio Iribarren del estado Lara hubo más de 30 puntos de concentración. Foto: Keren Torres

El apagón y las fallas de telecomunicaciones no desmovilizaron a los vecinos del este de Barquisimeto que se apostaron en la avenida Lara y Leones con banderas de Venezuela y pancartas alusivas al colapso de los servicios básicos.

Laura Riccio alzó su voz porque anhela otro futuro para su hijo que ha perdido casi 30 días de clases y ha visto trastocada su rutina por los cortes eléctricos.

La familia Vásquez se paseó por varias de las concentraciones para exigir un cambio.

«Vimos la luz después de nueve días. Estamos agotados. No tenemos agua, tenemos que cargar tobos y estamos en condiciones insalubres por la falta de recolección de basura. Estamos completamente desasistidos, es un drama», contó Ilian Vásquez.

Para Ilian, en el país se libra una lucha contra la desinformación y la apatía. «Si no mostramos el descontento en la calle, atamos de manos a Guaidó», dijo.

Aunque participó en la protesta, no le quedó claro el objetivo de la Operación Libertad.

Un llamado a la unión

Familias completas, sacerdotes y dirigentes comunales estuvieron en las protestas convocadas por la oposición. Foto: Keren Torres

«Este gobierno ni da el peso, ni da la medida, ni da la talla. Yo creo que Dios está suscitando en la gente la unión suficiente como para que ya haya un cambio en el gobierno y por lo tanto en la recuperación del país», declaró el fray José Luis Uruñuela.

Señaló que el comunismo es ateo y contrario a los principios de los venezolanos que creen en Dios y la Virgen María.

La iglesia, reiteró, siempre estará del lado de las personas que reclaman sus derechos y la dignidad.


LEE TAMBIÉN: 

MARCHA CONVOCADA POR JUAN GUAIDÓ FUE REPRIMIDA EN OCUMARE DEL TUY

GN impide el paso en Punto Fijo

Las mujeres llevaron a los uniformados un mensaje de unirse al pueblo. Foto Irene Revilla

Tal y como estaba previsto, los habitantes de la Península de Paraguaná tomaron las calles para protestar contra los servicios públicos, principalmente el del agua que está dolarizado en la región y muy pocos tienen acceso cuando llega por tuberías.

Los paraguaneros salieron a apoyar a Juan Guaidó y su mandato de protestar en alguna oficina de los servicios básicos.

Se reunieron en el semáforo de la avenida Ollarvides, a la altura de la planta eléctrica y caminaron en aras de llegar al llenadero de agua potable Alí Primera, pero a pocos metros de llegar a su meta, comisiones de la Guardia Nacional hicieron un piquete que no les permitió avanzar.

Los manifestantes intentaron dialogar con los militares para que les permitieran el paso. Foto Irene Revilla

Esto fue suficiente motivo para que, entre los políticos, pasaran las mujeres y dijeran un gran discurso a los militares, para hacerles el llamado a sumarse por la Venezuela próspera que todos sueñan.

Unas con lágrimas en los ojos, otras con impotencia, otras con regaños a los uniformados, les hicieron saber el rol que deben cumplir para hacerle honor al juramento que hicieron de servirle a la patria.

Ante la amenaza de represión de los uniformados, los líderes de los partidos políticos de oposición decidieron invitar a los manifestantes a retroceder, para evitar confrontaciones.

Los uniformados se quedaron en los alrededores de la avenida. No hubo represión ni detenidos.

Militares frenan marcha

En los Tres Platos de Coro se reunieron las marchas y los manifestantes se dirigieron hasta la sede de Hidrofalcón y la Defensoría del Pueblo. Foto Adriana Pérez Gilson

A las 10:45 de la mañana partió la marcha en Coro, capital del estado Falcón, y recorrió varios sectores de la ciudad hasta llegar al popular sector Los Tres Platos donde se unió a la concentración que había llegado desde la iglesia Santísima Trinidad.

Al grito de consignas en contra de Maduro y en reconocimiento a la ruta marcada por Juan Guaidó, la protesta se centró en el colapso de los servicios públicos, especialmente el acceso al agua potable y la energía eléctrica, que en la región son asuntos pendientes desde hace años.

El dirigente de Primero Justicia José Poza, a cargo de la conducción del evento, expresó: “Esta y todas las veces saldremos a la calle con todo el ímpetu necesario para reclamar el derecho principal a tener calidad de vida, a descargar la frustración de vivir en un país sin servicios públicos (…) Venezuela merece desarrollo y progreso, y que este gobierno les ha negado a sus ciudadanos”.

Dirigentes políticos estuvieron al frente del piquete para evitar confrontaciones. Los funcionarios no permitieron el paso hacia la Defensoría del Pueblo Foto Adriana Pérez Gilson

Los diputados Julio César Moreno, Ricardo Aponte y Eliezer Sirit, dirigentes del Frente Amplio como Romer Areche y miembros de la sociedad civil encabezaron la marcha que tenía con objetivo la sede de Hidrofalcón y posteriormente la entrega de un documento a la Defensoría del Pueblo, en reclamo a la deficiencia de los servicios públicos.

No obstante, un piquete mixto entre funcionarios de la Guardia Nacional y la policía estadal al mando del secretario estadal de seguridad, Oswaldo Rodríguez León, impidió este objetivo.

Los dirigentes políticos se acercaron hasta la entrada de la Defensoría, donde el titular de esa institución recibió el documento. Tras entonar el Himno Nacional y para evitar posible represión, los dirigentes hicieron un llamado a dispersar la concentración y evitar provocaciones con los organismos de seguridad.


LEE TAMBIÉN: 

ESTAS SON LAS IMÁGENES AÉREAS DE LA MARCHA CONVOCADA POR GUAIDÓ ESTE #6ABR

Con información de Keren Torres, Adriana Pérez Gilson, Johana Prieto, Irene Revilla y Liz Gascón

DÉJANOS TU COMENTARIO