22.2 C
Caracas
viernes, 18 septiembre, 2020

Guaidó renovó apoyo internacional con su gira por América y Europa

El presidente interino de Venezuela y jefe de la Asamblea Nacional regresa al país luego de emprender una gira de 23 días por Latinoamérica, Europa, Canadá y Estados Unidos. Su participación en el Foro de Davos, Suiza, y su encuentro con el presidente Donald Trump, entre los puntos cumbres de su agenda

-

Caracas.- Su viaje sorprendió a sus adversarios políticos, pero también a miembros de su entorno.

El 19 de enero de 2020, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, comenzó una gira internacional, dos semanas después de que la Asamblea Nacional (AN) que encabeza fuera objeto de asedios militares y de civiles armados adeptos al chavismo.

En menos de un año, el líder opositor desafió por segunda vez una restricción judicial para viajar de forma discreta hacia Colombia, un trayecto que lo llevaría a participar en un foro internacional en Davos, Suiza, y, posteriormente, a reunirse con dignatarios en Bélgica, Reino Unido, Francia, España, Canadá y Estados Unidos.

En febrero de 2019 cruzó la frontera para liderar desde Cúcuta un fallido intento por ingresar a Venezuela con una caravana de ayuda humanitaria. En esta oportunidad, Guaidó adelantó su travesía para ratificar apoyos a favor de desbancar a Nicolás Maduro del poder, pero también para reencontrarse con parte de los diáspora venezolana que emigró como consecuencia de la crisis social y económica nacional.

Ahora con su regreso al país crece la tensión ante la posibilidad de que sea detenido por fuerzas de seguridad leales a Maduro, pese a que representantes del Gobierno han negado que sean tomadas acciones inmediatas contra Guaidó.

LEE TAMBIÉN

guaidó retorna de una intensa gira para presionar salida de maduro

En Venezuela, el conflicto político escaló el pasado 5 de enero luego de que un grupo de diputados chavistas y opositores disidentes, encabezados por Luis Parra, eligieran irregularmente una junta directiva sin participación de la mayoría parlamentaria de la oposición.

- Advertisement -

La iniciativa recibió la condena de la comunidad internacional, incluidos gobiernos cercanos a Maduro como los de Argentina, México y Uruguay.

Ese mismo día, el bloque opositor juramentó a Guaidó para un segundo periodo al frente del Parlamento, en una sesión pública realizada en la sede del diario El Nacional, en Caracas. Su reelección legislativa también le valió para continuar al frente del Ejecutivo interino venezolano, una posición que asumió el 23 de enero de 2019 y por la que el gobierno de Maduro lo acusa de promover un golpe de Estado.

Los países que visitó

Impedido de hacer uso de los espacios del Palacio Legislativo por orden militar, Guaidó emprendió su gira el 19 de enero con una primera parada en Bogotá, Colombia. Allí se reunió con el presidente de ese país, Iván Duque, quien lo recibió con honores en la Casa de Nariño para ratificar su apoyo al rescate de la democracia en Venezuela.

En la capital colombiana también se encontró con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, mientras participaba en la Conferencia Ministerial Hemisférica contra el Terrorismo. Durante la cita, el funcionario estadounidense prometió que su gobierno tomaría “más acciones para seguir apoyando al presidente Guaidó y al pueblo venezolano”.

Guaidó participó en la Conferencia Ministerial Hemisférica contra el Terrorismo en Bogotá, Colombia / Foto: EFE

El debate de la cumbre en Bogotá se centró en las amenazas a la región del grupo guerrillero ELN y la presunta presencia de miembros de Hezbollah en Venezuela. Al evento asistieron ministros y representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Uruguay y Venezuela, así como observadores de España e Israel.

Periplo europeo

La gira continuó en Europa, específicamente en Londres, donde mantuvo encuentros con el primer ministro británico, Boris Johnson, en Down Street. Posteriormente, haría lo propio con el canciller británico, Dominic Raab. Reino Unido es uno de los 25 países de la Unión Europea que reconocen a Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Durante su paso por el Viejo Continente, el político venezolano también estuvo en Bruselas, donde se reunió con varios miembros de los grupos políticos de la Eurocámara y los vicepresidentes de la Comisión Europea. Además, tuvo un encuentro con el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, quien abogó por una solución “pacífica y democrática” de la crisis venezolana. Mientras tanto, Guaidó pidió al organismo comunitario mayor apoyo para seguir con las sanciones para arrinconar a Nicolás Maduro

El 23 de enero, coincidiendo con el primer aniversario de su juramentación presidencial, Guaidó llegó a Davos.

LEE TAMBIÉN

PRIMER AÑO DE GUAIDÓ: UNA PRESIDENCIA ENCARGADA MARCADA POR LUCES Y SOMBRAS

El diputado opositor arribó a la ciudad del oeste de Suiza para unirse a la 50° reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). Allí pidió a la comunidad internacional mayor respaldo para concretar un cambio político en Venezuela y regresar a la democracia.

La acción significó el retornó de Venezuela a esta cumbre después de 28 años.

«Ustedes se reúnen aquí cada año precisamente para pensar en el futuro y en las acciones que debemos tomar para mejorar el mundo y ayudar a la dignidad humana. Por eso estoy aquí hoy, para que ninguno de ustedes deje fuera a Venezuela. Estamos construyendo un futuro juntos. Sus países, junto con el mío, pueden hacer la diferencia y ayudarnos a crear un mejor futuro; ese futuro del que carecen los venezolanos», expresó Guaidó en su intervención.

El presidente interino Juan Guaidó expuso la crisis venezolana ante el Foro Económico Mundial de Davos / Foto: EFE

En su paso por Davos, el presidente interino también denunció las maniobras del gobierno de Maduro para bloquear el acceso a diputados al Parlamento, al tiempo que hizo un llamado para detener el comercio ilegal de oro, así como minerales que son extraídos en el Arco Minero del Orinoco.

Su agenda incluyó encuentros con la canciller alemana Angela Merkel; el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte; el secretario de Comercio de EE. UU., Wilbur Ross; e incluso con Ivanka Trump, hija y asesora del presidente estadounidense, Donald Trump.

El 24 de enero, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibió en el Palacio del Elíseo al líder venezolano la víspera de su llegada a Madrid. El encuentro, que duró cerca de una hora, fue muy discreto y estuvo precedido de una junta con el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.

El cierre europeo en España

La última parada europea fue España. El paso de Guaidó por la nación ibérica fue de los más polémicos a raíz de la decisión del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez -hasta ahora aliado a la oposición- de no recibir al presidente interino venezolano.

Al final, le correspondió a la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya, acoger al opositor venezolano.

LEE TAMBIÉN

CRÓNICA | GUAIDÓ RECIBE LAS LLAVES DE MADRID Y DEJA A PEDRO SÁNCHEZ EN UN DILEMA

Pese al desplante de Sánchez, la funcionaria le trasladó a Guaidó el «pleno respaldo del Gobierno español» y el «deseo» del Ejecutivo de contribuir a que se convoquen en Venezuela elecciones presidenciales “con garantías” democráticas, informó entonces la cancillería española en un comunicado.

En Madrid, Guaidó fue recibido por las autoridades municipales y regionales con honores de jefe de Estado. El alcalde de la capital española, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, le entregaron el 25 de enero las Llaves de Oro de la capital al jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Más tarde ese día, el líder opositor celebró un acto masivo contra el gobierno de Nicolás Maduro en la Puerta del Sol de Madrid, que concentró a miles de migrantes venezolanos.

De vuelta al continente americano

Después de su gira en el viejo continente, Guaidó llegó el 27 de enero a Canadá para reunirse con el primer ministro, Justin Trudeau, y con el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, quienes le ratificaron su reconocimiento como presidente interino de Venezuela.

Pero una declaración de Guaidó en la que señaló como “positivos” los contactos que Canadá mantiene con Cuba para resolver la crisis venezolana generó críticas en sectores de la oposición venezolana en Miami y se convirtió en un lastre para sus aspiraciones de recabar la mayor cantidad de respaldo.

“El régimen cubano también es responsable de la crisis en Venezuela. Hemos denunciado su injerencia permanente en el Estado y la Fuerza Armada venezolana”, dijo horas después en un intento por atajar las críticas.

En Miami, donde vive un alto número de los venezolanos, Guaidó realizó un acto multitudinario en el que prometió que “va a echar el resto” para que su país vuelva a ser libre y democrático.

Espaldarazo de Trump

Pero el punto cumbre del viaje se dio en Washington. Cuando se creía que no ocurriría la ansiada foto con Donald Trump, el presidente estadounidense dio un giro a los eventos al invitar a Guaidó a su discurso del Estado de la Unión ante el Congreso estadounidense, el pasado 4 de febrero.

La imagen de los principales representantes de los partidos Demócrata y Republicano que ovacionaron de pie al jefe de la Asamblea Nacional venezolana reimpulsó la gira de Guaidó, que parecía finalizar como inició: sin mucha estridencia.

El líder opositor recibió el aplauso unánime de los principales líderes del Congreso de EE. UU., una demostración de que el establishment -como le llaman a la clase política en ese país- abraza en sintonía su movimiento.

También sostuvo una “muy productiva” reunión con Trump en la Casa Blanca, aunque no se conoció el grueso de los detalles de este encuentro.

LEE TAMBIÉN

GUAIDÓ RATIFICÓ ALIANZA CONTRA TERRORISMO Y NARCOTRÁFICO AL REUNIRSE CON TRUMP

Se reunió, además, con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la demócrata de mayor rango en Washington, y de nuevo con Pompeo.

También tuvo ocasión de reunirse con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, así como con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y representantes de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Guaidó arribó este martes 11 de febrero al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, estado Vargas, en el vuelo ATP173, procedente de Lisboa (Portugal), en medio de hostigamientos por parte de seguidores chavistas en el terminal aéreo.

Su regreso se produce en el marco de un esfuerzo opositor por reactivar las movilizaciones ciudadanas para presionar al régimen socialista, apalancado en el éxito de la gira presidencial.

“Yo asumo mi rol y mi responsabilidad, con todos los riesgos que eso implica”, expuso en un video publicado el lunes 10 de febrero en redes sociales.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado